Mi deseo de Año Nuevo, un billete al corazón …

Estos días una publicidad, invita a viajar al corazón de las personas que son importante en nuestras vidas.
Claro que si tenemos en cuenta que es de Iberia, pues tal vez lleguemos con algo de retraso, pero lo que es cierto, es que es de las que siempre llega. Y en este caso, eso es lo importante.
El protagonista de la historia, se encuentra a su vez en el vuelo, con otras personas que forman parte del corazón de quien él va a viajar, en este caso su madre.
Alli esta su abuelo, Antonio Machin y sus «dos Gardenias para ti…», el padre que responde a la duda del hijo de como aguanta esas maracas, diciendo un seguro «a tu madre lo que haga falta», la niña que fue jugando alegre y agil, su primer amor…
Mas tarde, miré una preciosa película, «Odette,una comedia sobre la felicidad», una pelicula, de las que acarician el alma, de las que los críticos no dicen nada, pero que el público guarda en el corazón. La historia de una mujer que pese a que la vida le sonríe muy poco,ella al ritmo de Josephine Baker le sonríe, le ríe. A todos y a todo.
Su magia la lleva a flotar por la vida cuando se emociona, en su trabajo logra que hasta bailen lo lápices de labios y en su casa, hace que su huraña hija, su alocado hijo y un deprimido escritor que le pide asilo, terminen abrazados y emborrachados bebiendo a sorbos la energía de la botella de la vida.

En este último día del año, quiero desearles a todos mis amigos, un viaje, el mas bonito, el que te lleva a conocer las personas que quieres y que te quieren. Sin temores, sin reticencias, sin egoismos. Abiertos a formar con quienes te encuentres en el camino, una cadena solidaria y fuerte que nos ayude a construir un mundo mejor.
Les deseo alegria, de esa que te lleva a sonreir a lo tonto, de esa que te hace tararear una canción. De esa que te quita años. Alegría de esa que te hace brillar los ojos y latir mas el corazón. Emoción de la que te pone alas en los pies y te aligera la vida. Vida llena que te hace suspirar al final del día, pensando, sintiendo la certeza de que la felicidad se ha instalado en nuestras casas.
Millones de hebras de colores para todos. Que aqui o mas allá nos encontremos.
Feliz Año Nuevo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *