Tarta red velvet. Un terciopelo rojo de amor.

Posted by Sole on Jul 27, 2015 in Diario, Epicúrea |

Casaban unos amigos y la idea era hacer una fiesta sorpresa. A la hora de pensar en la tarta, se me vino a la cabeza ésta que tradicionalmente se hace por San Valentin, pero que a mi personalmente me gusta comer en cualquier ocasión especial.
Además la fiesta era en una casa que no había nevera, así que ganaba puntos a la hora de no necesitar mucho frío ya que el frosting o crema de queso con que la rellenas y decora, aguanta lo que le eches.
Y tanto! Que misteriosamente la tarta se cayó sola de la mesa y hubo que emparcharla. Así y todo, estaba deliciosa!
Fácil, resultona, vistosa y súper rica.
Aqui la receta

Para la tarta
120 ml de aceite suave
320 g de azúcar blanco
2 huevos medianos
2 cdas de cacao en polvo Valor o similar
1 cdta de colorante en pasta rojo (uso el wilton en pasta, nunca el líquido)
3 cdtas de vainilla
250 ml de leche entera
2 cdas de zumo de limón (Si consigues butter milk olvida ésto)
300 g de harina
1 cdta de bicarbonato

Para la crema de queso o frosting :
Para la crema de queso (frosting):
300 gr. queso crema (tipo Philadelphia®)
150 gr. azúcar glas
300 ml. nata para montar de 35%

A por ella!
Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Enmantecamos y enharinamos un molde alto de 24 cm.
Si has conseguido Butter Milk en el supermercado, empieza con la receta, sino, coloca la leche entera en una jarra y agrégale el limón y deja reposar hasta que tenga un aspecto como de leche cortada.
Tamizamos la harina con el cacao, reservamos.
Batimos el aceite, el azúcar y los huevos hasta obtener una crema amarillo clara y homogénea.
Batiendo a velocidad baja, agregamos la harina con el cacao, alternándola con la leche.
Agregamos el colorante rojo y la vainilla y mezclamos bien.
Y por último, el bicarbonato. Es muy importante hacer este paso al final, porque en el momento en que el bicarbonato entra en contacto con la masa húmeda, comienza a hacer su trabajo y si lo dejamos reposar sin colocar en el horno, perdemos el efecto que hace en la tarta, que es el de hacer que nos quede esponjosa.
Repartimos la masa en el molde y horneamos durante 25-30 minutos o hasta que los bordes del bizcocho se hayan separado levemente de las paredes del molde y al introducir un palillo, éste salga limpio. Dejamos reposar el bizcocho sobre una rejilla y desmoldamos cuando se haya templado.
Dejamos enfriar por completo.

Para preparar la crema de queso

Tamizamos el azúcar glas y lo batimos junto con el queso.
Agregamos la nata y batimos hasta que esté totalmente integrado.
La textura de la crema es firme, las varillas de la batidora quedan en pie dentro de la crema, ese es el punto. Pero para eso hay que cuidar que los ingredientes estén muy frios.
Para montar la tarta cortamos el bizcocho en tres partes.
Comenzamos a montar la tarta poniendo el primer trozo sobre la bandeja que presentaremos la Red Velvet y le ponemos dos o tres cucharadas generosas de la crema. Cubrimos con el segundo trozo y repetimos y luego de poner el tercero decoramos como más nos guste.
Si pueden hacerla un día antes de ser degustada, estará perfecta, con todos los sabores conseguidos y con una masa esponjosa y húmeda.

Reply

Copyright © 2018 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.