hijosdelos-hombres.jpg

Cuando era pequeña,el futuro iba a ser diferente a todo, las películas asi lo demostraban con sus escenarios de edificios colgantes,con carreteras en el aire, coches extraños y personas enfundadas en trajes de neopreno que convivían con seres de otros planetas.
Las madres no cocinaban,ya que había robots y aparatos y los niños tenían mil artilugios para jugar.
Pero de repente me doy cuenta que estoy en el futuro y que no es como lo soñábamos.
Ni siquiera en las películas,donde los malos ya nos son invasores de otro mundo, sino nosotros mismos. Las desgracias suceden en calles similares a las que recorres día a día.
Y eso en una película de ciencia ficción me asusta mas que una de terror.
He visto estos días “Hijos de los hombres” de Alfonso Cuarón y no puedo evitar reflexionar algunas cosas.
La historia sucede en un futuro no muy lejano,aunque si lo suficiente como para yo no verlo,en ella se manifiesta de manera cruda,el gran muro global que separa ricos de pobres,inmigrantes de residentes,cuyas manifestaciones se hacen evidentes a traves de una guerrilla y de una fuerza represora.
Se habla de la preocupación del ser humano por reproducirse,van mas de 20 años sin que nazca un solo niño,la humanidad es infértil. Y la pregunta que la película plantea es muy inquietante “Si no somos capaces de convivir sin asesinarnos¿Para que queremos reproducirnos? Que futuro tiene nuestra especie en manos de si misma?
Es que ahora el mal ,esta en casa,camina dentro.Y nuestra arma letal es una proverbial ceguera que nos impide encontrar la solución.
El director podía haber contado la clasica historia de los rebeldes buenos que luchan por salir del pais malo en que viven para salvar al primer bebé que nacerá en años y enamorar al protagonista de la madre del niño (que es una negra) y hacer que se reinicie la humanidad con ellos dos,pero no lo hace. Los guerrilleros no son tan buenos,el protagonista es un mediocre que no quiere estar enredado en semejante lio y la madre solo lo sigue porque se lo ha pedido la única buena de la película,antes de morir.
Y creo que esto es lo que genera mas congoja,porque vemos reflejados uno de los aspectos mas importantes de nuestro tiempo:la confusión moral. Donde esta el bien,donde está el mal.
Inmigrantes enjaulados y llevados en buses a guettos, soldados ametrallando manifestaciones de personas que para demostrar su dolor se golpean el pecho (a que les suena?) Ancianos llorando en los bares la muerte absurda de el hombre mas joven del mundo. Antes en las películas tu sabías si estabas con la fuerza o contra ella,los malos de negro,los buenos de blanco,pero ahora todo es gris sucio y uno no sabe muy bien donde pararse.
Tal vez sea como en el final de la historia, que necesitamos un llanto pequeño pero constante que nos lave la ceguera y nos permita encontrar el camino y asi parir una nueva historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *