Koy Shunka: Muriel Barbery =Rapsodia Gourmet-

Posted by Sole on Mar 28, 2010 in Uncategorized |


Marzo es un mes de batir records de km, lo malo, tobillos hinchados, lo bueno, las decenas de libros que devoro. Los hay de aeropuerto, de tren, de autobús (los menos- que me mareo) y de metro. Los marcadores son fundamentales, para ir dejando la huella de por donde vas. El problema se da cuando estás leyendo un libro que te hace mirar a los lados, y no por miedo, sino porque estás experimentando tal placer, que te parece que todo el mundo está invadiendo ese minuto de deleite que estás viviendo.
Sucede eso con Muriel Barbery y su Rapsodia Gourmet. Con éste su primer libro, recibió el Premio Meilleur Livre de Littérature Gourmande, pero no trascendió de su país. El éxito arrollador de La elegancia del erizo, ha hecho resurgir (por suerte) ésta joyita que trasciende lo gastronómico.
En el corazón de París, Pierre Arthens, el crítico gastronómico mas célebre del mundo, está a punto de morir. Admirado por unos y odiado por muchos, Monsieur Arthens lleva años decidiendo el destino de los chefs más prestigiosos, destruyendo y construyendo reputaciones a su antojo. Ahora en sus últimas horas de vida, su pensamiento se posa sobra algo mucho mas sencillo: busca desesperadamente un sabor único, el sabor que un día le hizo feliz.

Comienza asi a desgranar recuerdos. Al leer uno de ellos fue inevitable volver a una experiencia vivida hace unos meses y que por llevar el año que llevo, no había podido contar. Creo que nada resume mejor esa noche como éste párrafo, porque aunque tal vez no sea el mejor japonés del mundo, es por ahora, en el que mejor me he sentido ( ya se sabe, una cena es mas que lo que comes).
Porque el Koy Shunca es una Rapsodia Gourmet y asi cuenta su primera experiencia con un buen japonés el protagonista del libro:

Fue un deslumbramiento. Lo que franqueó así la barrera de mis labios no fue materia ni agua, tan sólo una sustancia intermedia que de la primera había conservado la presencia, la consistencia que resiste a la nada, y de la segunda había tomado prestadas la fluidez y la ternura milagrosas. El verdadero sashimi ni cruje bajo los dientes ni se funde en la lengua. Invita a una masticación lenta y flexible, cuyo fin no es cambiar la naturaleza del alimento sino solo saborear su ligerísima blandicie.
Blandicie,sí:pues no se trata de blandura ni de molicie; el sashimi, polvo de terciopelo en los confines de la seda, tiene algo de ambas y, en la alquimia extraordinaria de su esencia vaporosa, conserva una densidad lechosa que ya querrían para si las nubes. El primer bocado rosa que provocó tal emoción en mi era el salmón, pero aun me quedaba por descubrir la platija, la vieira y el pulpo. El salmón es graso y dulce pese a ser esencialmente magro, el pulpo es estricto y riguroso, tenaz en sus vínculos secretos que tan solo tras una larga resistencia se desgarran por fin bajo el asalto de los dientes. Miré, antes de morderlo, el curioso fragmento dentado, con reflejos rosas y malvas, cómo el nácar, pero casi negro en la punta de sus excrecencias almenadas, lo cogí torpemente con los palillos, en cuyo manejo apenas empezaba a aguerrirme, lo recibí sobre la lengua, impresionada por su compacidad, y me estremecí de placer. Entre ambos, entre el salmón y el pulpo, hallé toda la paleta de sensaciones del gusto, pero conservando siempre esa fluidez compacta que es gloria pura en el paladar y hace inútil todo licor adicional, ya sea agua, cerveza japonesa o sake caliente. En cuanto a la vieira, se eclipsa nada mas tocar la lengua, de tan ligera y evanescente como es, pero largo tiempo después, las mejillas recuerdan su roce profundo; y la platija, por último, injustamente considerada el pescado mas tosco, es una delicadeza con aroma de limón cuya constitución excepcional se afirma bajo las muelas con plenitud pasmosa.
Eso es el sashimi-un fragmento cósmico al alcance de nuestros corazones, mas por desgracia muy lejos de esa fragancia o ese sabor que rehúyen mi sagacidad, si no es mi inhumanidad…

5 Comments

Pía
Mar 29, 2010 at 1:42 pm

Ola Sole! Non dices nada do restaurante deses platos impresionantes da fotografía, por certo o libro ten unha pintaza.
Grazas guapa!
Teño reservado un calendario de mulleres para tí e unhas pegatinas das da manifestación do galego, se as queres dimo.


 
Iván
Mar 30, 2010 at 10:31 pm

Gracias por escribir en mi blog Sole, me alegro que te hayan gustado las fotografías. Eres un sol. ;) .

Me encantan tus fotografías. Abren el apetito!!

Espero tus fotos de Asturias. Pásalo bien.

Besos


 
Caminar sin gluten
Abr 3, 2010 at 6:43 pm

¡Hola Soledad!

La mentablemente, con conicíamos tu blog, pero sí por el de Manuel Gago, y a el en persona el pasado año en Pamplona. Y lamentamos haber tardado tanto en encotrarte, ya que nos ha gustado este post y los que hemos visto, también tus fotografías y todo, así que si nos permites, te enlazaremos para perdernos de vez en cuando entre tus hilos.

Besotes

Ana y Víctor.


 
Sole
Abr 5, 2010 at 2:40 pm

Iván, gracias a ti, por las imágenes. Si te gustan las que hago pásate por el ISO400, mi blog de fotografías, las de gastronomía, son solo una mínima parte.


 
Sole
Abr 5, 2010 at 2:42 pm

Ana y Víctor, mas vale tarde que nunca éste encuentro!
Aunque yo si que les leo y les he recomendado a amigos de mi país con hijos celíacos.
Hace unos meses les mandé un correo, nunca supe si les llegó, sobre el libro de Flavio Morganti, de la castaña, que se ha sido aprobado por la Asociación Española de Celíacos, ya que el 80% de las recetas son aptas.
Asi que una alegría que me enlacen en vuestro blog.
Correspondo


 

Reply

Copyright © 2019 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.