dragon.jpg

«Los cuentos de hadas, superan la realidad no porque nos digan que los dragones existen,sino porque nos dicen que pueden ser vencidos.» Esta frase de Chesterton, ha hecho que muchas veces a lo largo de mi vida, la ilusión se me creciera y los miedos se me evaporaran.
Estoy feliz! He derrotado uno de mis dragones. Ayer por la mañana para ser mas exactos. Me levanté con ánimo, esto de madrugar para ir a aprender gallego, me tiene super emocionada. Cargué en mi morral los elementos indispensables para enfrentar el día. Libros, bolis, libreta. Y mi equipo antidragón al completo. No dejaba nada.
Luego de la clase era la hora indicada. Asi que dejé a buen resguardo los libros. Recogí mi pelo en una trenza, cambié mi calzado por uno antideslizante, cubrí mis ojos, enfundé mi cabeza en un casco de latex y mi cuerpo en un traje de lycra negra, respire hondo y me encomendé a los trasnos de turno.
Asi armada salí al encuentro de mi dragón y a la voz de «Ya», me sumergí de cabeza en mi gran miedo:»la piscina«.
Mi primera incursión bajo el agua! Y cantando!
Para los que nadan, parecerá un dragón menor. Pero para los que nunca lo hicimos. Es una maravilla. La sensación del agua pasando por encima y por debajo de ti. El darte cuenta que estas en otro mundo. Que nada es igual desde alli. Que tu piel siente otra cosa. Que tus manos son tu energía. Que tienes un miedo menos!
Fue como volver a la matriz. Fue sentir que volvía a un sitio que no recordaba haber estado, pero que por aalgun motivo me era conocido.
Se nadar! Iupiiiiiii! Iupiiiiiiiii! Tengo burbujitas a mi alrededor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *