Recorriendo el Douro

Posted by Sole on Jul 8, 2014 in Diario, Portugal |


Aprovechando unos días de puente en mayo, nos fuimos al Douro. Siempre que podemos, nos escapamos por Portugal, es lo bueno de tenerlo al lado y alguna vez hicimos alguna excursión por la zona, pero esta vez, la cosa fue con calma. Y aunque quedó mucho por ver, el recorrido fue intenso.

Conseguimos, por un precio estupendo en Booking, alojamiento en Quinta da Ermida en Baiao. Es bueno saber que a veces solo con estar unos pocos km fuera del centro de una región tan turística aparecen oportunidades de ahorrar mucho.
La casa es preciosa, las comodidades muchas y esos desayunos con vista a los viñedos y al río, impagables. Va un post aparte con la casa.

El viaje empezó con una comida espléndida en el Ferrugem, un restaurante portugués, con identidad portuguesa y cocina de vanguardia. Allí todo es auténtico, nada de copiar restaurantes de estrellados de España.
Gago lo cuenta muy bien aquí

Luego de un desayuno estupendo (muchas casas rurales de Galicia deberían tomar nota) nos vamos a recorrer la zona.
Entramos a la zona mas turística atravesando Mesão Frío, las gradas da Serra do Marão, son espectaculares, cubiertas de viñedos. Hacemos un alto en un mirador al lado de vendedoras de cerezas. Por Galicia aun están pequeñas y verdes, aquí ya huelen a paraíso rojo.

Llegamos a, Peso da Régua, conocida como la capital del Vino de Douro. Peso y Régua eran dos pueblos que en el siglo XVIII se unieron para formar un importante cruce de carreteras y vías férreas. El Marqués de Pombal eligió la ciudad, como centro de la región productora de oporto. En la propia ciudad, se puede visitar el Museo del Vino, o hacer como nosotros e ir directamente a las bodegas. Por el río aun se pueden ver algunos de los barcos tradicionales, los rabelos, que durante tanto tiempo transportaron el vino.


El camino discurre entre viñedos, cerezos cargados de fruta, melocotones, sabugueiros en flor y olivos plenos. Una belleza!
Nos cruzamos con frecuencia con taxis que llevan y traen alegres y achispados turistas.

Cada dos por tres, las maravillosas vistas obligan a parar en los miradores. Cada foto es una postal.

Se suceden las Quintas y las grandes Bodegas. Nombres conocidos y otros nuevos.

En los tres días que estuvimos realizamos alguna ruta por las iglesias y monasterios, otra por los pueblos y otra por bodegas.


Lamego encanta con su castillo y sus restos arqueológicos en plena restauración.
Vale la pena dar un paseo por sus callejuelas, visitar su iglesia y bajo los árboles del paseo observar su santuario da Nossa Senhora dos Remédios.
La Sé, es una catedral gótica fundada en el 1129 que pese a sucesivas reformas, mantiene la torre cuadrada original. El claustro es precioso, según pude saber después, fue una pena no visitarlo.


Escalinatas del Santuario

Sin embargo si un pueblo tengo que elegir, me quedo con Ucanha, precioso con su puente fortificado, sus casitas de colores y su gente tan conversadora.

Sorprende gratamente la Ruta del Románico, amante como soy de ese período, allá que nos fuimos y grande fue nuestra sorpresa cuando luego de meternos por carreteritas estrechas y apartadas de las grandes autopistas, llegabas a iglesias y abadías, con información y guías que te explicaban todo lo que necesitaras saber.

São João de Tarouca , es un monasterio cisterciense, fundado en el siglo XII.

En 1152, después de la victoria de Afonso Henríques, sobre los árabes, se colocó la primera piedra de la Iglesia. Dentro de la sacristía hay mas de 4700 mosaicos, cada uno de un diseño único. El conde de Barceló, el hijo bastardo del rey Dinis, está aquí enterrado.

Visitamos el Monasterio de San Antonio de Ferreirim fundado a finales de la Edad Media por los condes de Marialva . La iglesia fue construida a partir de 1532 con elementos manuelinos y renacentista y guarda en su interior una agradable sorpresa, una serie de paneles pintados en el interior de un retablo encargado a principios del siglo XVI por el Cardenal-Infante Afonso.
Del Monasterio se conserva una Torre medieval exenta.

La ruta aporta decenas de nombres mas, que dejamos para la siguiente visita.

1 Comment

Alexandre Marks Löw
Feb 2, 2018 at 8:32 pm

Hola Soledad,
Recién escuché tu entrevista en la Radio Nacional de Uruguay (en la web). Me emocionó tu trayectoria y tu lucha! y por eso vine a buscar tu blog.
Q lindo oficio este q elegiste, de recoger y retransmitir y Contar historias! las historias guardan la esperanza de los pueblos.
Yo viví un año no Porto, pero mis raíces me trajeron de vuelta… aunque una parte de mí alma, parece, quiso seguir viviendo ahí, del otro lado del Atlántico…
Y q bárbaro encontrar alguien más a quien le guste el románico! yo me llevé la ‘bicla’ conmigo, y pedaleé unas cuántas veces por el Norte, a veces por trechos de la Rota do Románico. Fue mágico! está buenísimo este sitio para uno planear paseos y recurrir los monumentos:
http://www.rotadoromanico.com/vPT/Paginas/Homepage.aspx
Me encantó! Muchas gracias!


 

Reply

Copyright © 2018 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.