Tarta de Guinness o Porter

Posted by Sole on Sep 23, 2015 in Diario, Epicúrea |

He visto ésta receta en muchos blogs y en unos cuantos, se repiten unas proporciones que a mi no me dieron resultado, así que decidí ir a las fuentes. Rebusqué por libros de pastelería irlandesa y más o menos, ahora tengo las ideas más claras.

La tarta de Guiness se ha hecho muy famosa desde que una conocida pastelera inglesa, la publicó en su libro. Pero la historia de la tarta viene de antes.

En Irlanda y Escocia, en zonas de poca leña, hasta mediados del siglo pasado en que aparecieron los hornos accesibles a todo público, las tartas se solían hacer en cacerolas de barro o hierro la famosa “the little three-legged pot”, que se colocaban directamente sobre el fogón o se colgaban de un gancho sobre el fuego.

Por supuesto no todas las tartas eran posibles, pero si una variedad infinita de puddings y tartas de frutas.
La creatividad hizo el resto y en algún momento del siglo XIX nace la tarta Porter.

Porter se llama la cerveza negra que nació en Londres en el siglo XVIII como una mezcla de brown ale, pale ale y «stale» ale o añejo, y con un 6 % de alcohol en volumen. El nombre viene de su popularidad entre los porteadores (porters) que trabajaban en los mercados de abastecimiento de Londres.
Tiene un fuerte aroma malteado y el amargor del lúpulo. Es generalmente fuerte y oscura.
Cuando la porter sube de graduación, pasa a conocerse como porter stout y actualmente solo stout.
Ahora la moda por las cervezas a devuelto la popularidad, aunque nunca como en épocas de los obreros de Londres, a las Porters, pero es mucho mas frecuente encontrarse con stouts y principalmente con la más poipular de todas, la Guiness.
La reina negra de Irlanda que subió como la espuma, nunca mejor dicho, cuando durante la primera guerra mundial, la escasez de carbón provocó restricciones en la producción de malta oscura en el Reino Unido, y consecuentemente, de la stout y de la porter. Esto permitió a Guinness satisfacer las necesidades del mercado y alcanzar la hegemonía del sector.

Por eso me sorprende mucho cuando leo en algunos blogs que si no encuentras Guinness, vale otra cerveza negra suave. Al contrario, vale otra fuerte o en su defecto una Porter, que tendrá menos alcohol (algo que se evaporará en la cocción) pero mantiene las otras propiedades.

350 ml cerveza negra Guinness stout
250 gr. mantequilla
100 gr. cacao en polvo (Valor)
400 gr. azúcar
200 ml. de nata líquida para montar
3 huevos
1 cdta. de vainilla líquida
400 gr. harina para repostería
2’5 cdtas. de bicarbonato

Para el frosting
500 gr. queso tipo Philadelpia
250 gr. azúcar glas
360 ml. nata líquida para montar

Colocamos la cerveza en una cacerola y la mantequilla cortada en trozos. LLevamos a fuego medio, hasta que se derrita la mantequilla cuidando que no hierva. Reservamos.
En un cuenco colocamos la harina, el azúcar, el cacao, el bicarbonato (si usas vainilla en polvo la agregas aqui) y lo mezclamos hasta que queden bien ligados todos los ingredientes.

En otro cuenco, colocamos la nata, los huevos y la vainilla (si no la agregaste en los ingredientes secos) y bates, a velocidad baja, hasta que nos quede una mezcla uniforme.
A continuación agregamos la cerveza con la mantequilla, y lo mezclamos bien.
Cuando tenemos todos los líquidos juntos, los vamos incorporando a los ingredientes secos, batimos hasta conseguir una masa sin grumos, homogénea.

Queda una masa bastante líquida, pero no hay que preocuparse, luego quedará estupenda.

Volcamos la masa en una tartera enmantecada y enharinada de 26 cm de diámetro.

Colocamos en horno precalentado a 180º, durante unos 50 minutos o hasta que veamos que el palillo sale seco y limpio

Sacamos del horno y dejamos enfriar en el molde. Cuando ya esté frío colocamos la tarta en una bandeja y la cortamos en tres capas.
Rellenamos y decoramos con el frosting.

Saldrá una tarta de unos 7 cm de alto y cundirá bien para unas 24 porciones abundantes.

Frosting
Mezcalmos el queso y el azúcar con la batidora o robot a baja velocidad.Añadimos la nata ya montada y mezclamos con movimientos suaves.
Si por razones de temperatura pierde consistencia, basta con batir un poco más, luego de enfriar un rato.
Decoramos a gusto.
Su sabor, su textura y su aspecto, hacen que esta receta triunfe siempre.
Si puedes preparar la tarta un día antes o dos, mejor!

2 Comments

Maria Rouco
Sep 24, 2015 at 1:04 pm

Sole, além de contadora e fotógrafa também te interessas por culinária…!! Que raro encontrar alguém com desenvolvidos talentos tão multi-facetados.
Vou experimentar a Tarte Porter embora saiba que será feita com Guinness.
Parabéns pelo blog, não é a primeira vez que o visito e agrada sempre!
Maria


 
Sole
Sep 24, 2015 at 1:11 pm

Hola maría, creo que hay muchas formas de contar, y que mientras cocinamos mantenemos viva la memoria. Así que lo único que hago es contar, a veces con la voz, a veces con la cámara, a veces en los fogones :)
Besos


 

Reply

Copyright © 2018 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.