Suelo tener públicos muy buenos, a veces mas expresivos y participativos,otras mas calladitos pero respetuosos, y rara vez un público desinteresado por lo que tengo que contar.
Pero el público de este festival de Los Silos, deja a las claras que no en vano llevan diez años escuchando cuentos de todo el mundo.

El cariño te desborda, aplausos frente a cada frase en la que se identifican, risas y lágrimas. Pocas veces pequeños guiños de mi espectáculo fueron tan detectados y disfrutados como aquí.

Ni hablar de los niños, si en otros sitios tratas de contar para niños de edades tan dispares como tres y doce, pasando por toda la gama intermedia, ni por asomo sale bien esa contada.
Sin embargo en los días que trabajé para pequeños, vi con alegría que los mayores escuchaban con la misma atención y hasta con cariño lo que tenias para contar para los de menos edad, con paciencia esperaban su cuento y hasta cogían en brazos a los que ya cansados pedían algún mimo.
Seguramente se debe al hecho de que son colegios unitarios, los maestros comentaban que comparten todas las actividades, tal vez sea que ya están educados a escuchar, lo que sea es un ejemplo a seguir

3 thoughts on “El público

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *