0

Los Caminos de la Luna

Publicado por Sole el 10 Ene 2016 en Cuentos

“Juan el Viejo, su hijo, su nuera y sus nietos viven en un pueblo donde las prisas son raras y se grita poco.

La casa de Juan el Viejo está a la sombra de un castaño, a la vera del camino de bajar a la playa.

La casa tiene patio, pozo, una veleta en el tejado y una gotera en la cocina.

La veleta es un gallo de hierro que saca pecho y abre el pico, como a presumir amores o avisar que abre el día.

El patio está emparrado de moscatel.

El agua del pozo sabe a agua.

Desde la ventana de la cocina, se ve la mar.”
Juan Farias. Los Caminos de la Luna. Anaya Infantil Juvenil

 
0

Visita

Publicado por Sole el 4 Nov 2015 en Cuentos, Diario

El camino estaba recién lavado de huellas. Las hojas se habían refugiado donde nadie pudiera encontrarlas. La puerta cerrada, las ventanas…el silencio. El cielo vacío de señales de hogar. Solo la mirada eterna de una vaca solitaria. Sería tarde? Toqué la puerta, cayó una gota fría en mi cara. Con dos dedos recogí su rastro.Sabía a viento. Del otro lado de la madera una voz me dio la bienvenida, empujé con fuerza. Sentada en el patio su sombra me dio la bienvenida. Has venido…solo eso importa. Ven charlemos aunque sea de nada.

 
0

Amor

Publicado por Sole el 14 Oct 2015 en Cuentos, Diario, Galicia

O tempo no que todo isto estaba cheo de xente-díxome o señor Méndez, ese tempo alá foi, ho. A eira toda era unha festa! Xentes dun lado o doutro do río. Así a coñecín.
Namoreime dela e fun a buscala.
Nun burro fun, para que non manchara os zapatos, porque ela era señorita, de apelidos! Non ma querían dar porque eu era campesiño pobre. Pero ella colleu os vestidos e vino conmigo. Casamos, pero primeiro vino conmigo, máis de sesenta anos xa.
Non tardei moito en facer medrar isto que me deixaran os meus, eu quería mostrar que valía para ela. Os padres dela calaron, ben que calaron, cando viron que as mellores vacas eran as miñas, o mellor pan, as empanadas máis grandes, o cuarto aquel de arriba cheo de lacóns e chourizos, os pipotes cheos de viño. Aqui nunca se pasou fame, traballo si, arrea que se traballou, pero sempre na pota tivemos unto, carne, verduras. Gústame estar aqui, mirando para o fume, miro para él e paréceme que a vida enteira, a miña, pasa por diante. E sabes que morena, si ela dixera que si, facía todo de novo, igual que o fixen. Por ela.
Casa Méndez- San Fiz de Asma

 
0

A señora Emérita

Publicado por Sole el 11 Oct 2015 en Cuentos, Galicia

Chegamos a súa casa, preguntando por outra. Ofendiúse cando dixen que estaba a fotografiar lareiras e descoñecía o bonita que era a que tiña ela.
“Chámome Emérita, dixo abrindo a porta. Pasade a vere a miña lareira. Sentar xunto a ela no escano, foi entrar noutro tempo. Foi pasar do outono ao inverno. Pendurou da gramalleira o artiluxio de asar as castañas, seu sobriño, Juan, trouxo augardente e chourizos. O son das castañas remexidas pola man firme é nervuda de Emérita foi un mantra que enfeitizóunos. Nun intre chegaron os contos do lobo, os contos da montaña, dos camiños polos que non hai que ir pola noite. Non sei si foi pola parva, esa sucesión de rodaxas de chourizo sobre unha castaña asada, baixada pola gorxa con vasos de caña, o pola voz de Emérita, que cando saímos da casa, fora, na fiestra, parecéume ver unhas folerpas brancas alumeadas polas raiolas douradas dun sol pequeno que ollaba para nós dende os Ancares. Acomodei o corpo ao peso do equipo fotográfico, e camiñei pola rúa central da aldea, buscando a Casa da señora Otilia, miñas pegadas facían sobre o cemento o mesmo balbordo das castañas asadas…chás,chás,chás
Aldea de Meixide.A Veiga. Ourense.

 
0

Día del Libro

Publicado por Sole el 23 Abr 2015 en Cuentos, Diario

Entraron con los ojos grandes mirando todo en la Biblioteca. Se sentaron en silencio, expectantes. La profe me explicó que era la primera salida del colegio del grupo de 3 años. Y pensaron que lo mejor era que fuera a escuchar mis cuentos. Se me quedó el corazón enorme, sentí en el pecho una responsabilidad inmensa.
Les pregunté como se sentían, uno de ellos dijo que “emocionado”.
Respiré hondo y me concentré para que el había una vez, fuera para siempre.
Me traigo la cara llena de besos y de risas mojaditas. Imposible tener mejor regalo en éste día.

 
0

Viaje al cielo

Publicado por Sole el 16 Abr 2015 en Cuentos, Diario

..ya está, ya estoy cogida de tu cintura. Ya no tengo miedo. Cabalguemos por el cielo en esta noche sin luna. Dancemos entre las nubes. Riamos de los que no se atreven a reírse de si mismos. Seamos ridículamente felices. Soñemos que no hay nada mas importante que el calor de tu espalda donde duerme mi mejilla. Viajemos a Mumpur.

Ilustra Nerina Canzi

 
0

Lo grande que es ser chiquito

Publicado por Sole el 5 Ene 2015 en Cuentos, Diario

…que un aroma nos vuelva niños.

 
0

Arlequin

Publicado por Sole el 11 Oct 2014 en Cuentos

Soy una enamorada de las ilustraciones de Rofusz Kinga, de su universo, tan personal.
Me vuelven loca sus colores, tan potentes.
Mientras espero que el cartero me traiga una joyita suya, me deleito con éste Arlequin

 
0

Añoranza del microrrelato

Publicado por Sole el 5 Oct 2014 en Cuentos, Diario


Espoleado por una idea repentina, el microrrelato se sentó a su escritorio dispuesto a escribir un escritor. “Si me queda bien lo enviaré a un concurso”, se dijo ufano. Haciendo gala de la economía del lenguaje, no tardó ni cinco minutos en parir su propuesta literaria. ¡Ah, pero qué desilusión! Si en un principio la idea le había parecido genial, ahora en frío y tras repasarla una y otra vez, no resultaba gran cosa. El microrrelato venido a menos tuvo que reconocer muy a su pesar que le había salido un escritor bajito, gordo y cabezón. Tras desechar que pudiera ganar el premio, lo arrugó y lo lanzó a la papelera, añorando aquellos tiempos en los que la inspiración le permitía escribir escritores dignos de pasarela.

Francisco Rodríguez Criado

 
2

Ponte do Demo- Carboeiro

Publicado por Sole el 4 Oct 2014 en Cuentos, Diario, Galicia

Llevaba como seis años sin andar por ésta preciosa ruta, hasta que hace unos días en uno de mis recorridos para mostrar Galicia a los amigos (y de paso probar que tal va la Nikon D810 en rutas de bosques y ríos) terminé en el Monasterio de Carboeiro.
Caía ya la tarde y la luz era tenue. Las puertas ya estaban cerradas, pero igualmente nos asomamos por los rincones.
Luego bajamos hasta el puente de piedra, sobre el río.
Le llaman Ponte do Demo, puente del demonio, y tiene una leyenda de esas bonitas para contar.
El Monasterio llegó a ser, en su época de esplendor, uno de los mas ricos del país, teniendo decenas de monjes entre sus muros, pero según la leyenda, no todo fue color de rosa siempre, económicamente hablando. Al principio, escaseaba el dinero y mientras la comunidad crecía, se hacía cada vez mas necesario emprender nuevas obras, trabajar mejor las tierras del monasterio y generar dinero que alimentase a los religiosos.
Hartos de pasar mal, decidieron hacer un pacto con el diablo.
El hermano Ramón, sería el encargado de hablar con él y proponerle las condiciones.
Eso sucedió un viernes y el trato era que si se construía desde ese día, al domingo un monasterio de buena piedra, el demonio se podría llevar todas las almas que pasaran por el puente (hay versiones que dicen que solo las de ese domingo)
Al principio el diablo no se fiaba, ya que él sabía que los monjes tenían el salterio de San Cipriano, y el solo rezo o canto de cualquiera de los salmos del libro, provocaba pavor y angustia en el diablo, conocedor del poder que el santo desprendía en su liturgia.
Pero al hermano Ramón se lo veía tan buena gente, hablaba con tanta sinceridad y pena… que el principe de las tinieblas, se fió.
De viernes a domingo a la mañana el diablo trabajó sin descanso, usando las mejores piedras de la zona, cosntruyendo un monasterio hermoso, monumental.


Luego se sentó en una de las piedras del río a esperar su recompensa.
El abad entonces,echó mano del sagrado libro y con él en la puerta hizo señas al demonio que no se acercara por allí.
Éste, furioso quiso derribar el monasterio, pero entre que lo había construído de una factura excelente, que ni el mismo podía con ella y que el abad blandía el salterio al que tanto temía, el edificio siguió en pie.
El diablo quedó rondando por la zona, a la espera del momento de la venganza y mientras tanto, si alguien pasaba por el puente en domingo, intentaba robar su alma, pero los feligreses de la zona, alertados por los monjes, se encomendaban al santo y no caían en sus artimañas.


Todo ésto alentó la rabia del diablo que un día vio con júbilo como el libro sagrado marchaba para Toledo, entonces, sopló una tempestad tremenda y el Monasterio quedó reducido a ruinas.

Hubo que esperar muchos años, para su actual reconstrucción. Pero la ruta que une Carboeiro con la Fervenza do río Toxa es un deleite que permite pasar por encima del puente y contar a los amigos, ésta historia.

Copyright © 2017 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.