A quemar calorías

He retomado mi actividad en el gimnasio,y no fui la única.Parece que todo el mundo quería derrotar al turrón que llevaba alojado en la cintura,caderas o espíritu. Es el día D,día donde intentamos cumplir todos los propósitos que la Noche Vieja mencionamos al levantar la copa.
Pero como Tai-chi no se considera lo suficientemente «fuerte» como para quemar calorías,mi clase está tranquila,algún curioso/a,algun despistado/a que al oir la música suave huye y los enviados por el médico,porque ahora esta de moda.
Ya en el café, intercambios de menú, recetas que sorprendieron o alimentaron a hijos,amigos,nietos,llegados de lejos o del piso de abajo.
Mi menú habita a 9500 km y se disfruta a 38º,pero no por eso es menos calórico.

pandulce-pre.jpg
Se comienza unos días antes,el 22 o 23 sección masa,Pan Dulce con uvas pasas,nueces y fruta abrillantada y Budin Inglés,las mismas sorpresitas pero con una esponjosa masa saborizada con vermouth blanco.
Los panes se dejan leudar bajo manteles de lienzo,mientras se aprovecha el calor del horno para hacer los piononos.

Se pueden hacer dulces,para postre o como en este caso,salados para entrantes,se rellenan de jamón y queso,atún,vegetales y se decoran con mayonesas y tomates sobre camas de lechugas.pionono-terminado1.jpg

La casa se llena de olores,el dulce de los panes apura el primer mate,hay que «catar» que tal salió la horneada. Se prepara un glaseado y cerezas confitadas, para el que se cortará a medianoche.

Las manos no paran,hay que preparar el matambre,el rey de las entradas. El matambre es la carne de la ternera que se encuentra entre el cuero y las costillas,suele medir unos 30 cm por 60, se rellena con huevo duro,zanahoria,acelga,especias,se cose y se cocina. Matambre-cortado-derecho.png

También se preparan sandwiches de pan blanco (este año me encontré integral) con patés,fiambres,palmitos,manzanas verdes y quesos.
Aun queda mimar las estrellas,el lechón y el cordero que en muchas casas de mi país aun llegan de algun pariente del campo. Se prepara el chimichurri. Cargadito,en casa (cada cual tiene su receta) se prepara en una botella de a litro,alli se pone ajo picado,adobo (mezcla de orégano,perejil,pimienta y guindilla) sal y agua tibia. Se baña bien el lechón y el cordero con esta mezcla y se deja macerar toda la noche.Lechon_a_la_parrila-765-w.png

Pero no se ha terminado,falta el clericó. Tenía que haber hecho una foto,para que se entienda,es como una macedonia de frutas,a la que se le agrega mucho zumo de frutas y un poco de cada botella de bebida alcohólica que haya abierta por la casa.Eso queda un día entero en la heladera y se sirve muy fresca después de la cena. Lo cual es peligrosísimo,ya que al hacer tanto calor se come con ansias y al tomarla con cucharillas,tomas ese caldito de jugo borracho,mas el aire que aspiras y te vas pillando un alegrón!
La noche de los preparativos,finalmente termina. ¿Por qué tanto ajetreo a esas horas? Por el calor, obviamente,es mejor hacer todo esto con «la fresca»
A la mañana siguiente se asa la carne,se preparan las ensaladas y se saca a pasear a los niños para preparar los regalos de Papá Noel. Se limpian botellas viejas de sidra para usarlas de plataforma de despegue de las «cañitas voladoras»,los cohetes que se tiran a medianoche para celebrar la Navidad.
Se agregan luces en el frente de la vivienda,se baldean los patios para que esten frescos,se bajan las cortinas para que la sombra baje la temperatura de la casa.Se ventila el mantel de las fiestas,se repasan las copas,se saca la bandeja para los turrones y cuando la casa esta lista se sale a saludar a la familia. Vermout con olivitas,cervezas y picaditas,te van poniendo a tono.

Te duchas por décima vez en el día y finalmente te pones el vestido especial,de tirantes,una solera como decimos por mi tierra,para brindar con sidra La Gijonesa (con gaitero incluido) en Uruguay.

Despues de las doce llegan amigos,se van los jóvenes al baile, se sacan mesas pequeñas al jardin , reposeras y hamacas. No hay prisa,al día siguiente se come asado frio,seguramente a orillas del río

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *