Crónicas de Hospital III

Posted by Sole on Sep 10, 2014 in Diario |

El yerno de Evangelina nos mira confundido. Le dan el alta a su suegra y el no sabe como ponerle la combinación , mi colchoncito de afectos se pone en movimiento y le salvan las castañas. Le pregunto a Evangelina si esta contenta de ir a casa.
-Eu non vou pa casa vou p’ao inferno!
Pasan las horas, ninguna hija quiere venir por ella, cuando al final luego de negociaciones varias entra por la puerta berra al marido y a la madre.
- Que silla de rodas o gaitas, que camiñe, que leva 15 días de non facer nada.

Ella llora, arrastra los pies, todos tenemos el corazón en un puño, le negociamos la silla , pero sólo nos quedan los gritos por el pasillo y una bata azul sobre una blusa oscura que se pierde tras una puerta.
Las acompañantes de Emilia, vecinas, completan la historia.
-Mucho hizo , ahora paga .
- Pues mal le están pagando, tercia la emigrada en Suiza.
Un padre que desaparece una mujer con dos hijas, malos tiempos para el hambre y la soledad. Un Román que aparece y un ir al otro lado a hacer las Américas , las hijas con la suegra, años de trabajo duro, maltrato y una historia contada en susurros venenosos de una iglesia . Esa iglesia a la que 10 años después volvió Evangelina, para agradecer que traía ahorros para hacer la casa para sus hijas. Esa iglesia donde las vecinas le negaron banco . Ese Román que le quería dar un paseo por Lisboa y al que ella dijo no, para quedar con dos adolescentes que aún hoy ya mujeres adultas, le pasan factura. Evangelina mujer enredada en una historia que se cuenta con flores y espinas, regadas con las lágrimas del sacrificio.
Como esta, cuantas y cuantas. Buenas noches.

Reply

Copyright © 2018 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.