Por Oviedo

Primera función, luego de las vacaciones. Rumbo a Oviedo, salí muy temprano en el Alsa. Iba al festival organizado por Cajastur “De cuentos y otras yerbas”
Desde el comienzo el viaje tuvo sus puntillos,salí de casa con la sensación de que no llevaba la ropa correcta, luego darme cuenta que me olvidaba del cepillo de dientes y la pasta ( y no voy a volver porque el pobrecito seguramente esta tratando de dormir unos minutitos mas, no se los voy a jorobar yo entrando y haciendo ruido ya comprare otro). La taza de café tenía esa gotita(chorro) impertinente que les dejan a veces en el plato y que como al descuido cayó sobre mi chaquetita marfil en un lugar indisimulable. Ya en el bus, salimos dando tumbos y a una velocidad supersónica. El conductor iba cabreado por algo y se lo hacía saber a su relevo y de paso a todo el pasaje. Tocaba el claxon por un demás y a la salida de Santiago aparcó y cual niños pequeños nos aleccionó: A ver, que el chisme este de la microfonía no anda, así que yo mismo les digo que pararemos en varios sitios (retahíla de nombres)y cuando lleguemos a Oviedo los que van pa’ Irún se esperan comiendo que yo iré para Gijón a buscar gente y al rato vuelvo a buscarlos. Hay un aseo pero es para usos menores solamente (una peregrina francesa dijo “Pagdon”) y el le deletreó:- solo para pipi madam, solo para pipi, lo otro nien.
Nos puso una peli, mejor dicho, una mancha blanca comenzó a circular por la pantalla, al decírselo contesto que ese otro chisme tampoco andaba muy bien, que había que esperar que calentase, a los 45 minutos veíamos siluetas y al final vimos una gloriosa escena de un negro una rubia y un jeep en medio de algo parecido a África, nada mas.
La tranquilidad nos vino cuando al sonar un móvil, lo atendió el conductor y se lo paso al relevo:- Es pa’ti.
-Si,¿la guardia civil?…¿Que me esperan donde?… Pues como 12 y media pasare por ahí…que voy a temer?
-Que ha pasao?
-Nada, la guardia civil de Navia que quieren hablar conmigo, debe ser por lo del otro día, venía yo tan normal, cuando un gilipollas de un Renault Megane, se me puso delante y a 60 y de ahí el condenado no subía y yo atrás y el nada, le pite y me señalo los carteles, como que si yo no sabia leer que ponían 70, pero el no tenía un disco como yo que te pone la empresa, ni un horario así que lo adelanté, en línea continua y el otro se pico y me adelantó y yo lo adelante otra vez y se ve que me han visto.
Después nos preguntamos el porque de los accidentes.
Al llegar me encontré una Oviedo preciosa, de fiestas de San Mateo. Di un paseo, comí riquísimo, siesta y para la sala de cultura.
El personal ya estaba esperando, todos súper amables y encantadores, da gusto trabajar así, uno ya se pone de buen humor solo de eso.
En la sala, alrededor de 50 personas (algo milagroso teniendo en cuenta que toda las plazas de los alrededores estaban llenas de casetas con fiesta y comida)
Al principio estaban muy modositos, pero luego de la foto, donde algunos se taparon la cara o salieron en ese momento por algo dejando bolsos y abrigos en su sitio, la contada dio comienzo. Siempre me resulta fascinante el instante en que la comunicación comienza a fluir, el momento en que notas que tu mano o tu voz son como una brisa que inclina las caras, los gestos, los cuerpos, las respiraciones, las lágrimas, las sonrisas, en una dirección o en otra.
No se si fue porque tenía ganas atrasadas o porque el momento fue mágico que hubiera seguido mas de la hora y media que estuve. Muchas historias quedaron en el tintero, pero tuve la suerte de contar algunas de las mas queridas, de las que me gustan porque tienen nombre y apellido, esas historias que salen en los periódicos a veces pero que no leemos, porque hoy nos llaman mas la atención las noticias con siglas, ZP,PP,11J,7M que las con nombre propio, a pocos importan las historias mínimas. Pero yo tuve la suerte de encontrar en Oviedo un grupo de personas a las que si, por eso, muchas, pero muchas gracias, me han dado mucha energía para empezar la temporada.

32 comentarios sobre “Por Oviedo”

  1. Siento agradecimiento por las sensaciones vividas..
    como fluyeron las lagrimas,la risa..
    recordar cosas olvidadas, y tomar consciencia d otras que en otros momentos no puede reconocer.
    Ahora siento mucha alegria,como si hubiera asistido a una terapia grupal en la que tu vestido blanco nos hubiera hecho danzar, girando como la tierra,experimentando una regresion en mi vida.
    Eres una gran artista,disfruté d tu belleza, naturalidad,esa parte felina… «totalidad».Gracias a todos los que compartimos ese momento.

  2. Siento agradecimiento por las sensaciones vividas..
    como fluyeron las lagrimas,la risa..
    recordar cosas olvidadas, y tomar consciencia d otras que en otros momentos no puede reconocer.
    Ahora siento mucha alegria,como si hubiera asistido a una terapia grupal en la que tu vestido blanco nos hubiera hecho danzar, girando como la tierra,experimentando una regresion en mi vida.
    Eres una gran artista,disfruté d tu belleza, naturalidad,esa parte felina… «totalidad».Gracias a todos los que compartimos ese momento.

  3. Siento agradecimiento por las sensaciones vividas..
    como fluyeron las lagrimas,la risa..
    recordar cosas olvidadas, y tomar consciencia d otras que en otros momentos no puede reconocer.
    Ahora siento mucha alegria,como si hubiera asistido a una terapia grupal en la que tu vestido blanco nos hubiera hecho danzar, girando como la tierra,experimentando una regresion en mi vida.
    Eres una gran artista,disfruté d tu belleza, naturalidad,esa parte felina… «totalidad».Gracias a todos los que compartimos ese momento.

  4. Siento agradecimiento por las sensaciones vividas..
    como fluyeron las lagrimas,la risa..
    recordar cosas olvidadas, y tomar consciencia d otras que en otros momentos no puede reconocer.
    Ahora siento mucha alegria,como si hubiera asistido a una terapia grupal en la que tu vestido blanco nos hubiera hecho danzar, girando como la tierra,experimentando una regresion en mi vida.
    Eres una gran artista,disfruté d tu belleza, naturalidad,esa parte felina… «totalidad».Gracias a todos los que compartimos ese momento.

  5. Sólo una mínima corrección para dotar de rigor a tu fantástica narración del viaje: es 11-M y 7-J por 11 de marzo (atentados en los trenes de Madrid) y 7 de junio (atentados en el metro de Londres). Haces un magnífico trabao que ayuda a dar alegría a mucha gente y a hacer más bonita esta vida dura. Saludos y un besito tierno.

    Desde Lopera (Jaén), un lector llamado: Jerónimo Medina Valcarreras

  6. Sólo una mínima corrección para dotar de rigor a tu fantástica narración del viaje: es 11-M y 7-J por 11 de marzo (atentados en los trenes de Madrid) y 7 de junio (atentados en el metro de Londres). Haces un magnífico trabao que ayuda a dar alegría a mucha gente y a hacer más bonita esta vida dura. Saludos y un besito tierno.

    Desde Lopera (Jaén), un lector llamado: Jerónimo Medina Valcarreras

  7. Sólo una mínima corrección para dotar de rigor a tu fantástica narración del viaje: es 11-M y 7-J por 11 de marzo (atentados en los trenes de Madrid) y 7 de junio (atentados en el metro de Londres). Haces un magnífico trabao que ayuda a dar alegría a mucha gente y a hacer más bonita esta vida dura. Saludos y un besito tierno.

    Desde Lopera (Jaén), un lector llamado: Jerónimo Medina Valcarreras

  8. Sólo una mínima corrección para dotar de rigor a tu fantástica narración del viaje: es 11-M y 7-J por 11 de marzo (atentados en los trenes de Madrid) y 7 de junio (atentados en el metro de Londres). Haces un magnífico trabao que ayuda a dar alegría a mucha gente y a hacer más bonita esta vida dura. Saludos y un besito tierno.

    Desde Lopera (Jaén), un lector llamado: Jerónimo Medina Valcarreras

  9. Sólo una mínima corrección para dotar de rigor a tu fantástica narración del viaje: es 11-M y 7-J por 11 de marzo (atentados en los trenes de Madrid) y 7 de junio (atentados en el metro de Londres). Haces un magnífico trabajo que ayuda a dar alegría a mucha gente y a hacer más bonita esta vida dura. Saludos y un besito tierno.

    Desde Lopera (Jaén), un lector llamado: Jerónimo Medina Valcarreras

    PD: tenía un error en la palabra, faltaba una «j».
    Espero tu respueta, si quieres mi E-Mail es: Jeromedina1@yahoo.es, estaré agradecido de recibir tu mensaje.

  10. Sólo una mínima corrección para dotar de rigor a tu fantástica narración del viaje: es 11-M y 7-J por 11 de marzo (atentados en los trenes de Madrid) y 7 de junio (atentados en el metro de Londres). Haces un magnífico trabajo que ayuda a dar alegría a mucha gente y a hacer más bonita esta vida dura. Saludos y un besito tierno.

    Desde Lopera (Jaén), un lector llamado: Jerónimo Medina Valcarreras

    PD: tenía un error en la palabra, faltaba una «j».
    Espero tu respueta, si quieres mi E-Mail es: Jeromedina1@yahoo.es, estaré agradecido de recibir tu mensaje.

  11. Sólo una mínima corrección para dotar de rigor a tu fantástica narración del viaje: es 11-M y 7-J por 11 de marzo (atentados en los trenes de Madrid) y 7 de junio (atentados en el metro de Londres). Haces un magnífico trabajo que ayuda a dar alegría a mucha gente y a hacer más bonita esta vida dura. Saludos y un besito tierno.

    Desde Lopera (Jaén), un lector llamado: Jerónimo Medina Valcarreras

    PD: tenía un error en la palabra, faltaba una «j».
    Espero tu respueta, si quieres mi E-Mail es: Jeromedina1@yahoo.es, estaré agradecido de recibir tu mensaje.

  12. Sólo una mínima corrección para dotar de rigor a tu fantástica narración del viaje: es 11-M y 7-J por 11 de marzo (atentados en los trenes de Madrid) y 7 de junio (atentados en el metro de Londres). Haces un magnífico trabajo que ayuda a dar alegría a mucha gente y a hacer más bonita esta vida dura. Saludos y un besito tierno.

    Desde Lopera (Jaén), un lector llamado: Jerónimo Medina Valcarreras

    PD: tenía un error en la palabra, faltaba una «j».
    Espero tu respueta, si quieres mi E-Mail es: Jeromedina1@yahoo.es, estaré agradecido de recibir tu mensaje.

  13. Jerónimo, gracias por tu aporte, pero lo hice a posta, se puede decir que fue una licencia literaria, ya que no quería usar fechas reales que tanto daño han hecho, y que se han transformado en muchos casos solo en un titular por olvidar los nombres propios que hay detras de estas tragedias.
    Sigue pasandote por las Caja que la union de muchos hilos es lo que hace que este sitio crezca. S

  14. Jerónimo, gracias por tu aporte, pero lo hice a posta, se puede decir que fue una licencia literaria, ya que no quería usar fechas reales que tanto daño han hecho, y que se han transformado en muchos casos solo en un titular por olvidar los nombres propios que hay detras de estas tragedias.
    Sigue pasandote por las Caja que la union de muchos hilos es lo que hace que este sitio crezca. S

  15. Jerónimo, gracias por tu aporte, pero lo hice a posta, se puede decir que fue una licencia literaria, ya que no quería usar fechas reales que tanto daño han hecho, y que se han transformado en muchos casos solo en un titular por olvidar los nombres propios que hay detras de estas tragedias.
    Sigue pasandote por las Caja que la union de muchos hilos es lo que hace que este sitio crezca. S

  16. Jerónimo, gracias por tu aporte, pero lo hice a posta, se puede decir que fue una licencia literaria, ya que no quería usar fechas reales que tanto daño han hecho, y que se han transformado en muchos casos solo en un titular por olvidar los nombres propios que hay detras de estas tragedias.
    Sigue pasandote por las Caja que la union de muchos hilos es lo que hace que este sitio crezca. S

  17. Hola Sole. Quería escribirte cuatro líneas a raíz de tu actuación el 14 de septiembre en Oviedo.

    No voy a ser anónimo, no. Me llamo Alejandro, y soy unos de esos pocos hombres que estaban en las butacas. Concretamente estoy hacia el centro de la foto, a la derecha de Isabel -ella con un suéter amarillo-. Incluso recuerdo que fuimos los últimos en salir, ella y yo.

    Bueno, pues decirte que me gustó mucho cómo te comunicas con el público. Me gustó mucho el lenguaje de tu cuerpo, de tus gestos, de tus miradas. Me pareció que estabas a gusto, tan a gusto como yo -que no había tenido el mejor día, precisamente-.

    Te noté un acento gallego nada más empezar a hablar, y claro que se nota el tono y el acento de tu tierra natal.

    Es una suerte haberte tenido aquí, Sole, y es que estas programaciones que hace la Caja de Ahorros están mucho más que bien. Traen a personas como tú, que trasmiten amor por lo que hacen.

    Trasmites, Sole, trasmites con el cuerpo, con la voz, toda tú como una sensible caja de resonancia que da ilusión, esperanza, amor.

    Prestome (como decirmos en Asturias por «me gustó») cómo mirabas, cómo preguntabas con un bello sentido del humor. Envidié esa capacidad de estar ahí relajadamente -al menos en apariencia-, como si estuvieses en casa. ¿Tal vez es que te sentiste «en casa»? Yo lo viví así, con complicidad, con placer. Salí muy a gusto. Así que gracias por tu actuación. Creo que este email podrían firmarlo la mayoría de las personas que se «atrevieron» a entrar (que se atrevieron a lo «raro»), que se atrevieron a abrir una ventana en la tierra y entrar en una porción de Ilusión, de Cielo, de aire sin ruido y con mucha música auténtica: la música de tu voz.

    Un beso de parte de Alejandro, de Isabel y de todos los que estuvimos sintiendo tus vibraciones.

    Oviedo, 21 de septiembre de 2005.

  18. Hola Sole. Quería escribirte cuatro líneas a raíz de tu actuación el 14 de septiembre en Oviedo.

    No voy a ser anónimo, no. Me llamo Alejandro, y soy unos de esos pocos hombres que estaban en las butacas. Concretamente estoy hacia el centro de la foto, a la derecha de Isabel -ella con un suéter amarillo-. Incluso recuerdo que fuimos los últimos en salir, ella y yo.

    Bueno, pues decirte que me gustó mucho cómo te comunicas con el público. Me gustó mucho el lenguaje de tu cuerpo, de tus gestos, de tus miradas. Me pareció que estabas a gusto, tan a gusto como yo -que no había tenido el mejor día, precisamente-.

    Te noté un acento gallego nada más empezar a hablar, y claro que se nota el tono y el acento de tu tierra natal.

    Es una suerte haberte tenido aquí, Sole, y es que estas programaciones que hace la Caja de Ahorros están mucho más que bien. Traen a personas como tú, que trasmiten amor por lo que hacen.

    Trasmites, Sole, trasmites con el cuerpo, con la voz, toda tú como una sensible caja de resonancia que da ilusión, esperanza, amor.

    Prestome (como decirmos en Asturias por «me gustó») cómo mirabas, cómo preguntabas con un bello sentido del humor. Envidié esa capacidad de estar ahí relajadamente -al menos en apariencia-, como si estuvieses en casa. ¿Tal vez es que te sentiste «en casa»? Yo lo viví así, con complicidad, con placer. Salí muy a gusto. Así que gracias por tu actuación. Creo que este email podrían firmarlo la mayoría de las personas que se «atrevieron» a entrar (que se atrevieron a lo «raro»), que se atrevieron a abrir una ventana en la tierra y entrar en una porción de Ilusión, de Cielo, de aire sin ruido y con mucha música auténtica: la música de tu voz.

    Un beso de parte de Alejandro, de Isabel y de todos los que estuvimos sintiendo tus vibraciones.

    Oviedo, 21 de septiembre de 2005.

  19. Hola Sole. Quería escribirte cuatro líneas a raíz de tu actuación el 14 de septiembre en Oviedo.

    No voy a ser anónimo, no. Me llamo Alejandro, y soy unos de esos pocos hombres que estaban en las butacas. Concretamente estoy hacia el centro de la foto, a la derecha de Isabel -ella con un suéter amarillo-. Incluso recuerdo que fuimos los últimos en salir, ella y yo.

    Bueno, pues decirte que me gustó mucho cómo te comunicas con el público. Me gustó mucho el lenguaje de tu cuerpo, de tus gestos, de tus miradas. Me pareció que estabas a gusto, tan a gusto como yo -que no había tenido el mejor día, precisamente-.

    Te noté un acento gallego nada más empezar a hablar, y claro que se nota el tono y el acento de tu tierra natal.

    Es una suerte haberte tenido aquí, Sole, y es que estas programaciones que hace la Caja de Ahorros están mucho más que bien. Traen a personas como tú, que trasmiten amor por lo que hacen.

    Trasmites, Sole, trasmites con el cuerpo, con la voz, toda tú como una sensible caja de resonancia que da ilusión, esperanza, amor.

    Prestome (como decirmos en Asturias por «me gustó») cómo mirabas, cómo preguntabas con un bello sentido del humor. Envidié esa capacidad de estar ahí relajadamente -al menos en apariencia-, como si estuvieses en casa. ¿Tal vez es que te sentiste «en casa»? Yo lo viví así, con complicidad, con placer. Salí muy a gusto. Así que gracias por tu actuación. Creo que este email podrían firmarlo la mayoría de las personas que se «atrevieron» a entrar (que se atrevieron a lo «raro»), que se atrevieron a abrir una ventana en la tierra y entrar en una porción de Ilusión, de Cielo, de aire sin ruido y con mucha música auténtica: la música de tu voz.

    Un beso de parte de Alejandro, de Isabel y de todos los que estuvimos sintiendo tus vibraciones.

    Oviedo, 21 de septiembre de 2005.

  20. Hola Sole. Quería escribirte cuatro líneas a raíz de tu actuación el 14 de septiembre en Oviedo.

    No voy a ser anónimo, no. Me llamo Alejandro, y soy unos de esos pocos hombres que estaban en las butacas. Concretamente estoy hacia el centro de la foto, a la derecha de Isabel -ella con un suéter amarillo-. Incluso recuerdo que fuimos los últimos en salir, ella y yo.

    Bueno, pues decirte que me gustó mucho cómo te comunicas con el público. Me gustó mucho el lenguaje de tu cuerpo, de tus gestos, de tus miradas. Me pareció que estabas a gusto, tan a gusto como yo -que no había tenido el mejor día, precisamente-.

    Te noté un acento gallego nada más empezar a hablar, y claro que se nota el tono y el acento de tu tierra natal.

    Es una suerte haberte tenido aquí, Sole, y es que estas programaciones que hace la Caja de Ahorros están mucho más que bien. Traen a personas como tú, que trasmiten amor por lo que hacen.

    Trasmites, Sole, trasmites con el cuerpo, con la voz, toda tú como una sensible caja de resonancia que da ilusión, esperanza, amor.

    Prestome (como decirmos en Asturias por «me gustó») cómo mirabas, cómo preguntabas con un bello sentido del humor. Envidié esa capacidad de estar ahí relajadamente -al menos en apariencia-, como si estuvieses en casa. ¿Tal vez es que te sentiste «en casa»? Yo lo viví así, con complicidad, con placer. Salí muy a gusto. Así que gracias por tu actuación. Creo que este email podrían firmarlo la mayoría de las personas que se «atrevieron» a entrar (que se atrevieron a lo «raro»), que se atrevieron a abrir una ventana en la tierra y entrar en una porción de Ilusión, de Cielo, de aire sin ruido y con mucha música auténtica: la música de tu voz.

    Un beso de parte de Alejandro, de Isabel y de todos los que estuvimos sintiendo tus vibraciones.

    Oviedo, 21 de septiembre de 2005.

  21. Alejandro, mil gracias por tus líneas, que seran cuatro pero que a mi me valen por cien.
    Y si, te confirmo lo que sentisste, estaba en casa, porque en cada escenario me insstalo con comodidad, no por el escenario en si, sino por la suerte enorme que tengo de poder sacar de dentro de mi ese pequeño mundo que tengo.
    Gracias por entrar en él.
    Un beso para Isabel y otro para ti

  22. Alejandro, mil gracias por tus líneas, que seran cuatro pero que a mi me valen por cien.
    Y si, te confirmo lo que sentisste, estaba en casa, porque en cada escenario me insstalo con comodidad, no por el escenario en si, sino por la suerte enorme que tengo de poder sacar de dentro de mi ese pequeño mundo que tengo.
    Gracias por entrar en él.
    Un beso para Isabel y otro para ti

  23. Alejandro, mil gracias por tus líneas, que seran cuatro pero que a mi me valen por cien.
    Y si, te confirmo lo que sentisste, estaba en casa, porque en cada escenario me insstalo con comodidad, no por el escenario en si, sino por la suerte enorme que tengo de poder sacar de dentro de mi ese pequeño mundo que tengo.
    Gracias por entrar en él.
    Un beso para Isabel y otro para ti

  24. Alejandro, mil gracias por tus líneas, que seran cuatro pero que a mi me valen por cien.
    Y si, te confirmo lo que sentisste, estaba en casa, porque en cada escenario me insstalo con comodidad, no por el escenario en si, sino por la suerte enorme que tengo de poder sacar de dentro de mi ese pequeño mundo que tengo.
    Gracias por entrar en él.
    Un beso para Isabel y otro para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *