El Conde de Montecristo

Edmundo Dantés, en la flor de la juventud, a punto de casarse con la mujer a la que ama, a punto de ser ascendido de raso marinero a capitán de barco se ve involucrado en una oscura conspiración de la que es inocente, enjuiciado en extrañas circunstancias y condenado en una misma noche a pasar el resto de sus días en la prisión del castillo de If. Desposeído de dignidad e identidad, desorientado por no saber de dónde le vienen los golpes y el por qué de tanto infortunio reza cada noche en la húmeda y oscura celda en la que se ha visto confinado a que Dios se apiade de su alma y le permita una muerte temprana. Será cuando encuentre al abate Faría, vecino de celda, cuando la suerte vuelva a sonreír a Dantés y, fruto de un cúmulo de casualidades bien tejidas por el telar del destino, logre escapar de la prisión y se convierta en el hombre más rico del planeta rescatando el tesoro escondido de la dinastía Borgia de la isla de MonteCristo. Dantés se convierte así en el Conde de MonteCristo, con el único propósito de hacer pagar a los que lo condenaron a pudrirse injustamente en el peor agujero del planeta todo lo que le hicieron sufrir a él.
Tal la historia que cuenta Alejandro Dumas,toda la obra
gira en torno a una idea moral: el mal debe ser castigado. El conde, desde esa altura que le da la sabiduría, la riqueza y el manejo de los hilos de la trama, se erige en «la mano de Dios» para repartir premios y castigos y vengar su juventud y su amor destrozados. A veces, cuando hacia milagros para salvar al justo de la muerte, me sobrecogía de emoción. Otras, cuando asestaba los implacables hachazos de la venganza, me sentía terriblemente estremecida. Este libro fue de los primeros “gordos” que me traje de la biblioteca de la Plaza Bella Vista, con once o doce años la isla que albergaba el Castillo de If se me imaginaba tenebrosa, infranqueable, terrible.
Por eso cuando el barco partió de Marsella no pude evitar sonreírle a los miedos de la infancia viendo la islita que quedaba a mi derecha.
No pude evitar recordar las lágrimas que vertí frente a la desesperación ,la injusticia o ante la posibilidad del duelo de el Conde y el hijo de Mercedes.
Durante años tuve escrito en un cuaderno este trozo :»En cuanto a vos, Morrel, he aquí el secreto de mi conducta. No hay ventura ni desgracia en el mundo, sino la comparación de un estado con otro, he ahí todo. Sólo el que ha experimentado el colmo del infortunio puede sentir la felicidad suprema. Es preciso haber querido morir, amigo mío, para saber cuan buena y hermosa es la vida.»

28 comentarios sobre “El Conde de Montecristo”

  1. Hola! Gracias por dejar tu huella en Victoria’s Home. Luego de leer parte tu blog, me doy cuenta que sos uruguaya como yo y andas por las Europas. Me honra el comentario que me dejaste y admiro tu prolijidad para escribir. Estaré visitandote seguido y ya tienes un link en mi blog. Saludos desde Los Angeles, CA.

  2. Hola! Gracias por dejar tu huella en Victoria’s Home. Luego de leer parte tu blog, me doy cuenta que sos uruguaya como yo y andas por las Europas. Me honra el comentario que me dejaste y admiro tu prolijidad para escribir. Estaré visitandote seguido y ya tienes un link en mi blog. Saludos desde Los Angeles, CA.

  3. Hola! Gracias por dejar tu huella en Victoria’s Home. Luego de leer parte tu blog, me doy cuenta que sos uruguaya como yo y andas por las Europas. Me honra el comentario que me dejaste y admiro tu prolijidad para escribir. Estaré visitandote seguido y ya tienes un link en mi blog. Saludos desde Los Angeles, CA.

  4. Hola! Gracias por dejar tu huella en Victoria’s Home. Luego de leer parte tu blog, me doy cuenta que sos uruguaya como yo y andas por las Europas. Me honra el comentario que me dejaste y admiro tu prolijidad para escribir. Estaré visitandote seguido y ya tienes un link en mi blog. Saludos desde Los Angeles, CA.

  5. Victoria,muchas gracias por dedicarme un ratito. Mi intención,no era que me linkearas,simplemente que me cambiaste el día ayer; y de alguna manera te lo quería hacer saber. Si un día te apetece escuchar algun cuento uruguayo en mi web,en la parte de audio hay algo y en breve pondremos mas.
    Bs

  6. Victoria,muchas gracias por dedicarme un ratito. Mi intención,no era que me linkearas,simplemente que me cambiaste el día ayer; y de alguna manera te lo quería hacer saber. Si un día te apetece escuchar algun cuento uruguayo en mi web,en la parte de audio hay algo y en breve pondremos mas.
    Bs

  7. Victoria,muchas gracias por dedicarme un ratito. Mi intención,no era que me linkearas,simplemente que me cambiaste el día ayer; y de alguna manera te lo quería hacer saber. Si un día te apetece escuchar algun cuento uruguayo en mi web,en la parte de audio hay algo y en breve pondremos mas.
    Bs

  8. Victoria,muchas gracias por dedicarme un ratito. Mi intención,no era que me linkearas,simplemente que me cambiaste el día ayer; y de alguna manera te lo quería hacer saber. Si un día te apetece escuchar algun cuento uruguayo en mi web,en la parte de audio hay algo y en breve pondremos mas.
    Bs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *