Otoño en las vides de Alcalá del Júcar y Villalpardo

Posted by Sole on Oct 22, 2008 in Diario, Mis viajes |

En marzo, La Mancha me dejó imágenes preciosas de regalo, así que volver ahora tenía el incentivo de reencontrarme con los amigos y con un paisaje de sierra que enamora cuanto más lo ves.
Desde la mañana las nubes amenazan, así que cruzo los dedos para tener luz suficiente como para registrar la extensa paleta de rojos que viste las vides.

Una serie de curvas te deja en el mirador de Alcalá del Júcar y su Hoz. Un extenso paseo al pie del castillo de construcción musulmana, que se erigió para reforzar la frontera en época almohade a finales del siglo XII frente al avance cristiano de Alfonso VIII, que finalmente conquistó hacia 1213, toda la zona del Júcar. Durante el siglo XV, el Marqués de Villena, lo reforma, dándole el aspecto actual. Un torreón pentagonal y dos torres de planta circular, con tres plantas que se unen a restos de la primitiva muralla, que aun se puede ver por lo alto de los montes y entre las casas.
Alcalá, que fue aduana del Camino Real de Castilla a Levante, seduce ni bien llegas y la vista se pierde entre las empinadas calles y las casas incrustadas en la piedra.
Otro atractivo son sus cuevas que atraviesan la montaña sobre la que se asienta la Hoz del Júcar, y que se encuentran abiertas al público, entre ellas la Cueva de Garadén destaca por estar en una pared vertical impactante , fortificada por los árabes y célebre por su función de vigía en el Camino Real.
El tiempo es poco y me quedo con ganas de recorrer más, así que parto hacia Villalpardo.

Los tractores atraviesan la carretera de un lugar a otro afanándose para terminar de vendimiar antes de la lluvia que se acerca a pasos agigantados.

En Villalpardo me quedo prendada de una casa al lado de la biblioteca. Su dueño/a con infinita paciencia ha pintado en cada una de las macetas de la fachada una escena de un cuento y algunas frases.
El club de lectura está en pleno y la sesión transcurre entre risas y anécdotas.

Al regresar, me despisto y no veo la salida a Casas de Juan Núñez así que vuelvo a Higueruela atravesando la Sierra de la Caballa, rumbo a Alpera.
Llueve de manera torrencial, así que guardo la cámara y me quedo de dientes largos viendo los olivos cargados y las vides en negro y rojo que se inclinan con la fuerza del agua.
A ver si mañana con más luz (léase sin lluvia) puedo hacer la foto que me ronda la cabeza.

No éstas.

No Comments

vico
Oct 23, 2008 at 6:35 pm

WOW! que uvas!!!
oye me encantan tus relatos de viaje…saludos!


 
vico
Oct 23, 2008 at 6:35 pm

WOW! que uvas!!!
oye me encantan tus relatos de viaje…saludos!


 
Samuel Diz
Oct 29, 2008 at 10:58 am

Hola Soledad,

un placer haberte conocido!!

Creo que ya te contó Ana lo que nos pasó la última noche que tú estuviste. Por un fallo electrónico no pudimos abrir las puertas y tuvimos que dormir en la salita del primero… menos mal que esa mañana ninguno de nosotros no tenía actuación y pudimos descansar ya en nuestras camas.

Espero verte algún día en el escenario y poder viajar a ese país llamado fantasía…

Avisa si vienes por el sur.

Un beso desde Sevilla


 
Samuel Diz
Oct 29, 2008 at 10:58 am

Hola Soledad,

un placer haberte conocido!!

Creo que ya te contó Ana lo que nos pasó la última noche que tú estuviste. Por un fallo electrónico no pudimos abrir las puertas y tuvimos que dormir en la salita del primero… menos mal que esa mañana ninguno de nosotros no tenía actuación y pudimos descansar ya en nuestras camas.

Espero verte algún día en el escenario y poder viajar a ese país llamado fantasía…

Avisa si vienes por el sur.

Un beso desde Sevilla


 
sokayna
May 25, 2009 at 7:49 pm

hola cmo estas yo muy bien me gusta mucho tu casa espreciosa


 
sokayna
May 25, 2009 at 7:49 pm

hola cmo estas yo muy bien me gusta mucho tu casa espreciosa


 

Reply

Copyright © 2018 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.