En el borde

eloise.jpg

De regreso a casa. «La otra casa». La de galicia.
Y otra vez la misma sensación. La de estar en dos mundos.
La de ser de aquel y de este. La de nos ser de ninguno.
Alli, porque tengo acento»gallego» aqui porque tengo acento «dedónde?»
Alli estan mis raices, mis semillas primeras, mis lazos profundos.
Los amigos de los primeros mates.
Las amigas de las tardes largas.
Los sueños miedosos del principio.
Aqui esta el nuevo mundo (paradójico, no?) La vida nueva. Los sueños nuevos. El amor profundo.
No se como desprenderme de ella, es como una capa de fina arena, que al pasar los días aparece por los rincones. De la nostalgia hablo, de la morriña. Tan gallega, tan rioplatense. Tan tanguera. Tan profunda como el mar, tan amarga como el mate. Y a la vez tan acogedor y tibio como cualquiera de ellos.
Tal vez como decía Juana de Ibarbourou, solo sera cosa, de dejar que mis raices salvajes, se pierdan entre madreselvas, aunque se sequen, para en unos días brotar de nuevo en el nuevo sol. Como la cigarra.Cantando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *