Un Madrid de cuentos

madriddecuento.bmp

Desde este jueves en Madrid andan sueltos los cuentos. Y asi seguiran hasta final de mes. Un año mas,cuenteros de diferentes acentos, de lejanos y cercanos lugares nos encontramos para llenar de historias, bibliotecas, colegios, hospitales, centros de la tercera edad, teatros, bares. Todos los años y de eso hace ya mas d diez, un tema nos convoca. Este año: «Que se viene el lobo»
Por lo que se habrá para todos los gustos, de lobos buenos y de lobos-lobos. De lobos vegetarianos, enamorados, confundidos, asustados y asustadores. Lobos que se quejan de la injusta versión de algunos hechos y piden la palabra para contar tal cual fueron. Y hasta hay cuenteros que sacaran a la luz sus lobos personales. La luna sabrá de penas y alegrias y por treinta días, huellas de lobos surcaran los parques. A tener cuidado! que la imaginación esta de fiesta. A tener cuidado! Que los lobos pueden ser mas de los que pensamos. Pero ya sabeis, el que canta sus males espanta. O el que cuenta sus males entretiene. Si alguien quiere dejar un cuento de lobo por esta caja de hilos, se agradecerá, o mejor dicho le aullaran las gracias en su ventana.

Batallitas

dragon.jpg

«Los cuentos de hadas, superan la realidad no porque nos digan que los dragones existen,sino porque nos dicen que pueden ser vencidos.» Esta frase de Chesterton, ha hecho que muchas veces a lo largo de mi vida, la ilusión se me creciera y los miedos se me evaporaran.
Estoy feliz! He derrotado uno de mis dragones. Ayer por la mañana para ser mas exactos. Me levanté con ánimo, esto de madrugar para ir a aprender gallego, me tiene super emocionada. Cargué en mi morral los elementos indispensables para enfrentar el día. Libros, bolis, libreta. Y mi equipo antidragón al completo. No dejaba nada.
Luego de la clase era la hora indicada. Asi que dejé a buen resguardo los libros. Recogí mi pelo en una trenza, cambié mi calzado por uno antideslizante, cubrí mis ojos, enfundé mi cabeza en un casco de latex y mi cuerpo en un traje de lycra negra, respire hondo y me encomendé a los trasnos de turno.
Asi armada salí al encuentro de mi dragón y a la voz de «Ya», me sumergí de cabeza en mi gran miedo:»la piscina«.
Mi primera incursión bajo el agua! Y cantando!
Para los que nadan, parecerá un dragón menor. Pero para los que nunca lo hicimos. Es una maravilla. La sensación del agua pasando por encima y por debajo de ti. El darte cuenta que estas en otro mundo. Que nada es igual desde alli. Que tu piel siente otra cosa. Que tus manos son tu energía. Que tienes un miedo menos!
Fue como volver a la matriz. Fue sentir que volvía a un sitio que no recordaba haber estado, pero que por aalgun motivo me era conocido.
Se nadar! Iupiiiiiii! Iupiiiiiiiii! Tengo burbujitas a mi alrededor.

Nacida en 77

Book.jpg

Comella camina historias, se pierde entre sus letras. Por las mañanas se cuelga en las R, al mediodía se regodea en las M, por la tarde salta con las S y todas sus primas, la C, la Z… y por la noche de la mano de la A, se pierde por las páginas de los sueños, enhebrando historias, con todas las letras que a lo largo del día le rondaron el alma. Y asi nos alegra la vida a todos. Invitándonos a sus sueeños palabras. Gracias amiga… y que sean muchos mas.

Sabiñanigo

sabi.jpg

Ya saben que estuve toda la semana pasada en Sabiñánigo (Huesca), cerca de los Pirineos. Disfrutando de buena compañía, mejor comida y marco paisajístco incomparable.También trabajé. Todas las tardes imparti un curso de narración oral, para tratar de rear un grupo de gente que por alli siga difundiendo la palabra. Madera hay.
Contada de cuentos para niños, en la biblioteca que tan bien llevan Yolanda y Natalia. La verdad que dentro de las bibliotecas llamadas «pequeñas» es la mas completa que me he encontrado. Tanto en el sector niños como para adultos, no se priva de nada. Y eso es un gusto. La tarde alli pasada fue muy bonita, jugamos y reimos con las palabras que viajan de un lado al otro del mar y nos fuimos todos con estrellitas, para llamar a mas cuentos.
Al día siguiente, el viernes. La cita era en El Molino, un sitio precioso, da gusto trabajar alli. Era un viejo molino, donde se fabricaba harina y que sus dueños conservaron en muy buen estado y que hoy en día dejado a punto, sirve de sede para actividades culturales varias. La madera es la original y su dorado y mielado da el marco adecuado para que nos encontremos a contar historias.
Desde Jaca llegaron amigas y la tarde ya se vaticinaba buena.
Tal vez el paquete que traía Chus desde el otro lado del mar, me motivaba mas. Ella venía de estar de vacaciones en mi casa, en uruguay. Asi que esa bolsa blanca traía muchos abrazos, mimos y fotos.
La contada salió bien.
El público era muy receptivo y hacía gracia ver entre ellos las cabezas de los alumnos.En cierta manera es como estar a exámen. Ellos verían en escena si todo lo que yo enseñaba y predicaba, lo cumplía.
La emoción de muchos, las lágrimas incluso, me hicieron sentir, que fue de esas ocasiones mágicas, donde el hilo de comunicación se tiende tan bien que uno se va con el corazón calentito.
Hasta la vuelta!
Que con cosas asi, uno se siente en casa.
Gracias a todos.
Incluso a la cocinera del hotel, que me hizo ganar un par de kilos, con su insistencia de que no como nada.

Pueblo de fiesta

frente1prontaaaaaaaaaaaaaaa.gif

Desde que tengo uso de razón, tengo un sueño. Que no era solo mio. Eramos unos cuantos. Pero no los suficientes. Era y es, un sueño de justicia, de igualdad de oportunidades, de salarios dignos, de casas abrigadas y de educación para todos. Ese sueño se renovaba cada cuatro años. Pero las urnas una y otra vez decían que no. Que mas vale “malo conocido que bueno por conocer”.
Pero tanto se creía en ese sueño, que poco a poco se fueron sumando mas. Al principio, recuerdo jornadas eternas de pegar carteles por las noches, de correr en una bicicleta de a dos porque venía la “cana” (policia), de recitales de poesía comprometida, de canciones de versos sublimes. Mates y discusiones. Ruedas de conversadas largas en locales donde siempre daba trabajo pagar el alquiler.Ventas de tortas fritas y empanadas, de libros prohibidos, de periódicos mimeografiados.
Recuerdo una sede, que se inundaba cuando llovía. Había que limpiarla porque venian unos compañeros brasileños a hablarnos de política y sindicalismo. Pero el agua venía y mucha.De repente a mi lado un señor barbado, se descalzaba y escoba en ciernes se emparejaba a mi ritmo. Reímos juntos cuando terminamos sudorosos, tendió su mano: “Lulla da Silva, compañera” dijo y empezamos la jornada.
Asi, años. Pero de repente, el dolor, la ausencia, la necesidad del cambio, fueron de todos y las calles de mi país, se llenaron de un color nuevo. De color esperanza que flameaba en banderas, rojoazulyblancas. Miles de corazones que latían a un mismo ritmo.
170 años de hegemonía partidaria han terminado. Uruguay se atreve a decir si, si a buscar otros horizontes.
Hay mucho que reconstruir, hay mucho por hacer.No será facil. Pero hay muchas manos, muchos hombros, muchos sueños, para sacar adelante la cuna de todos. “El Paisito” del Olimar, del Cuareim, del Queguay. El pais del río de los pájaros pintados, se pone a volar, trémulo de alegría, radiante de alas nuevas. Todo el cielo por delante Uruguay, todo el cielo para ver a tu pueblo de fiesta!