Amarre

fragadeume2004 028.jpg

Todos creíamos que estaba loco. Que ni en remotas fantasías podía suceder. Pero él, insistia. Frente a un café, a un escaparate o en un banco de plaza. Despues de suspirar tres veces. Mirando hacia arriba decía: – Quiero dejar mi vida anclada una temporada, quiero bajarme del tren. Quiero quedarme a la deriva, viendo como todos pasan. Pero no como quien ve pasar, no, no, sino, viendo pasar en serio. Contemplar sin mas.
El cansancio de sueños perdidos le estaba dibujando en la cara surcos y manchas. Las manos se retorcían nerviosas. Su voz poco a poco se transformaba en susurro. Tardaba eternidades en recorrer una calle. Examinaba cada trozo de suelo con la posibilidad cierta de meterse dentro.
Algunos de nosotros, desde nuestra superioridad de lógica superviviente, le llamabamos cobarde, poco comprometido, débil.
Una noche dijo que el siguiente era el día. Que nosotros (todos) teníamos un ritmo al caminar que él no podía seguir.
No lo vimos mas.
Hace unos días, navegando en las fragancias del bosque, metiendo entre mis manos hojas, bayas y castañas, los vi.
Al principio pensé que estaba equivocada. Pero eran ellos. Sin duda.
Sus zapatos.Desquiciada los había mirado muchas veces esperando que su dueño los moviera.Asi que los conocía muy bien.
Aparcados a los pies del árbol. Uno al lado del otro. Con el orden preciso de lo que se deja en su sitio.
La humedad les había despegado algo la suela. Mi instinto negativo me llevó a mirar a las aguas. Para hacerlo me apoyé en el árbol.
Y entonces mis dedos reconocieron la tibieza. Las arrugas. Y el susurro de su voz que me decía que alli estaba donde quería estar.
Perdidoencontrado en un sendero de historias sin fin. Lentas y pausadas como el pasar del río.Incomprensible para los que no tenemos tiempo. Impensable para los que no sabemos detenernos.
Recomendable para los que aun esperamos.
Lo que me contó de lo que ve… aun me entibia el oído.
Tal vez otra noche cuente esos cuentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *