A Cociña dos Cunqueiros

Posted by Sole on Jun 10, 2013 in Diario, Epicúrea |

Miguel Vila decía el otro día en la presentación del libro, que era de esos trabajos por los que uno pagaría por hacerlo, yo siento lo mismo.
Cuando me pidieron desde Editorial Galaxia que realizara las fotos del libro de recetas de la familia Cunqueiro, di saltos de alegría.
Cuando tuve en mis manos las diez libretas que Elvira González Seco había escrito durante años y años de fogones, me emocioné hasta las lágrimas.
Como tantos amantes de la literatura mágica y suculenta de Don Álvaro Cunqueiro, todo lo que se vincule a su vida me atrae enormemente, ¿cómo reprimir las ansias de conocer de primera mano, lo que durante años humeó en las cazuelas que tan bien pinta don Álvaro en sus letras?
No supe de la existencia de Elvira, con nombre y apellido, me refiero, hasta que me perdí por horas por su letra menuda y preciosista. Recetas sencillas, de las de diario y recetas elaboradas, de las que gustan en una celebración, una cena especial, un aniversario.
Cientos de recetas, mas de dos mil, que resumen horas y horas de pensar y hacer.
Hay recetas manuscritas y muchos recortes de revista, hay recetas de medio mundo, lo que habla de la mente abierta y curiosa de una mujer amante de la historia, que no teme en probar recetas zefarditas, francesas, mexicanas o indias.
Que controla con precisión los pesos de una masa de empanada gallega a los gramos de mantequilla para unos escones ingleses. Que acota consejos para un buen pisto manchego o un ají picante. Que se atreve con coca cola, flambeados o sesos revueltos.

Pero en esas libretas de bordes gastados, usados, vivos pese a los años, hay mas que recetas. Hay apuntes, consejos de belleza y del hogar. Flores y hojas secas, calcomanías. Una vida que se puede leer entrelíneas y por líneas.
Muchas de las recetas están puntuadas, otras tienen opiniones (“un horror” “MB”) hay páginas dibujadas de manera meticulosa con los sellos de las porcelanas que se usarían en una casa bien “vestida”, hay dietas, maneras de cuidar el jardín, o de lavar unos vaqueros zanforizados…
La dedicación de una mujer a su familia.
Por eso desde el principio, sentí que éste libro debía ser un homenaje a todas esas madres y abuelas que durante años escribieron y recortaron revistas para tener su propia libreta de recetas.
Porque cada página es tiempo, mucho tiempo. Tiempo que muchas veces no se valora o reconoce.
Escuchaba a César Cunqueiro, el hijo que ha recibido el legado de éstas libretas, emocionarse al hablar de esa madre, que batía huevos y memorizaba textos. De esa mujer que tal vez por la brillantez de quien fuera su marido, quedó como tantas otras a la sombra.
Por eso es una suerte que César guardara éste tesoro, que Miguel Vila buceara en éstas recetas, que Iago Castrillón de Acio, las preparara y que yo tuviera el privilegio de fotografiarlas.
Espero que disfruten y hagan disfrutar tanto como todos los que hicimos el libro.
A Editorial Galaxia, gracias por contar una vez mas conmigo, gracias por hacer un hueco para Elvira.
A Miguel Vila, gracias por dejarme trabajar tan a mi aire y confiar que saldría algo bueno de eso.
A César Cunqueiro, gracias por permitirme disfrutar de su tesoro particular.
A Iago Castrillón y su equipo por el trabajo.

Mas fotos

Xamón con piña y coca cola


Ben me sabe


Champán con amorodos


Empanada de queso y espinacas.


Huevos en salsa verde

2 Comments


[...] Tomando como pretexto o legado de Elvira, Soledad Felloza, a fotógrafa dos pratos que recolle o libro, fixo unha sutil, elegante e firme reivindicación da [...]


 
guisandome la vida
Jun 24, 2013 at 5:51 pm

¡¡Ya lo estoy comprando!!

Y si Iago, Miguel y tú, habéis sido los artistas que en cocina, letras, e imágenes habéis conseguido resucitar y compartir con el resto de los mortales esta joya, ya, ni te cuento!!


 

Reply

Copyright © 2019 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.