Palermo, una ciudad de contrastes

Posted by Sole on Abr 23, 2011 in Uncategorized |

Día 13
Desde lo alto de Erice, se veía el Monte Pecoraro coronando Palermo.
Hacía alli nos dirigimos, montamos la tienda en un camping en Isole delle Femme, a 18 km.
Cenamos copiosamente en una taberna “Orta” en el puerto, un menú fijo de pescado, marisco y pasta. Una burrada de comida por 24 euros, bebidas y postre incluídos. Todo rico, pero en una abundancia extrema.
El momento del día, el atardecer con San Vito lo Capo al fondo. Mirando a Trápani. Un día volveré con calma y me sentaré a ver cada minuto de como el sol baja.
El camping, regentado por dos hermanas sicilianas, no parece italiano, es silencioso y muy ordenado.

Día 14
Por la mañana marchamos hacia la capital. Perdemos una hora en buscar aparcamientos. No hay muchos y los que hay no son como los que conocemos. Oscuras entradas con nula señalización.
Finalmente cerca del Teatro Máximo y del Palacio de Justicia, encontramos uno.


Visitamos el Duomo. Es mas bello por fuera que por dentro.

Vamos hacia el Palacio Real.
La billetería ese día cerrará a las 16 hs, por boda! (?)

La capilla Palatina en la segunda planta es una hermosísima mezcla de arte Bizantino, Islámico y Románico, restaurada en el siglo XV.

El palacio es de estilo normando y árabe.
Aguardamos en las escaleras ya que solo se entra en grupos.

Finalmente accedemos a la Sala de Hércules, donde se reune el Parlamento Siciliano.


La sala di Ruggero es preciosa y las estancias de los Borbones, son borbonas.


Nos dirigimos al Corso Vitorio Emanuel, arteria central de la vida de Palermo, comemos pasta y pizza y seguimos nuestro paseo.

Fotos en el cruce de Quattri Canti, libros en una librería, un delicioso café crema helado y visita al claustro de San Giovanni degli Eremiti con sus cúpulas rojas de estilo islámico.

Me deslumbra la Martorana. Mas decorada que la Palatina y sin embargo la entrada es a voluntad.
Regresamos callejeando. Pese a que vemos muchos libros, carteles y monumentos en homenaje a los caídos en la lucha contra la mafia, Palermo es tremendamente tranquila comparada con Nápoles.
Hacemos una parada en un supermercado y en su tienda gourmet, compramos quesos,vinos y una deliciosa porcheta.
Miles de estrellas en el cielo, mientras el mar susurra a pocos metros.

Reply

Copyright © 2019 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.