0

A señora Emérita

Publicado por Sole el 11 Oct 2015 en Cuentos, Galicia

Chegamos a súa casa, preguntando por outra. Ofendiúse cando dixen que estaba a fotografiar lareiras e descoñecía o bonita que era a que tiña ela.
“Chámome Emérita, dixo abrindo a porta. Pasade a vere a miña lareira. Sentar xunto a ela no escano, foi entrar noutro tempo. Foi pasar do outono ao inverno. Pendurou da gramalleira o artiluxio de asar as castañas, seu sobriño, Juan, trouxo augardente e chourizos. O son das castañas remexidas pola man firme é nervuda de Emérita foi un mantra que enfeitizóunos. Nun intre chegaron os contos do lobo, os contos da montaña, dos camiños polos que non hai que ir pola noite. Non sei si foi pola parva, esa sucesión de rodaxas de chourizo sobre unha castaña asada, baixada pola gorxa con vasos de caña, o pola voz de Emérita, que cando saímos da casa, fora, na fiestra, parecéume ver unhas folerpas brancas alumeadas polas raiolas douradas dun sol pequeno que ollaba para nós dende os Ancares. Acomodei o corpo ao peso do equipo fotográfico, e camiñei pola rúa central da aldea, buscando a Casa da señora Otilia, miñas pegadas facían sobre o cemento o mesmo balbordo das castañas asadas…chás,chás,chás
Aldea de Meixide.A Veiga. Ourense.

 
0

Habitar en el recuerdo

Publicado por Sole el 1 May 2015 en Diario, Galicia

Había comenzado a llover suave, pero persistentemente. Se mezclaba el sonido de las gotas en los muros derruídos del palomar, la caída de los chorros de agua de la fuente y el chapotear en los charcos de hierba y lluvia. No había nadie, solo un mirlo saltando entre piedras y musgos. Intenté imaginar cuanta gente había recorrido el mismo camino que ahora ocupaban las higueras y las zarzas. Intenté imaginar el eco del recuerdo de esos días. Y sonreí pensando que tal vez en ese momento imaginado, hombres y mujeres que no conocí, volvieron a la vida un instante. Ese segundo que se prolonga nuestra vida cuando moramos en una memoria.


Fotografías tomadas en la Iglesia de San Paio de Ponte Aranga-Galicia

 
1

O Sorriso de Daniel, nuevo Calendario del Románico de Galicia

Publicado por Sole el 25 Ene 2015 en Diario, Galicia


San Xoan da Cova. Carballedo

Quería contar ésto hace días, pero la escayola ha marcado un nuevo ritmo a mis días.
El nuevo calendario del románico ya está aquí.
Para los que me dicen que ya no empiezan el año hasta que no lo tienen, para los que le rellenan los cuadritos de los días con mensajes de amor, fechas de médico, días de exámen…
O para aquellos que lo usan como una guía de viaje y se ponen a visitar cada una de las maravillosas iglesias, a pie, en bicicleta, de un tirón todas juntas, en fin de semana, en una visita larga que dura una estación.
Cada cual a su ritmo hace su particular homenaje a la belleza tenáz de este collar románico, que un año más con los amigos de O Sorriso de Daniel enhebramos para todos los amantes del patrimonio.
Y digo belleza tenaz, porque realmente lo es y ojalá lo siga siendo, para sobrevivir al abandono que sufren algunas de ellas, al olvido y a la mala gestión.
Hay excepciones por supuesto y ellas nos reafirman para seguir reclamando, no solo la protección y el reconocimiento universal, sino mas que nada la valoración y el cariño de quienes estamos tan cerca que a veces ni las vemos.


Santiago de Requeixo. Chantada
Para ser sincera, tenía algo de miedo de como quedaría éste año, ya que de la zona de la Ribeira Sacra, ya hemos fotografiado en años anteriores, los grandes e impresionantes monasterios e iglesias, Santo Estevo, Ferreira de Pantón, Santa Cristina, Sanpaio de Abeleda, etc, etc

Sin embargo la belleza de éste románico rural, menos fastuoso, pero no por eso menos detallista, nos ha enamorado.
Técnicamente éste año ha sido el salto a un equipo profesional, así que estoy feliz de las texturas conseguidas aún en medio de lluvia, viento, o contraluces tremendos.
Como cada año, quiero agradecer en primer lugar a O Sorriso de Daniel, por seguir haciéndome el regalo de éstos fines de semana de deleite y asombro, a Manuel por enamorarse conmigo de cada capitel, cada puerta, cada piedra, a Ana, Marcos y Orzo que el día de más frío y lluvia cargaron con escaleras, paraguas y paños para proteger el equipo y para Carmen, que es parte de O Sorriso, pero que para mí es la gárgola mayor del reino románico. Éste año sus caminos estaban un poco lejos, pero su mirada la sentimos en cada rincón que fotografiamos.
Amiga, fuerza, que ahora toca andar en la cornisa, pero estamos todos con las redes listas, aquí cerquita.

Quien quiera disfrutar y colaborar para que el románico siga estando en portada, puede comprar el calendario en los distintos sitios que aparecen en la página de O Sorriso o escribir a la Asociación (osorrisodedaniel@gmail.com)


Santa María de Bermún.Chantada


Santo Estevo de Chouzán


Santa María de Nogueira de Miño


San Salvador de Asma. Chantada

 
2

Ponte do Demo- Carboeiro

Publicado por Sole el 4 Oct 2014 en Cuentos, Diario, Galicia

Llevaba como seis años sin andar por ésta preciosa ruta, hasta que hace unos días en uno de mis recorridos para mostrar Galicia a los amigos (y de paso probar que tal va la Nikon D810 en rutas de bosques y ríos) terminé en el Monasterio de Carboeiro.
Caía ya la tarde y la luz era tenue. Las puertas ya estaban cerradas, pero igualmente nos asomamos por los rincones.
Luego bajamos hasta el puente de piedra, sobre el río.
Le llaman Ponte do Demo, puente del demonio, y tiene una leyenda de esas bonitas para contar.
El Monasterio llegó a ser, en su época de esplendor, uno de los mas ricos del país, teniendo decenas de monjes entre sus muros, pero según la leyenda, no todo fue color de rosa siempre, económicamente hablando. Al principio, escaseaba el dinero y mientras la comunidad crecía, se hacía cada vez mas necesario emprender nuevas obras, trabajar mejor las tierras del monasterio y generar dinero que alimentase a los religiosos.
Hartos de pasar mal, decidieron hacer un pacto con el diablo.
El hermano Ramón, sería el encargado de hablar con él y proponerle las condiciones.
Eso sucedió un viernes y el trato era que si se construía desde ese día, al domingo un monasterio de buena piedra, el demonio se podría llevar todas las almas que pasaran por el puente (hay versiones que dicen que solo las de ese domingo)
Al principio el diablo no se fiaba, ya que él sabía que los monjes tenían el salterio de San Cipriano, y el solo rezo o canto de cualquiera de los salmos del libro, provocaba pavor y angustia en el diablo, conocedor del poder que el santo desprendía en su liturgia.
Pero al hermano Ramón se lo veía tan buena gente, hablaba con tanta sinceridad y pena… que el principe de las tinieblas, se fió.
De viernes a domingo a la mañana el diablo trabajó sin descanso, usando las mejores piedras de la zona, cosntruyendo un monasterio hermoso, monumental.


Luego se sentó en una de las piedras del río a esperar su recompensa.
El abad entonces,echó mano del sagrado libro y con él en la puerta hizo señas al demonio que no se acercara por allí.
Éste, furioso quiso derribar el monasterio, pero entre que lo había construído de una factura excelente, que ni el mismo podía con ella y que el abad blandía el salterio al que tanto temía, el edificio siguió en pie.
El diablo quedó rondando por la zona, a la espera del momento de la venganza y mientras tanto, si alguien pasaba por el puente en domingo, intentaba robar su alma, pero los feligreses de la zona, alertados por los monjes, se encomendaban al santo y no caían en sus artimañas.


Todo ésto alentó la rabia del diablo que un día vio con júbilo como el libro sagrado marchaba para Toledo, entonces, sopló una tempestad tremenda y el Monasterio quedó reducido a ruinas.

Hubo que esperar muchos años, para su actual reconstrucción. Pero la ruta que une Carboeiro con la Fervenza do río Toxa es un deleite que permite pasar por encima del puente y contar a los amigos, ésta historia.

 
0

Fragas do Eume, un bello renacer verde

Publicado por Sole el 17 Nov 2013 en Diario, Galicia, Miradas

Tengo un cariño especial por éste bosque, fue el primero que pateamos juntos Manuel y yo. Así que como toda Galicia, el año pasado, viví con el corazón encogido los momentos terribles en que las llamas lo azotaban.
Como muchos pedí y pido, que no pongan una mina a cielo abierto en su zona.
Como muchos, estos días de bosque en fiesta, me acerqué a escuchar como late su corazón.
Y late fuerte.
Es maravillosa la capacidad de recuperación de la naturaleza.
Es cierto que se pueden ver entre los helechos y hojas nuevas, troncos carbonizados, tierra que se ha movido de sitio, raíces al aire…
Pero no es menos cierto que el bosque se esfuerza en renacer y enseñar su brotes nuevos.
Miro y me pierdo por laberintos de huecos y ramas que parecen abrazarse unas a las otras para decirse al oído:-ánimo, tu puedes, estas bella, sigue así.
El pisar sobre las hojas húmedas es una nana que acompaña el sueño dorado que poco a poco se instala.
Paso la mano por los troncos y siento los susurros de los sueños que se gestan en la sabia nueva.
No hay mejor regalo que caminar entre los árboles que conversan lento, escuchando el sonido cristalino de los miles de caminos de agua que se precipitan monte abajo para caer entre saltos en el Eume.
Las setas se abren lentas, las gotas de lluvia se demoran en las pestañas de las hojas y poco a poco la alfombra inmensa de musgo y líquenes recoge mis prisas y me devuelve la paz y la alegría.

Un álbum mas completito

 
1

Licor de cerezas

Publicado por Sole el 9 Oct 2013 en Diario, Epicúrea, Galicia

Dicen que todo lo robado sabe mejor y en casa por lo menos aplicado al licor de cerezas, es verdad.
La primera vez fue un año andando por la fervenza de Augas Caídas, el bosque entero estaba lleno de cerezos cargados de frutos, que por la cruel leyenda, nadie comía.
Nosotros que no somos de creer mas que en males que se realizan por la espalda, ni cortos ni perezosos nos subimos a los árboles, bueno en realdad Xurxo y servidora, que Gago con sus vértigos de altura, era el enlace en tierra para guardar las cerezas en la mochila.
Cerezas que al llegar a casa, se convirtieron en un licor que alegró las noches de invierno.
Me gusta mucho hacer licores y seguramente no soy muy ortodoxa, mis recetas son mas de error acierto.
Aunque los que pasan por casa y luego de una cenita ven la colección de botellas, dicen que son mas de lo segundo que de lo primero.
Lo cierto es que el año en que las cerezas cogidas a monte terminaron en botellas, el licor supo a gloria y cual tradición, cada año por donde caigan las excursiones o los trabajos, cojo y preparo mi super receta.
Sin embargo algo éste año, la combinación de astros y estrellas, las ganas que había o el sitio donde fueron cogidas, ha dado un licor espectacular.
Si, ya se que está mal que yo lo diga, pero es que ha quedado divino!
Controlado de dulzor, con un sabor super intenso y con un color adorable.
Debe de ser el lugar de donde las cogí…una finca con una casa abandonada frente al Monasterio de Santo Estevo de Rivas do Miño.
Estaba por allí haciendo fotos para Benbo, cuando divisé entre el verde, racimos rojos. Luego de terminadas las fotos, me fui al coche por una de las cestitas que suelo cargar, ya sea por temporada de fruta como de castañas o de setas y allá que me subí. Ya estaban muy maduras, pero el sabor era tremendamente concentrado.
Al llegar a casa me puse manos a la obra.
Un aviso, mi licor sigue la manera de hacer de mi madre, que gustaba solo de cosas que no le complicaran la vida, o por lo menos eso decía, que luego se metía en cada berenjenal culinario!
Para mi licor de cerezas, no hay necesidad de triturar, las pongo enteras, lavaditas y hasta con algun palito, ya que luego de listo el licor las uso para bombones, y para una jalea exquisita que aprendí de Miguel Vila.
Suelo tener unos botellones de 5 litros donde pongo a hacer el licor.
Para ello primero hay que pesar las cerezas, porque un buen licor tiene por base las proporciones. Aunque yo soy de las que creo que además lo importante es apuntar cada año y puntuar hasta lograr el sabor que gusta en tu casa, porque eso es muy personal.
Aquí va el mio.
Por cada kilo de cerezas, 600g de azúcar, 2 litros de agua y 2 litros de aguardiente blanco.
Una monda de naranja por cada botellón, cuatro clavos de olor y una ramita de canela.
Luego de lavar la fruta, se la coloca en los botellones se agrega el azúcar, el agua y el aguardiente y por último la monda de naranja y las especias.
Se tapa bien y se guarda en sitio oscuro.
Lo ideal es poner etiquetas con fechas, yo hoy en día lo apunto en el google calendar :)
El tiempo de espera es relativo. Nunca menos de dos meses y dependerá de la madurez de la fruta.
Ésta vez lo probé a los tres meses y está delicioso.
Otros años ha tardado un poco mas en estar a punto.
Y ya les digo, no tiren las cerezas, solas estan muy buenas, aunque ojo, que como no estan tan fuertes como las que se hacen en aguardiente puro, te entusiasmas y cuando quieres acordar no te levantas de la silla. Bañadas en chocolate, alucinas y en jalea no hay pan que alcance o carne que no se vista de gala con semejante acompañamiento.

Aquí les dejo la leyenda de las cerezas que nadie come en Marce (Ribeira Sacra) y que dieron origen a la saga de licores de cerezas de ésta casa

 
0

Capudre, Cancereixo o Sorbus aucuparia

Publicado por Sole el 22 Sep 2013 en Diario, Epicúrea, Galicia


Andábamos ayer por los Ancares, entre Piornedo y Balouta, en busca de un campamento romano, cuando vimos con arrobo, como las laderas de las montañas pasaban del verde al rojo intenso. Entre carballos y castiñeiros, vimos un árbol de frutas rojas que colgaban formando sombrillas invertidas, arracimadas.
Yo que ya estoy cogiendo ese punto galaico de saber si una cosa se come o no, me bajé del coche.
No probé, y menos mal, por lo que luego he leído, pero moría de ganas de saber que árbol era y si se podía transformar en algo que llene mis botellas o frascos, léase licores o mermeladas.


Grande fue mi sorpresa, cuando hoy en el facebook leo a Kike de Vidal Navia, dando razones del árbol que tanto había llamado mi atención.

“O capudre ou cancereixo (Sorbus aucuparia) é unha árbore de tamaño mediano da familia das Rosáceas que raramente pasa dos 15 metros, a súa distribución cobre toda Europa, de Islandia a Rusia e a Península Ibérica, tolerante ao frío pódese atopar en altitudes altas. Os seus froitos, semellantes a cereixas, son doces e acedos a un tempo, cun alto contido en vitamina C. O Capudre é das árbores emblemáticas Dos Ancares”

Inmediatamente, con el nombre científico a cuestas me fui a buscar mas información, podría darles una charla sonbre floración, maduración etc, pero a lo que yo iba en concreto era para ver si sus frutos tienen uso culinario.


Y si, aunque hay que tomar ciertas “precauciones”
“Los frutos frescos, que en el pasado se usaban para atraer y cazar pájaros, debido a que constituyen el alimento de varias especies, resultan sin embargo muy desagradables para el paladar humano, por su sabor ácido. Entre otros compuestos, contienen ácido parasórbico que irrita la mucosa gástrica y sorbitol, que se utiliza como sustituto dietético del azúcar.
Para degradar el ácido parasórbico y eliminar la acidez se puede congelar los frutos, cocinarlos o secarlos. Son un buen acompañamiento para platos de cordero o caza y se pueden convertir en mermelada,compota, sirope, zumo, harina (que se mezcla para hacer pan) así como vino y licor.”

Ya me estoy buscando recetas!

También tiene, parece ser, maravillosas propiedades curativas, ya que la abundancia de vitamina C le hace ser un buen jarabe para la tos, para la afonía y para otros problemas respiratorios.
Es bueno para la gota, las hemorroides y para la diarrea.
Vamos que ya se me ponen en los Ancares a elaborar medicinas, mermeladas y licores varios.
Yo por lo menos ya estoy convenciendo a Gago de conducir otras tres horitas hasta la zona.

Gracias Kike!

 
0

XX Xantanza.Segunda Parte. Puro Mar.Loxe Mareiro

Publicado por Sole el 3 Ago 2013 en Diario, Epicúrea, Galicia

Pese a los tiempos que corren, hay quienes cogen viento y se atreven en aguas nuevas.
Los “Abastos” han conseguido para su nuevo proyecto, un timonel de bandera, Iván Dominguez, de Casa Marcelo. Semejante combinación solo puede traer cosas buenas.
El escenario es el mismo, los atardeceres, la marea que baja e impregna el aire, las mariscadoras, los pescadores, la playa de Compostela a la izquierda, Cortegada a la derecha…
Pero el Loxe ha cambiado.
Cuando uno camina por la playa, al bajar la marea, se puede encontrar maderas, sogas, redes, cubos azules,algas, conchas, piedras lisas de tantos embates del mar…
Todo eso se refleja en la terraza y dentro. Mesas de maderas limpias, platos como los del armario de tu madre, paños de cocina doblados como en domingo, en la casa de la playa, flores, piedras-servilleteros, paredes encaladas, luz a raudales por las ventanas por donde asoma desde todos los sitios, el mar.

Pero en Loxe, saben dar vida a los espacios, a todos, a los que contienen las paredes y a los si límite.
Si el mar está ahí, porque no ponerlo al servicio del comensal, mas allá de los platos.

Al llegar una mesa nos espera en la playa. Sobre ella las copas brillan al sol.
A un lado una barra de bar, para los aperitivos.
En la arena se enfrían las tónicas, en una furna arde el fuego que espera la parrilla.
Comer el mar rodeados del mar. Las almejas que comemos, son de las que al fondo marisquean, las navajas que asa Dani, de un poco mas allá, las ostras de la lonja vecina.
Todos los sentidos de fiesta!


El intenso calor nos impide disfrutar de una comida fuera, pero la cocina, que normalmente servirá para el ya conocido sistema de “A porta pechada” de Abastos, nos recibe. Iván y sus compañeros se afanan a trabajar sobre la nevera que contiene maravillas que miramos encantados al levantar la tapa. Es un verdadero festival.
Es un chiringuito de lujo. Cosas tan sencillas, que no puedes entender como ha nadie de la zona se le ha ocurrido. Lo de siempre, con elaboración maestra.

Me gusta el concepto puñado de marisco, el concepto ensalada, sin mas vueltas (aunque las tiene) el concepto cocina maximalista. Un pescado para seis, ocho o quince… Una carne…
Y el arroz con leche!!!!
Si una vez escribí una oda al arroz con leche de Casa Gerardo, ésta vez me toca una elegía completa. Una maravilla, para rebañar toda la bandeja.

Como siempre todo acompañado por excelentes vinos gallegos que seleccionó Iago.
Si alguien quiere saber como sabe el mar de Galicia, que se de una vuelta por Loxe Mareiro. Con tiempo, sin prisas, como cuando el sol baja y te deja las pestañas en dorado. Si además tienes los dedos salados por algún berberecho, relame sin pudor, porque eso es esencial y necesario placer.

En Loxe Mareiro tienes la oportunidad de comer, por lo que quieras gastar. Se lo planteas a Iago o a Ivan y ellos se encargan. Lo nuestro fue una deliciosa barbaridad, pero el número redondo de la Xantanza, el reencuentro con amigos y la inauguración de éste espacio justifican con creces el menú elegido.

Aperitivos
- Almejas, ostras, navajas y berberechos

A COMER!!!

Chinchos&chícharos (los chinchos estupendos pero los chícharos, algo tan sencillo se deshacían en la boca, riquísimos)

Salpicón de rape (maravilloso)

Almejas de Carril (cómo deben ser)

Bonito+Tomate+almendra (verano en el plato)

Fish and fish (ricos-ricos los salmonetes, para chuparse los dedos)

Xarda+pementos (además del show visual, uno de mis favoritos, la sensación de estar de parrillada en la playa)

Guiso de chocos (mantequilla negra-precioso plato!)

San Martiño (con sus verduritas, como el de tu madre, pero mejor)

Redondo( así estábamos ya, cuando llegó esta carne, en su punto, sabrosa, tierna y crocantita por fuera)

Arroz con leche (como para casarse con el chef)


Piña en almíbar (estaba rica, refrescante, pero estaba con el paladar de fiesta de arroz con leche)

Y cafés…

 
0

XX Xantanza- Puro mar-primera parte

Publicado por Sole el 2 Ago 2013 en Diario, Galicia, Miradas


Los Foucellas, avisaron que venían desde Chile, y en éste año donde parece que los Blogastrónomos andamos de mala pata (literal) los usamos de pretextos, para celebrar nuestro XX Encuentro en torno a una experiencia gastronómica.
Siguiendo la línea de una experiencia previa a la comida, decidimos visitar el Parque Nacional del Archipiélago de Cortegada.
Reservamos sitio en en Corticata Turismo y allá que nos fuimos.
Normalmente no soy muy partidaria de las visitas guiadas, pero en éste caso, me llevé una grata sorpresa,ya que Luis, el guía, fue francamente ameno, cordial y narró la visita con entusiasmo.

Luego de poner pie en la isla, nos acercamos a la Ermita de los Milagros, ahora abandonada. Supo ser hospital de peregrinos y hasta cocedero de mejillones. Acontecimiento que aprovecharon los dueños para pregonar que sus mejillones eran mas ricos que los demás por contar con bendición especial :)


La isla sorprende con una inmensa variedad de verdes.
A medida que caminas por el sendero que la bordea, los árboles se agrupan por especies. Pinos, laureles, eucaliptos.
Frente a la isla Malveira hay un pino enorme, que segun la gente de la zona, cura de aires y otras dolencias,solo dando tres vueltas al tronco. El bosque de laurel, es un enrejado en tonos marrones, negros y verdes. La luz se filtra entre las hojas creando un efecto irreal.
Los ejemplares de pino manso emergen entre los castaños y los pinos. Sus ramas semejan sombrillas gigantes.


Los eucaliptos contienen los vientos, creando en el interior de la isla un microclima, donde proliferan las plantas medicinales, las flores y hasta los escarabajos!
A un lado del camino, el Castiñeiro comepiedras, con sus preciosas formas.

Poco después aparecen las ruinas del pueblo que estan cubiertas de musgo y enredaderas.
El sol aparece de golpe iluminando la mañana.
Vemos como los pescadores recogen algas y nos despedidmos de Cortegada, pasando por Malveira para contemplar el cruceiro y atracar en el puerto de Carril, donde nos espera la segunda parte de una jornada especial.

 
0

Descorriendo cortinas verdes

Publicado por Sole el 25 Jun 2013 en Diario, Galicia, Miradas

Hace unos días paseábamos por Chacin, Outes (Galicia) después de hablar un rato con la señora Manuela,llegamos a la Ermita de Santa Leocadia y San Blas. Pequeña y cubierta de exuberantes helechos que las abundantes lluvias han vuelto casi salvajes y de un verde increíble.
Delante de la Ermita una pila en una piedra muy extraña. El nombre de origen tan antiguo, el enclave, el hecho de que por la zona se hayan encontrado aras y restos romanos, movieron el olfato de Gago a buscar entre el bosque autóctono que hay detrás.
Y allí entre árboles altos y frondosos, un regalo espectacular.
La luz se filtraba entre las ramas creando un efecto irreal.
Las fotos están tal cual fueron hechas, técnicamente sería mas correcto procesar y dar luces donde no hay etc,etc, pero así lo vimos y así enmudecimos ante tanta belleza.
He de volver en verano, con bañador. A perderme en esa poza que seguramente durante mucho tiempo, fue cobijo de conjuros, anhelos y ofrendas.
Un bosque que se llama Augabril solo puede ser refugio de leyendas.
Aquí mas sobre el sitio

Aquí otras fotos

Copyright © 2018 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.