0

Ponte Puñide un puente romano sobre el río Mera

Publicado por Sole el 15 Oct 2018 en Diario, Galicia

Una ruta pequeña para hacer con los peques de casa, muy cerca de Compostela.
La senda botánica del Río Mera, con su precioso puente romano “Ponte Puñide”
Mientras hago las fotos que aquí os dejo, Gago se emociona contándome del vaso romano que aquí se encontró, un modio.

Una medida para cobrar impuestos. Y grabados en el vaso, están los nombres de las ciudades que pagaban. Un documento de la época que demuestra que lo de sacarte los cuartos no es solo cosa de ésta semana en que los autónomos pagamos el trimestre del IVA.

También apareció un genio, una estatua de un Pater Familia, como buen romano, un macho alfa que decidía sobre esclavos, hijos, patrimonio y mujeres.
No es mala idea que todo aquel que aun conserva resabios de éstas actitudes, se vuelva estatua y solo sea pieza de museo.
Por lo demás, un paseo bonito, para ver el otoño, dejarse llevar por la musicalidad del río, y estirar las piernas durante cuatro km. La ruta no es circular, pero si miran el mapa, se puede volver por otros sitios, o dar la vuelta con total calma, que el camino nunca es igual para el que viene que para el que va.

 
0

Delicia!!

Publicado por Sole el 23 Sep 2018 en Diario, Galicia

Y abrimos la sandía!!! Sabe a sol, a rocío, a tierra nuestra…

 
0

Sargadelos

Publicado por Sole el 23 Jul 2018 en Diario, Galicia

Que meto eu no peto? me preguntó la señora, cuando le di las gracias.
Todo empezó dando un paso por el conjunto histórico de las fábricas de Sargadelos.
Recorríamos las instalaciones, Casa del Marqués, Museo, fundición, herrería etc , imaginando los tiempos en que esas barracas serían un hervidero de actividad, con los fuegos, las tierras, los esmaltes, los carros… cuando tuve un momento Peaky Blinders y me sonó de fondo Nick Cave.
Seguramente la estampa no sería muy distinta a la de los arrabales de Bristol, donde las industrias teñían de hollín la piel de cientos de obreros y obreras.
Al instante todo volvió a ser verde, y allí estaba el presente en silencio, la luz del sol, encandilando.


Me sacudí las imágenes y nos metimos por el Paseo de los enamorados caminando con la banda sonora del río Xunco.
Cuenta la leyenda que éste paseo de poco más de 1 km es tan hermoso que si entra una pareja que no está enamorada, al salir, salen ambos rendidos de amor.
En la presa del siglo XVII me dejé embobar con los miles de arcoiris que danzaban en el agua.
Al regresar, vi que la señora mayor que al empezar nuestro paseo, entraba a la aldea, volvía con una garrafa de agua.
Así que acerqué a preguntarle si había por allí una fuente.
-Si, filla. Un pouco máis adiante
-É auga boa? pregunteille.
-E moi boa. Cura de todo. Hai que bebela sempre, pero cura a base de bien.


A la sombra de la parra me contó como antes la aldea era una cosa digna de ver, llena de vida, de gente, de trabajo. Me contó que ella no había trabajado en la fabrica de loza, pero que su hombre, que ya descansa en paz y su hijo que le vive bien, si que trabajaron en Sargadelos.
Que ahora decían que iban a poner dineros ahí para reanimar, pero que eso no era cosa de dinero, sino de gentes, que ya no hay.
Cuando le agradecí la información, sobre que sendero coger y la distancia a la fuente, me dijo la frase que me he traído, yo que recolecto palabras para mis historias.
-¿Que levo eu no peto facendo o mal e non contando o que sei? Porque haite xente así. En Lugo unha vez, fumos coa filla para sacar o carné, e preguntamos e miraranos como de fóra, que eramos. E sinalaron un camiño a seguir. E fumos, e non dimos. Contentos quedaron de rir de nós, que non coñecíamos alí.
Quen me dera que veñan por eiquí a preguntar, chegan a Marte co que lles explico. Xente ruin.
Cuantas veces en la vida, deberíamos preguntarnos ¿qué sacamos nosotros, qué nos guardamos, qué nos queda haciendo, ya no digo el mal, sino haciendo lugar a esas pequeñas mezquindades de cada día, que horadan y añejan?
Dense un paseo por Cervo, parroquia de Sargadelos y recuerden, solo dejar leves huellas, solo traer recuerdos.

 
0

Teixo dos Tenreiro, un árbol centenario en peligro

Publicado por Sole el 13 Jul 2018 en Diario, Galicia

Desde el primer año que fui a contar a la Biblioteca de Ferrol, al llegar al puente sobre el río Covés, en Pontedeume, desviaba y desvío la vista hacia una casa que año a año cubre un poco más la naturaleza.
Un día decidimos con Gago acercarnos ya que buscando información descubrimos que se escondía una historia muy rica.
Cosas de los tiempos, los deseos se juntaron con la posibilidad, hace cosa de un mes.
Era un día nublado cuando llegamos al lado de un árbol que de hablar, en primer lugar pediría ayuda y en segundo lugar contaría durante horas, anécdotas maravillosas.
Se trata de un tejo, un teixo que tiene entre 300 y 500 años es un ejemplar femenino .


Está “enjaulado” para ser protegido, ya que corre serio peligro de morir. Las obras acometidas en su entorno, carreteras etc, le han afectado mucho.
Y así herido, sostiene o se apoya en una escalera de caracol, oxidada y cubierta por el verdín del tiempo y de los musgos. Mantiene los aros y balcones que muy a la moda del siglo XIX se construían en árboles de ésta envergadura.
Subir por ellos era un viaje por el interior de una frondosidad oscura y fresca, para asomar en lo alto para recrear la vista.
Pero éste árbol fue testigo de momentos históricos, Manuel Azaña estuvo allí, Azorín, Valle Inclán, el premio nóbel Echegaray, aparece en una obra de Emilia pardo Bazán y vivió un Consejo de Ministros de la República.
La familia dueña de la casa y del jardín, los Tenreiro, fue por éstas razones , perseguida durante el franquismo, cayendo en desgracia y haciendo que el tiempo fuera una piqueta cruel para un entorno único.


Paseamos por un jardín que crece sin cortapisas. Las raíces arrancan y rasgan estanques y fuentes. Las camelias crean alfombras rosas , blancas… Un festival de verdes que esconden escalones, rincones…
Cada trozo de baldosas abandonada, de maderas o de enseres devorados por la floresta encierran pequeñas historias.
Ahora la casa está tapiada, para evitar que los vándalos la destrocen aun más.

Pero no dejo de imaginar, debajo de la araucaria gigantesca, como sonaba ésta casa, lo que se leía, la música que se escuchaba, los debates.
Salimos y me acerco al teixo para decirle bajito que siga latiendo, que vuelva…
Ojalá me escuche

 
0

A Cama do Home Santo

Publicado por Sole el 4 Jul 2018 en Diario, Galicia

Hace unas semanas Isaac González García colgó una foto que me encendió las lamparillas de la curiosidad todas. Generosamente me pasó las coordenadas y allá que me fui.
Al llegar los ojos se me llenaron de luz y verde.
¿Dónde estabas, se preguntarán?
En la Parroquia de Tállara, lugar de O Confurco, Concello de Lousame.
Área Recreativa de San Lorenzo y San Mamede.
Ambos, son santos de cultos muy antiguos, y con muchos devotos, solo en Galicia San Mamede es patrono de 99 parroquias.
Sin menospreciar, el que me cae simpático es San Lorenzo, supongo que por ser el patrón de los comediantes y los bibliotecarios. Comediante de humor negro, porque eso de que te estén asando en una parrilla y avisarles a tus verdugos “por aquí todavía no estoy hecho” es de mérito.
A pocos metros de entrar en el parque, bajo la sombra de una imponente sobreira (alcornoque) se encuentra la ermita.

Y cogiendo un sendero que sale hacia la izquierda, te internas en el monte y primero te encuentras con la fuente santa, y finalmente a Cama do Home Santo. Lo que tanto me había llamado la atención en el muro de Isaac, que a su vez liaba en sus recuerdos a Marcos López Concepción

Me resulta siempre maravillosa ésta conjunción de agua y piedra, vinculadas a la sanación. Seguir éste sendero es casi como una “clínica” de poderes desconocidos.
La Cama, es imponente, en su ladera pequeñas hendiduras ayudan a trepar. Y por supuesto trepé, que yo soy muy empírica.
El sol cae a pleno sobre mi, que por supuesto dejo reposar allí mis machacadas lumbares.
“Funme a deitar a pedriña
do santiño San Lorenzo
funme a deitar na pedriña
para curar a cabeza
Lee más…

 
0

Puente de Arnuide

Publicado por Sole el 9 Abr 2018 en Galicia, Mis viajes

Andaba yo acompañando a Gago en su teima de romanos, digo suya porque a mi o por cosas de las matinée de los domingos o de los leones devora mártires que sufrí en la catequesis, como que no me son simpáticos.
Me refiero a los romanos que hace 2000 años se patearon Europa caminando de sandalias, capas al viento y cascos dorados, no de los de ahora que con Sorrentino a la cabeza me caen muy bien.
Que digo yo que aquellos, desapercibidos no pasarían con toda esa hojalata reflejando por lo alto de los montes.
Lo cierto es que con la de cosas maravillosamente fotografiables de éste país, a Gago se le ha dado por pedirme imposibles. Que si la foto de la decumana o de la porta sinistra, que si el terraplén o el foso… Y todo hay que decirlo hay que echarle mucho ojo para detectar como éste toxo se eleva treinta cm sobre el otro y como la castra evidencia la curva de la torre :O
Yo le digo sí y disparo en raw que luego algo siempre sale.
Que no imaginen unos Aquas Querquenis con sus muros y saunas y valetudinarium, no, son campamentos de paso, de esos que si quedó una tachuela, ya hay una fiesta.
Así que para compensar intenta siempre que en medio haya algo que me entretenga.
Y así estoy con éste puente de Arnuide o Penadiz, que cruza el río Arnoia perteneciente a la ruta romana XVIII de Antonino. El que se conserva en la actualidad es un puente medieval. Y así os lo cuento para que quede constancia y si por ahí van, vean lo que yo vi.
Que bonito, estaba, y si es en romería allá por agosto, supongo que mejor.
Hala hacia Dorneda que en la Biblioteca hoy recibimos a los bebés.

 
0

Ermita de Santa Comba-Covas

Publicado por Sole el 7 Abr 2018 en Diario, Galicia, Mis viajes

Cuenta la leyenda que Santa Comba antes de ser santa era bruja. No he podido saber si para bien o para mal, pero lo cierto es que un día por iluminación divina, acompañada de su hijo San Silvestre, llegó en una barca de piedra hasta “Ila do Medio ” y allí en el antiguo castro se instaló para pedir perdón por sus actos.
Hay quien dice que ella hizo levantar la ermita allá por el siglo XII, aunque otra leyenda dice que la ermita, fue levantada por los marineros que corriendo peligro sus vidas contra los peligrosos acantilados, al encomendarse a ella y salvarse, mandaron construir la iglesia.
Como sea a día de hoy quienes han llegado hasta la Ermita han visto la barca de piedra, con la que todo santo o santa que se precie, llega a destino,dormida entre las hierbas.

La marea estaba alta y la escalera por la que se llega a la ermita está rota y no andaba con cuerpo como para colgarme de una cuerda, así que me deleité con la inmensa playa.
Un paisaje maravilloso, con la música del mar contra la arena y las rocas.
En la parroquia de Covas (San Martiño) lugar de Covarradeiras Ferrol.

 
0

Mántaras

Publicado por Sole el 24 Ene 2018 en Diario, Galicia

Me gusta recorrer el mundo, leyendo en sus horizontes. Es maravilloso ver como la tierra guarda los registros, buenos y malos de los hombres y mujeres que la hemos caminado durante miles de años.
Cuando naces en un país, cuya historia oficial reconocida, no pasa de doscientos años (por suerte eso va cambiando) te embelesa cuando vives en otro lugar del mundo donde puedes ver las señales de vida o de muerte de varios siglos atrás.
Tengo particular devoción por petroglifos y mámoas. De petroglifos ya hablaremos otro día.
Pero las mámoas, las tumbas megalíticas que asoman entre el verde, dibujando otro paisaje en el paisaje natural, me fascinan.
Las hay violadas y saqueadas, las que les han plantado eucaliptos encima y las que permanecen mostrando su perfil en el territorio.
Por eso cuando el otro día nos acercamos a Mántara en Ferrol, para ver éstas que hoy les muestro volví encantada.
Para que el gusto fuera completo, hay una ermita románica preciosa. Y alrededor, las tumbas, y en medio del prado, cual límite entre el día y la noche, la muerte y la vida, un menhir por donde el sol marca su ritmo.
Me encanta el título que Gago puso al post “Mántaras: Alí onde se cruzan os mortos e o sol”
Acérquense por ahí un día. Vale la pena.

 
0

Adiós señora Luisa

Publicado por Sole el 30 Dic 2017 en Diario, Galicia

La señora Luisa entró a la sala y me miró como solo mira quien se pone a disposición de algo que sabe que es correcto y que hay que hacerlo.
En O Sorriso de Daniel queríamos elevar una voz que denunciara el abandono total de SanPaio de Abeleda y la forma fue fotografiando a las personas que habían sido
bautizados en esa pía.
Una pía que quiso ser robada una noche y que luego de ser rescatada se mantiene a salvo, junto con otros santos, en una casa-capilla, en espera de que se le devuelva a la iglesia algo de su inmenso esplendor.
Luisa se colocó delante del trípode, con la incomodidad de las personas que toda su vida fue más próxima a faenas y labores, que a flashes de cámaras.
Pero su mirada clara iluminaba más que cualquier foco.
Alta, delgada, se movía por la habitación, mirando siempre el sitio donde pisaba, como hacen las personas que toda la vida han hecho hablar a la tierra con sus frutos y saben que si pisas donde no debes, estropeas algo.
Le expliqué lo que necesitaba de ella.
-Usted fue bautizada en esa pía?
-Si hija- la miró – y yo tuve una foto
-¿Por qué cree que es importante que vuelva a su sitio? y tuve decenas de fotos.
Ella colocó sus manos delante y yo vi allí todas las respuestas que solo un insensible no podría ver.
Luisa do Couto, a dos Cesteiros, a filla de Salvador que enfeitizaba aos nenos e nenas como Victoria, que ían a ver como os bimbios volvíanse como por arte de maxia, en cestos.
Luisa que casou co Lino, e tivo dous fillos, un que anda lonxe, José Antonio (por Miami) e Lino, que coa Rosita están xunto dela.
Luisa que leva nas mans as pegadas das horas que a terra exixe. Esas mans que a xenética labrega adapta aos traballos.
Como elas serían as de quen fixo a pía. E Luisa, en silencio olla para nós e impón respeto. E pide respeto para quen volveu a pedra celebración de vidas.
Luisa marchó hace pocos días, y quiero conocer yo al valiente que pueda sostener su mirada tranquila y sincera, que mire sus manos y luego diga NO a SanPaio.
Abrazo desde aqui a la familia. Gracias por dejarme estar un poquito en vuestras vidas.

 
0

Citas anuales

Publicado por Sole el 8 Nov 2017 en Diario, Epicúrea, Galicia

Ya pensaba que éste año no tocaba.
Sequía, calor, todo en contra para las setas. Sin embargo por fin aparecieron.
regalos de la tierra al plato
#influencerdealdea

Copyright © 2018 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.