Archivo de la categoría: Uncategorized

Miguel Henández. El mundo es como aparece

El mundo es como aparece
ante mis cinco sentidos,
y ante los tuyos que son
las orillas de los míos.
El mundo de los demás
no es el nuestro: no es el mismo.
Lecho de agua que soy,
tú, los dos, somos el río
donde cuando más profundo
se ve más despacio y límpido.
Imágenes de la vida:
a la vez que recibimos,
nos reciben entregadas
más unidamente a un ritmo.
Pero las cosas se forman
con nuestros propios delirios.
El aire tiene el tamaño
del corazón que respiro
y el sol es como la luz
con que yo le desafío.
Ciegos para los demás,
oscuros, siempre remisos,
miramos siempre hacia adentro,
vemos desde lo más íntimo.
Trabajo y amor me cuesta
conmigo así, ver contigo;
aparecer, como el agua
con la arena, siempre unidos.
Nadie me verá del todo
ni es nadie como lo miro.
Somos algo más que vemos,
algo menos que inquirimos.
Algún suceso de todos
pasa desapercibido.
Nadie nos ha visto. A nadie
ciegos de ver, hemos visto.
(Cancionero y romancero de ausencias)

Mi gran cena griega

Siempre he creído que la gastronomía es cultura. Conocer la cocina de un país nos dice mucho de su gente, de su territorio, de su tradiciones…
Así que cada país que visitamos significa agregar nuevas recetas a nuestra casa.
Por lo tanto volver de Grecia y no preparar una cena con la variedad de delicias que probamos era algo impensable. Máxime cuando los principales ingredientes desbordan mi huerta éste año.
Así fue que preparé, Tzatziki(crema de pepino y yogurt), Melitzanosalata (crema de berenjena asada),Taramotzalata (crema de huevas de bacalao),Kolokizokeftedes (buñuelos de calabacín), Souvlakis (brochetas de pollo) y por supuesto ensalada griega.
Lo cierto es que la mayoría de los platos que preparé se prestan muy bien para una comida o cena informal, donde colocas todo en cuencos y bandejas en una mesa y cada quien se sirve. Algo que es divertido y quita mucho trabajo a la cocinera 🙂
Hay que tener en cuenta que las cantidades que digo en las recetas fueron para 10 personas.
Otra cosa a tener en cuenta es que casi todos los platos requieren un tiempo de nevera para macerar, así que lo mejor es preparar todo el día antes o por la mañana temprano.

Pienso que el tzatziki es algo que todo el mundo sabe preparar, básicamente es rallar un pepino, agregar yogurt griego, un diente de ajo, menta, zumo de limón y un chorrito de aceite. Se deja unas horas en la nevera y se sirve con sésamo por encima. No hay misterio 🙂

Melitzanosalata.
Ingredientes

4 berenjenas, 250g de queso feta, un diente de ajo picado, el zumo de 1 limón, dos rodajas de miga de pan mojada en agua, 50g de almendras picadas, aceite de oliva virgen extra, pimienta negra y sal.
Elaboración

Se asan las berenjenas. Yo las hice a la parrilla y cogen un punto ahumado estupendo, pero vale al horno.
Se retira la pulpa del interior y se coloca en un cuenco.
Se agrega el pan, las almendras, sal y pimienta.
Si te gusta un textura gruesa, trabajas todo con un tenedor, yo preferí pasarlo por la batidora.
Se agrega aceite de oliva hasta el punto deseado. Es cosa de ir probando si quieres más denso o menos.
Yo usé 100 ml.
Por último se agrega el zumo de limón y se deja en la nevera unas cuantas horas, para que los sabores se potencien.
Se decora con olivas negras y se sirve con pan de pita u otros picatostes.

Taramotzalata

Pastaflora

-Abuela me duele la panza.
-¿Te preparo un té de marcela?
-Mejor una pastaflora
-Flora es tu tía, la torta es pas-ta-fro-la.
-Pues de esa, dos una para ahora y otra para llevarme a casa.
Luego venía el momento de coger tenedor y en un plato de peltre amarillo con cachones negros en un lado, entrar a pisar con fuerza el dulce de membrillo.
El agua tibia ayudaba, pero era inevitable algun goterón de dulce que se limpiaba rápido pasando el dedo por la mancha y el dedo por la lengua. No quedaban pruebas del delito.
Mientras mi abuela iba a por el tarro de mantequilla casera, los limones y la harina.
Esa mezcla de blancos y amarillos eran el complemento ideal para el rojo del membrillo.
En un cuenco volvíamos migas la mantequilla. 
Aun hoy cuando quiero escribir y no me sale, me froto un dedo contra otro, imaginando la sensación aterciopelada de la harina abrazando la manteca dorada.
Esas bolitas blancas y tibias que como por arte de bilibirloque, se volvían una masa suave y aterciopelada.
Luego los bastoncitos de masa que había que estirar con maestría para que tuvieran el largo de la tartera.Todo un desafío, una muestra de control de fuerzas en la palma de la mano.
Finalmente hacer la rejilla de masa sobre el membrillo que ya dormía en la tartera.
Mi abuela hacía trencitas con las tiras y a veces cuando sobraba masa, o le hacía una flor en el medio o me hacía un bollito que metía en un lateral del horno y que por su tamaño se hacía antes y por suerte podía comer primero. 
Eso si, nada de agua fría después de comerlo, que sino, «se te hacía una piedra en el estómago».
La tarta se pintaba con huevo y luego desaparecía en ese mágico invento de calor que daba vida a cualquier cosa que saliera de la cocina.
Cuando llegó el adelanto de un horno con cristal en la puerta, me sentaba enfrente para mirar como la masa que estaba escondida, emergía lentamente.
Pero mientras hubo horno de leña, con la puerta cerrada a cal y canto la espera pasaba por otros sentidos.
La información era más verídica.
El aroma dibujaba en el aire mi ansia.
Primero era el azúcar que se derretía grano a grano, luego la masa que se llenaba de burbujas de aire que estallaban modestamente soltando globos sondas de olor a pan caliente y finalmente, la sirena de “está listo” la daba el olor a membrillo caliente.
Sobre la pala de madera emergía el regalo, la curación para mi «dolor de barriga».
Remedio que seguí usando incluso después de saber que todo era un cuento de mi tío Pocho, que adoraba la pastafrola y que usaba mi poder sobre la abuela, para tenerla a la tarde acompañando el mate.
Un día paseando por Sicilia, me la encontré en varias pastelerías. Las probé todas. Estaban deliciosas. Pero como aquellas de aquel rincón de infancia…ninguna.
Cómo soy de las que creo que uno se puede reencontrar con lo bueno de la vida, cuando me duele la tripa, me preparo una «pastaflora» que fue como se le dijo siempre en mi casa y me la como a la salud de mi tío y a la memoria de mi abuela.

Buñuelos

De pequeña era un poco ñanga para comer.
Solía inventar mil excusas para solo reclamar polenta con queso, milanesas, pastaflora o arroz con leche, que todo hay que decir, era la gloria bendita de mi casa.
Pero si había algo que me ponía creativa a la hora de inventar arrechuchos era con los buñuelos de acelga. O de pobre como les decía mi madre.
Bastaba con ver a Beatricita abrazada a un ramillete verde que ya me dolía un diente, me esperaba un marciano en el níspero o la abuela Rosa me estaba llamando con esa voz que solo yo escuchaba.
Lo cierto es que luego los comía bien, y hasta me gustaban, pero a priori y supongo que con ésta manía mía de oponerme porque sí a ciertas cosas, armaba un buen berrinche.
La técnica pedagógica infalible de mi madre se resumía en:
– No quieres caldo? dos tazas! Llevado a buñuelos.
Luego, cuando murió mi padre, no quedó otra que comerlos, la huerta en lo que más era pródiga era en acelgas y zanahorias, así que mi madre ideó mil formas de alimentarnos con su magro salario de limpiadora y lo que la tierra daba.
Si algo traumatizaba a la mujer, luego descubrí que a todas las madres, era lo del hierro, bueno y el calcio que de eso os cuento otro día.
Pero el hierro era algo que no podía faltar, así que dale acelgas…
Llegué a creer que me saldrían por las orejas!
En casa, a día de hoy, de vez en cuando las preparo en pascualina, aquel lujo que perdimos en mi infancia, cuando hubo que cuidar de apagar todas las luces y el queroseno de la cocina, así que el horno apagadito, salvo en domingo.
Sin embargo no se que necesidad proustiana, me llevó ayer a preparar buñuelos…de acelga.
Durante un instante la cocina se llenó del vaho del recuerdo. Y en la tibieza de la masa en la lengua, besé la simpleza, la inocencia, y que quieren que les diga, hasta noté el hierro corriendo por mis venas.
Que se prepare el nuevo año, ya tengo súper poderes!

Paseo por la Fortaleza de Tovar


El olor a humedad y a madera antigua que se muere, nos inunda por completo cuando entramos a la Fortaleza de Tovar, en silencio recorremos habitación tras habitación.
O lo que queda de ellas. Me impacta siempre ver que dejamos atrás cuando abandonamos una casa y siempre son zapatos.
Es como si al partir queremos pisar de otra manera.
No se.
Gago ha colgado muchas de éstas fotos en su blog, con el color original conque fueron tomadas, para mi la mejor manera de verlas es en blanco y negro.
O por lo menos eso es lo que me pedía el espacio.
Imaginen que traspasan la puerta y retroceden en el tiempo.

Mi deseo de Año Nuevo, un billete al corazón …

Estos días una publicidad, invita a viajar al corazón de las personas que son importante en nuestras vidas.
Claro que si tenemos en cuenta que es de Iberia, pues tal vez lleguemos con algo de retraso, pero lo que es cierto, es que es de las que siempre llega. Y en este caso, eso es lo importante.
El protagonista de la historia, se encuentra a su vez en el vuelo, con otras personas que forman parte del corazón de quien él va a viajar, en este caso su madre.
Alli esta su abuelo, Antonio Machin y sus «dos Gardenias para ti…», el padre que responde a la duda del hijo de como aguanta esas maracas, diciendo un seguro «a tu madre lo que haga falta», la niña que fue jugando alegre y agil, su primer amor…
Mas tarde, miré una preciosa película, «Odette,una comedia sobre la felicidad», una pelicula, de las que acarician el alma, de las que los críticos no dicen nada, pero que el público guarda en el corazón. La historia de una mujer que pese a que la vida le sonríe muy poco,ella al ritmo de Josephine Baker le sonríe, le ríe. A todos y a todo.
Su magia la lleva a flotar por la vida cuando se emociona, en su trabajo logra que hasta bailen lo lápices de labios y en su casa, hace que su huraña hija, su alocado hijo y un deprimido escritor que le pide asilo, terminen abrazados y emborrachados bebiendo a sorbos la energía de la botella de la vida.

En este último día del año, quiero desearles a todos mis amigos, un viaje, el mas bonito, el que te lleva a conocer las personas que quieres y que te quieren. Sin temores, sin reticencias, sin egoismos. Abiertos a formar con quienes te encuentres en el camino, una cadena solidaria y fuerte que nos ayude a construir un mundo mejor.
Les deseo alegria, de esa que te lleva a sonreir a lo tonto, de esa que te hace tararear una canción. De esa que te quita años. Alegría de esa que te hace brillar los ojos y latir mas el corazón. Emoción de la que te pone alas en los pies y te aligera la vida. Vida llena que te hace suspirar al final del día, pensando, sintiendo la certeza de que la felicidad se ha instalado en nuestras casas.
Millones de hebras de colores para todos. Que aqui o mas allá nos encontremos.
Feliz Año Nuevo!

Las abuelas siguen buscando

image0012.jpg

Porque aun hay historias que las dictaduras tienen sin cerrar.

Comentarios
1.

Bettina | termes2000@yahoo.es | elvalleencantado.blogspot.com | IP: 81.47.12.214

Pobres mujeres, qué fortaleza a esas edades, cuánta fe, cuánta esperanza. Trienta años buscando, y haciendo de la búsqueda su único motor para vivir. Ojalá las Claras Anahís que anden por el mundo tengan la suerte de reencontrarse al menos una vez, un día un ratito con alguna de sus abuelas.
Y las historias abiertas son miles. No habrá ni juicios, ni libros, ni columnas periodísticas, ni arrepentimientos que valgan, nada lo podrá borrar.

Sep 3, 12:44 PM — [ Editar | Borrar | Rechazar | Aprobar | Spam ]
2.

sole | soledadfelloza@gmail.com | IP: 88.7.225.166

Pero el consuelo de un encuentro justificará
todo este tiempo de dolor.
Ojalá que no le suceda a la abuela Chicha lo que a la pobre Tota Quinteros que peleo tantos años para saber donde estaba su hija, Elena Quinteros y los condenados milicos,sabiéndolo,solo lo dijeron al dia siguiente de su muerte.

Sep 3, 1:30 PM — [ Editar | Borrar | Rechazar | Aprobar | Spam ]
3.

gourmetdeprovincias | gourmetdeprovincias@gmail.com | gourmetymerlin.blogspot.com | IP: 83.165.121.105

…y que las democracias se empeñan en esconder bajo las alfombras.

Sep 3, 9:36 PM — [ Editar | Borrar | Rechazar | Aprobar | Spam ]
4.

ana | volverana@gmail.com | IP: 190.0.129.151

son heridas incurables. Lo de la Tota (y Perico Perez Aguirre) fue una injusticia incalificable.

Sep 4, 2:58 AM — [ Editar | Borrar | Rechazar | Aprobar | Spam ]
5.

Espera | cnurymartin@free.fr | 50ypico.canalblog.com | IP: 88.174.148.44

Me llevò mucha emocion leer esa carta.
Gracias de hablar aùn y aùn de esas abuelas, las que llamaron “locas”.
Para que no se olvide …

Sep 4, 11:33 AM — [ Editar | Borrar | Rechazar | Aprobar | Spam ]
6.

sole | soledadfelloza@gmail.com | IP: 88.7.225.166

Gourmet,es asi y mas en latinoamérica,pero los nuevos gobiernos estan en algunos casos,trayendo un poco de luz a tanta ignominia.
En Galicia esta sucediendo otro tanto,basta ver la cantidad de fosas abiertas estos días.

Porque como dice Ana,los desaparecidos son heridas incurables.No recordaba lo de Perico,gracias por traerlo a colación

Sep 4, 3:09 PM — [ Editar | Borrar | Rechazar | Aprobar | Spam ]
7.

sole | soledadfelloza@gmail.com | IP: 88.7.225.166

Espera,pensar que una vez “unos”,tuvieron la osadía de llamar locas a estas mujeres que eran mil veces mas valientes que ellos.
La carta emociona y para que no se olvide estamos todos nosotros

Sep 4, 3:11 PM — [ Editar | Borrar | Rechazar | Aprobar | Spam ]
8.

Espera | cnurymartin@free.fr | 50ypico.canalblog.com | IP: 84.96.5.179

Hablé con mi marido (uruguayo) de “la Tota”. El la conocìa. Y me ha contado de lo que sucedio a su hija Elena, como fueron a buscarla en la ambajada de Venezuela. Son cosas que me emocionan … y me asustan …

Sep 5, 1:24 PM — [ Editar | Borrar | Rechazar | Aprobar | Spam ]
9.

laurabaires | aristas.cotidianas.blogspot.com | IP: 190.17.216.115

Nada peor que morir dejando algo “abierto”.
Dolor de madre, dolor de abuela…dolor de mujer despojada de sus entrañas. Me mató!

Has leído “A veinte años luz” de Elsa Osorio?

Gracias por refrescar memorias, Sole

Sep 5, 6:47 PM — [ Editar | Borrar | Rechazar | Aprobar | Spam ]
10.

laurabaires | aristas.cotidianas.blogspot.com | IP: 190.17.216.115

Nada peor que morir dejando algo “abierto”.
Dolor de madre, dolor de abuela…dolor de mujer despojada de sus entrañas. Me mató!

Has leído “A veinte años luz” de Elsa Osorio?

Gracias por refrescar memorias, Sole

Sep 5, 6:47 PM — [ Editar | Borrar | Rechazar | Aprobar | Spam ]
11.

sole | soledadfelloza@gmail.com | IP: 88.7.225.166

Es cierto amiga Espera,son cosas que asustan porque es dificil de imaginar que una,o unas personas (si se les puede llamar asi) pudieron hacer una cosa semejante,torturar,violar,asesinar y seguir su vida.

Tu marido sabe de que hablo

Sep 5, 7:50 PM — [ Editar | Borrar | Rechazar | Aprobar | Spam ]
12.

sole | soledadfelloza@gmail.com | IP: 88.7.225.166

Creo que esa abertura a la que alude Laurita es lo peor de los desaparecidos,es un estado horrible,no te atreves a cerrar la puerta (me lo conto una madre) por si regresa,no te atreves a empezar otra relación por si vuelve (me lo dijo una colega).
Una parte de ti te dice que estan muertos,pero tu corazón amante te mantiene la esperanza.

No he leido ese libro,pero lo buscaré.
La memoria es una planta frágil

Sep 5, 7:53 PM — [ Editar | Borrar | Rechazar | Aprobar | Spam ]
13.

chaurrita | chaurrita9904@gmail.com | victoriashome.blogspot.com | IP: 76.214.22.248

“La memoria es una planta frágil”…todo dicho en esa frase.
Solemos olvidar muy rápido por no soportar el dolor de cargar con nuestras culpas. Pero aquellos que aún tienen sus preguntas sin respuestas, sus heridas abiertas (como lo dijo Laurita) los y las que siguen buscando a pesar de, para ellos, jamás habrá olvido. No creo en las actuales democracia que siguen abriendo tumbas, no me sirve de nada una tumba abierta sin el castigo a los culpable. La impunidad es el peor karma para cualquier país. Estoy cansada de películas, de privilegios, de juicios por el Holocausto Judío y que Pinochet alla muerto tranquilo como cualquier Sr X. Estoy harta de que el holocausto de América en los gobiernos militares se tome tan a la ligera por parte de las Naciones Unidas y sus secuaces. ¿Cuantos Hitlers en América Latina andan sueltos disfrutando de sus bienes y de sus honores? ¿Cuántos amparado por los gobiernos del Norte disfrutan de las bondades de sus cuentas en Suiza? Pero lo que más revuelve las tripas (y perdón por ser tran gráfica) es ver como las nuevas generaciones ven lo acontecido en los 60 y los 70 como una movie de Hollywood. Y los libros de secundaria ¿ ya cuentan la verdad de lo sucedido en esos tiempos, o eso no forma parte de nuestra historia?

Sep 9, 5:49 PM — [ Editar | Borrar | Rechazar | Aprobar | Spam ]
14.

brigitte | cafecreole@gmail.com | cafecreole4.blogspot.com | IP: 81.248.49.201

http://cafecreole.canalblog.com/archives/2006/10/17/2928811.html#comments
aqui habia hablado de las madres argentinas que dan vuelta a la plaza de Mayo en memoria de sus hijos desaparecidos.
Tu articulo es muy importante para la memoria del mundo
gracias
He leido en el blog de Catherine que habias recibido comentarios malos por parte de jovenes, no logro entender la gente.
un beso grande para que vulva la sonrisa en tu labios

Sep 10, 12:26 AM — [ Editar | Borrar | Rechazar | Aprobar | Spam ]
15.

sole | soledadfelloza@gmail.com | IP: 88.7.225.166

Victoria,abrir tumbas,no hace justicia,mientras quienes las cavaron,siguen riendose en nuestra cara.
Pero he vivido de cerca con familiares de desaparecidos y para ellos muchas veces abrir esa tumba,implica por fin poder pedir justicia,porque mientras no aparece el muerto (es terrible-pero real) no hay delito.
Y también implica mas cosas que a simple vista uno no ve,me contaba una amiga,que desde que desaparecio su marido,hasta hoy,sigue dejando una ventana abierta.35 años!!!
Su vida prática,por no hablar de lo demas ha sido un caos,como no estaba muerto el marido,no podía hacer un monton de cosas porque no tenía su firma,ni hipotecarse,ni vender la casa,ni salir con sus hijos del pais porque faltaba la firma del padre.
Por eso es mas admirable aun la búsqueda de esta abuela,y necesaria! para que pueda cerrar una ventana.
En Uruguay por lo menos,si se habla de la dictadura y de los desaparecidos,obviamente el matiz lo da el profesor,pero ya se habla del tema

Sep 11, 6:27 PM — [ Editar | Borrar | Rechazar | Aprobar | Spam ]
16.

sole | soledadfelloza@gmail.com | IP: 88.7.225.166

Brigitte:
tal cual tu lo escribiste,asi fue,asi es.Esas mujeres que alguien se atrevio a llamar locas.
Reinas de la fortaleza y la esperanza les llamo yo.

Con respecto a los comentario,decidi borrarlos,del blog y de mi mente.
Cuando se pide libertad es porque hay alguien que intenta enjaularte.Y mis ideas siguen volando libres,algo magulladas,porque desiluciona que sean jóvenes,pero siguen.
Gracias por el apoyo

Sep 11, 6:30 PM — [ Editar | Borrar | Rechazar | Aprobar | Spam ]

Regresos

Son las tres de mañana,el jet lag de las narices,me tiene de lado,el brazo de mi Manué descansa en mi estómago y yo estoy casi completa,descalza me bajo de la cama y recorro la casa,la dejo que me reconozca,me reencuentro con ella, no me he lavado los pies (no de guarra) sino para que sienta lo que me traje,lo que aun esta adherido a mi piel.
Lo que acaricié en la pata de de la mesa de Cucha mientras comiamos tamales,lo que me escondieron los niños de Pepe,la sonrisa dormida de Rosana,los silencios de Fernando.Me traigo el amor marchito pero presente de la señora Avalos, el amarillo de la cocona,la aspereza de las raices en mi paladar,los dedos de Luz una vendedora de titeres que tenía los pies llenos de venas saltonas,las banderas que me querian ocultar Lima,el sol que me deslumbraba una Cuzco preparada para enamorar como la noviecita que se pone falda plisada para que la suegra la quiera,pero en mi destiempo,me quede esperando tras un balcon y la vi como se quitaba los tacones que le estorbaban y se me asomó mas cierta y mas como la veré un día con el paso largo de mi Manue al lado. Beso los vasos para que todos los vasos de agua que beba estos días me recuerden esta tierra,releo mi libreta viajera para memorizar las palabras nuevas y aprieto una piedra que cogi en un camino,una corteza que me regaló un árbol,un papelito que me trajo el viento una semilla de huayruro que me regalo una niñita de la selva.
Debo dormir,pero son tantas las sensaciones,tantos olores,tantas imagenes,que no puedo menos que dejar que los dedos corran por el teclado para contarles,un alguito.Tengo mil fotos (literal) elegiré algunas solo para que vean un poquito de lo que mis ojos amaron.
Ya viene el sueño,de puntillas, zigzagueando con Cloe que ya eligio la manta que traje como suya,regreso a la cama.Entre sueños dices:»neniña,ven duerme» y yo sabré que es bello irse lejos,volar alto,pero mas bonito aun es volver y que esten tus brazos.