Músicas mínimas

Posiblemente, no figurará entre los discos más vendidos, pese a la originalidad de los temas. Crearlos ha exigido a sus autores, oyentes del programa radiofónico ‘No somos nadie’, una gran destreza. Nada de pianos, baterías o guitarras. Los artistas de ‘Músicas Minúsculas’ echan mano de objetos cotidianos que encontraron en la cocina, el baño, el trastero o el garaje para ‘fabricar’ sus instrumentos. A saber: muletas ortopédicas, cocos, ruedas de bici, barreños, cepillos de dientes, perritos de peluche, cadenas de váter, grifos rotos… ¿Hasta condones!

«Todo puede resultar interesante musicalmente», defiende el promotor de esta altruista iniciativa, Juan Herrera. Los beneficios de las ventas se destinarán a la Federación Española contra la Fibrosis Quística. Contra todo pronóstico, son músicas «bellísimas -explica Pablo Motos, presentador de M-80- que nos hacen cosquillas en los bolsillos de la imaginación».

Cómo, si no, explicar ‘Espectro no mar’, uno de los 31 temas del cedé. Su autor, Hugo Merino, tiró de una cadena de váter, paraguas, copas de cristal, botellas de cerveza y cucharas para componer un tema que reproduce sorprendentes sonidos de sirenas de barco. O cómo José Manuel Pizarro interpreta ‘Muleta por bulería’ con la ayuda de una muleta ortopédica que convirtió en flauta travesera después de quitarle el taco de la pata y redondear su ingenio con el tubo que sujeta la cortina de ducha, un globo, ladrillos, un preservativo, una rueda de bici y una raqueta de juguete.

Resulta encomiable el esfuerzo de Javier Aparicio en ‘Lantururú’ soplando con fuerza un perrito de peluche que transformó en el buche de una gaita aderezada con unos pequeños tubos de chocolates lacasitos. Enternecedor suena ‘Los ritmos de Paula’, pieza que abre el cedé realizada por José Fernando Martínez. Recoge los latidos del corazón de su hija extraídos de una ecografía, la respiración del bebé durmiendo y su primer llanto. Y divertida es la versión que hacen de ‘Heidi’ con una flauta dulce y un cubo de metal.

‘Músicas Minúsculas’, editado por Gran Vía Musical, sorprende por su sencillez y por cómo estos músicos sin experiencia, que el pasado viernes actuaron en directo en Barcelona, palían la falta de medios con restos de todo tipo. «¿La belleza está más cerca de lo que creemos!», afirma Motos.

6 comentarios sobre “Músicas mínimas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *