mafra.jpg

Este impresionante palacio y monasterio barroco, que Saramago describe minuciosamente a través de un personaje de “Memorial del Convento”, fue construido por orden de Joao V,uno de los reyes mas extravagantes de Portugal, quien prometió fundar un monasterio si le nacía un heredero (aunque las malas lenguas dicen que para redimirse de su conocida lujuria).En 1717 llegaban ríos de oro desde Brasil, así que lo que inicialmente sería para unos pocos frailes,terminó empleando 52000 hombres para construir una basílica similar a la del Vaticano, un palacio de mas de 600 salas,29 patios, un convento, un carillón con 92 campanas y una octava maravilla en el mundo, la Biblioteca.
44.000 volúmenes forrados en piel y oro, cubren los estantes de madera noble y mármol. Es la biblioteca más grande de Europa de una sola planta, pero más allá de quedar maravillada por tanta belleza de libros del siglo XV en adelante en latín, ingles, francés, portugues, etc, me quedé fascinada con el ingenioso sistema de conservación.
Porque claro, lo primero que uno piensa es en como hacer que semejantes joyas de las letras perduren, no piensen en cosas extravagantes ni de alta tecnología.
Una de las paredes, tiene varias ventanas que iluminan el ambiente, pero para lograr que la pared opuesta también reciba luz, dicho muro tiene unas falsas ventanas (frente a frente) revestidas de espejos que concentran el calor hacia el suelo (las ventanas están por la parte superior) manteniendo todo el año una temperatura media adecuada.Pero lo mas increíble es que para evitar los temidos ataques de las polillas y moscas del papel, la biblioteca esta llena de murciélagos. Si, mur-cié-la-gos de unos tres cm, que durante el día no se ven, pero que a la noche salen a devorar todos los bichitos.Ademas son limpios, ya que las cacas solo las hacen en las ventanas (verdaderas) que dan al exterior.
Parece mentira que esta biblioteca magnífica, se preserve de manera tan económica, ecológica y originalísima

BibliotecaConventodeMafraAntónioSacchetti.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *