S.L

En «El Semanal» de esta semana, viene un articulo de Juan Manuel de Prada que me llamó la atención.Leánlo y comprenderan mi dualidad de sentimientos respecto a él ( o no)
Me parece muy bien y hasta necesario, que se reconozca la labor de las amas de casa.Creo que de manera sencilla y emotiva, el autor reconoce su creencia errónea, sobre el significado de unas siglas que acompañaban el DNI de su madre, «SL». Creia él que significaba Sociedad Limitada. Y que su madre era una accionista buenísima que sacaba unos réditos increibles, con resultados asombrosos,comidas deliciosas,remiendos invisibles,tiempo para oraciones y tareas escolares.Pero SL, significaba sus labores.Luego el autor echa en falta que hoy en día las mujeres ya no hagamos esas cosas, que por el lugar que el feminismo ahora nos ha dado (por nuestro bien y merecidamente) no tenemos tiempo para esas maravillas que hacían nuestras madres.
Ahi viene mi diferencia de opinión. Yo creo que las mujeres por suerte hemos cambiado los fogones por escritorios,máquinas,batas,monos etc,pero por nada del mundo hemos dejado de hacer las tareas escolares con nuestros niños,de rezar,cantar,reir,jugar. Lavamos, planchamos, cosemos, compramos,cocinamos y ademas cumplimos un horario fuera de casa.Veo a mi alrededor decenas de mujeres, a diario, que corren para cumplir con todo,con la familia,con la casa con nuestra profesión. Cierto es que por ahi debe de haber alguien (hombre o mujer) que ha restado tiempo a sus hijos por su trabajo. Pero también antes había de este tipo de personas, aun sin trabajar fuera de casa.
Pero en general, lo que sucede, es que las mujeres buscamos caminos nuevos para mantener la comunicación y las riendas de la casa «cortitas». SMS, posit en neveras y puertas, correos electrónicos, todo sirve. Seguramente esta muy reciente el recuerdo de estas semanas de fin de curso, donde he visto a compañeras corriendo para comprar telas o cartones para confeccionar vestuarios de fin de curso. Alarmas recoradatorias de reuniones, y de funciones de teatro. Fichas para campamentos. Y cuadrículas de horarios para que los niños en estas vacaciones, esten con abuelas (benditas) y actividades divertidas hasta la hora que salimos de trabajar.No se dejan los niños en guarderias por 15 horas (como dice el artículo) porque que si, muchas darían cualquier cosa porque se contemplara la posibilidad de compatibilizar maternidad con trabajo. Y no olvidemos que muchas de esas mujeres, salen a trabajar porque el sueldo del marido no alcanza y el nuestro es una «ayuda» (¿por que no se lo pone al mismo nivel conceptual?) No es solo por liberación femenina, el feminismo no es solo para salir a trabajar, es para que las mujeres tengamos el derecho de elegir ser lo que queramos, médicas o amas de casa.
El autor reconoce que el hombre es aun,un «inutil proverbial»,entonces sobre nosotras recae ahora casi todo. Todo hombre actual dice que ayuda en casa,pero en la práctica no es real. Tal vez alguno haga la compra, con la lista que previamente hicimos nosotras,o realizará una tarea previamente encomendada. E incluso te pueden recibir con los brazos abiertos y la frase: «Te puse la lavadora». A nosotras!, lo que hay dentro no es de ellos…
Aun falta mucho, por ejemplo nadie valora el cansancio y el tiempo que lleva, planificar la comida y la compra de una casa, comno decía Puck, es como si la leche y el cafe y las magdalenas llegan por arte de magia a los cajones. Vale que ahora tenemos hombres que cocinan platos modernos e innovadores (con un sequito de pinches alrededor)Yo creeré que las cosas comienzan a cambiar cuando un hombre sea capaz de abrir la nevera y cocinar con lo que alli haya. Y no vale alguna seta con queso y un churrete de quechup. Que preparen una comida, abundante, sabrosa y barata,sin usar todos los caharros de la cocina.
Tal vez deberiamos todos tener en el DNI una sigla obligatoria de cumplir NL. Nuestras labores.
Entonces todos, hombres y mujeres podremos organizar la vida doméstica y cantar, jugar, reir, espantando esa horfandad en la que caemos cuando no esta el calor de la familia

9 comentarios sobre “S.L”

  1. Me gustó el post y sufro de las consecuencias del empleo externo más las tareas de la maternidad más las tareas de la casa, aunque tengo algo de ayuda doméstica así que no me quejo demasiado.
    En cuanto a mi marido, un ingeniero que en 7 años no logró dominar el arte de prender el lavarropa, porque tiene 2 perillas y 2 botones (lo dice él mismo, no es broma).
    En algunas cosas ayuda, pero ni que hablar que no comparte «codo a codo» el peso de la casa.
    Me parece que el autor resume bastante bien y con buena autocrítica el problema cuando dice «Las conquistas del feminismo, con la distribución de roles entre sexos, han conseguido aliviar la esclavitud de muchas mujeres, convertidas en bestias de uso doméstico, pero esa descarga de trabajo no se ha visto todavía compensada por una aportación fructífera de los hombres, que seguimos siendo unos inútiles proverbiales.» A confesión de parte…
    Muy bueno el blog!
    Me encanta el tema de los libros infantiles, hay realmente obras de arte entre ellos, los disfruté muchísimo cuando tenía hijos chicos, me encantaba ir a Libruras o a Mosca y elegírselos. Mis preferidos, justo relacionado con este tema eran los de Alfonso y su padre.
    Saludos

  2. Me gustó el post y sufro de las consecuencias del empleo externo más las tareas de la maternidad más las tareas de la casa, aunque tengo algo de ayuda doméstica así que no me quejo demasiado.
    En cuanto a mi marido, un ingeniero que en 7 años no logró dominar el arte de prender el lavarropa, porque tiene 2 perillas y 2 botones (lo dice él mismo, no es broma).
    En algunas cosas ayuda, pero ni que hablar que no comparte «codo a codo» el peso de la casa.
    Me parece que el autor resume bastante bien y con buena autocrítica el problema cuando dice «Las conquistas del feminismo, con la distribución de roles entre sexos, han conseguido aliviar la esclavitud de muchas mujeres, convertidas en bestias de uso doméstico, pero esa descarga de trabajo no se ha visto todavía compensada por una aportación fructífera de los hombres, que seguimos siendo unos inútiles proverbiales.» A confesión de parte…
    Muy bueno el blog!
    Me encanta el tema de los libros infantiles, hay realmente obras de arte entre ellos, los disfruté muchísimo cuando tenía hijos chicos, me encantaba ir a Libruras o a Mosca y elegírselos. Mis preferidos, justo relacionado con este tema eran los de Alfonso y su padre.
    Saludos

  3. Me gustó el post y sufro de las consecuencias del empleo externo más las tareas de la maternidad más las tareas de la casa, aunque tengo algo de ayuda doméstica así que no me quejo demasiado.
    En cuanto a mi marido, un ingeniero que en 7 años no logró dominar el arte de prender el lavarropa, porque tiene 2 perillas y 2 botones (lo dice él mismo, no es broma).
    En algunas cosas ayuda, pero ni que hablar que no comparte «codo a codo» el peso de la casa.
    Me parece que el autor resume bastante bien y con buena autocrítica el problema cuando dice «Las conquistas del feminismo, con la distribución de roles entre sexos, han conseguido aliviar la esclavitud de muchas mujeres, convertidas en bestias de uso doméstico, pero esa descarga de trabajo no se ha visto todavía compensada por una aportación fructífera de los hombres, que seguimos siendo unos inútiles proverbiales.» A confesión de parte…
    Muy bueno el blog!
    Me encanta el tema de los libros infantiles, hay realmente obras de arte entre ellos, los disfruté muchísimo cuando tenía hijos chicos, me encantaba ir a Libruras o a Mosca y elegírselos. Mis preferidos, justo relacionado con este tema eran los de Alfonso y su padre.
    Saludos

  4. Estimada Ana, es cierto que Prada reconoce,el escaso papel de los hombres. Es mas a mi el articulo en sus comienzos hasta me emocionó porque me pareció ver a mi madre alli reflejada. Mi discrepancia se debe a que de verdad creo que las mujeres como tu o como tantas se multiplican y estresan para seguir haciendo lo de su madre y lo de nuestros tiempos.Algo que él da por sentado que ya no se hace. Un aplauso para las mujeres madres trabajadoras de hoy en día.
    Con respecto a los libros, son mi vida. Si te pasas por
    mi web (http://www.soledadfelloza.com) podras escuchar un cuento para crios que hay alli grabado y alguno para adultos del querido Galeano.
    Gracias por visitar esta Caja de Hilos de colores.

  5. Estimada Ana, es cierto que Prada reconoce,el escaso papel de los hombres. Es mas a mi el articulo en sus comienzos hasta me emocionó porque me pareció ver a mi madre alli reflejada. Mi discrepancia se debe a que de verdad creo que las mujeres como tu o como tantas se multiplican y estresan para seguir haciendo lo de su madre y lo de nuestros tiempos.Algo que él da por sentado que ya no se hace. Un aplauso para las mujeres madres trabajadoras de hoy en día.
    Con respecto a los libros, son mi vida. Si te pasas por
    mi web (http://www.soledadfelloza.com) podras escuchar un cuento para crios que hay alli grabado y alguno para adultos del querido Galeano.
    Gracias por visitar esta Caja de Hilos de colores.

  6. Estimada Ana, es cierto que Prada reconoce,el escaso papel de los hombres. Es mas a mi el articulo en sus comienzos hasta me emocionó porque me pareció ver a mi madre alli reflejada. Mi discrepancia se debe a que de verdad creo que las mujeres como tu o como tantas se multiplican y estresan para seguir haciendo lo de su madre y lo de nuestros tiempos.Algo que él da por sentado que ya no se hace. Un aplauso para las mujeres madres trabajadoras de hoy en día.
    Con respecto a los libros, son mi vida. Si te pasas por
    mi web (http://www.soledadfelloza.com) podras escuchar un cuento para crios que hay alli grabado y alguno para adultos del querido Galeano.
    Gracias por visitar esta Caja de Hilos de colores.

  7. Pues que te voy a decir ya, despues de lo que postee, la verdad es que detras de esta superocupacion, y detras de esta vida de locos esta muchas veces la causa de nuestras ansiedades, a veces necesitamos parar y no podemos, poco a poco nos vamos cargando en la vida de responsabilidades que son ineludibles, un beso,

  8. Pues que te voy a decir ya, despues de lo que postee, la verdad es que detras de esta superocupacion, y detras de esta vida de locos esta muchas veces la causa de nuestras ansiedades, a veces necesitamos parar y no podemos, poco a poco nos vamos cargando en la vida de responsabilidades que son ineludibles, un beso,

  9. Pues que te voy a decir ya, despues de lo que postee, la verdad es que detras de esta superocupacion, y detras de esta vida de locos esta muchas veces la causa de nuestras ansiedades, a veces necesitamos parar y no podemos, poco a poco nos vamos cargando en la vida de responsabilidades que son ineludibles, un beso,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *