Unidas por el dolor


Cindy Sheehan, la madre coraje estadounidense, no esta sola. A su protesta no solo se han sumado asociaciones pacifistas , hombres y mujeres que quieren la paz y que el señor Bush pare la guerra, sino que también ahora a su lado acuden otras madres del mundo, entre ellas ayer en Washington la esperó y abrazó, la madre de José Couto, el cámara de Telecinco.
Hasta agosto esta mujer era una voz anónima que pedía una audiencia al señor de laa guerra, pero que nunca le fue concedida.
Así acampó frente a su rancho en Texas y allí escuchó como el arrogante le daba las gracias a todas las madres que entregaban sus hijos a la patria “por su generosidad”.
Pues que él sea generoso también y mande sus hijas, contesto la “madre por la paz” como le llaman los medios.
El 24 de septiembre fue el día elegido por los pacifistas para leer frente al congreso una proclama que comenzó diciendo: «Soy Cindy Sheehan y mi hijo Casey de 24 años fue asesinado por la política brutal y arrogante del Comandante en jefe de Estados Unidos, George W. Bush».
Maria Isabel Permou de Couto solo dijo tener una pregunta: “¿Por qué asesina periodistas señor presidente?”
Rose Gente, llego desde Escocia…
Será que todas las madres deberan llorar frente a este señor?
Las que han perdido sus hijos en Afganistán, Irak o Nueva Orleáns?

8 comentarios sobre “Unidas por el dolor”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *