0

Adiós señora Luisa

Publicado por Sole el 30 Dic 2017 en Diario, Galicia

La señora Luisa entró a la sala y me miró como solo mira quien se pone a disposición de algo que sabe que es correcto y que hay que hacerlo.
En O Sorriso de Daniel queríamos elevar una voz que denunciara el abandono total de SanPaio de Abeleda y la forma fue fotografiando a las personas que habían sido
bautizados en esa pía.
Una pía que quiso ser robada una noche y que luego de ser rescatada se mantiene a salvo, junto con otros santos, en una casa-capilla, en espera de que se le devuelva a la iglesia algo de su inmenso esplendor.
Luisa se colocó delante del trípode, con la incomodidad de las personas que toda su vida fue más próxima a faenas y labores, que a flashes de cámaras.
Pero su mirada clara iluminaba más que cualquier foco.
Alta, delgada, se movía por la habitación, mirando siempre el sitio donde pisaba, como hacen las personas que toda la vida han hecho hablar a la tierra con sus frutos y saben que si pisas donde no debes, estropeas algo.
Le expliqué lo que necesitaba de ella.
-Usted fue bautizada en esa pía?
-Si hija- la miró – y yo tuve una foto
-¿Por qué cree que es importante que vuelva a su sitio? y tuve decenas de fotos.
Ella colocó sus manos delante y yo vi allí todas las respuestas que solo un insensible no podría ver.
Luisa do Couto, a dos Cesteiros, a filla de Salvador que enfeitizaba aos nenos e nenas como Victoria, que ían a ver como os bimbios volvíanse como por arte de maxia, en cestos.
Luisa que casou co Lino, e tivo dous fillos, un que anda lonxe, José Antonio (por Miami) e Lino, que coa Rosita están xunto dela.
Luisa que leva nas mans as pegadas das horas que a terra exixe. Esas mans que a xenética labrega adapta aos traballos.
Como elas serían as de quen fixo a pía. E Luisa, en silencio olla para nós e impón respeto. E pide respeto para quen volveu a pedra celebración de vidas.
Luisa marchó hace pocos días, y quiero conocer yo al valiente que pueda sostener su mirada tranquila y sincera, que mire sus manos y luego diga NO a SanPaio.
Abrazo desde aqui a la familia. Gracias por dejarme estar un poquito en vuestras vidas.

 
0

Feliz Navidad

Publicado por Sole el 24 Dic 2017 en Diario

Que las prisas de hoy, sean solo para abrazar a las personas importantes y necesarias en nuestra vida. Abrazos cercanos y de esos que deben atravesar el mundo. Mirémonos a los ojos, démonos besos, bailemos, hagamos que por lo menos un día la paz y la alegría sea un paisaje posible.
En casa de los Gago-Felloza hay sitio para todos y todas. <3
Feliz Navidad!!!

 
0

Donde come Papá Noel

Publicado por Sole el 22 Dic 2017 en Diario

 
0

Quién me ha robado el mes de abril…o de diciembre

Publicado por Sole el 18 Dic 2017 en Diario

Al ladrón, al ladrón! O ladrona…
¿Que me han robado? Una ilusión. Mejor dicho, una cesta con poinsettias. Qué o qué?
Pues verán, soy de naturaleza optimista, en cuanto a la condición del ser humano. Y se me ocurrió la semana pasada, que el portal de mi edificio, portal que comparto con 30 familias más, estaba muy soso por ser navidades y allá que me fui al trastero y cogí una mesa roja del Ikea y una cesta de esas de cuando se regalaban cestas de Navidad y compré tres macetas con flores, una estrella, una cinta muy mona, una pegatina y armé un pequeño rincón para dar algo de alegría a la entrada.
Esperé una hora a que muchos de los vecinos que entraban o salían me dieran su permiso y por si alguien me quedaba, escribí una nota que rezaba que si molestaba a alguien por favor que timbrara en mi puerta que lo quitaba rauda y veloz.
Recibí palabras bonitas, una nota de agradecimiento en un posit, otras por aquí por facebook y hasta bromeamos con algunos vecinos que para el año hacía un taller con los niños que hay en el portal y hacíamos un arbolito entre todos, que que falta hace que nos conozcamos un poco más, que que pena de vida, todo el día a correr y ni sabemos nada de las personas conque convivimos, etc etc.
Mi preocupación era si se marchitaban las plantas, si encontraría más para reponer, o si ofendería a alguien, como regarlas los días que no estuviera…
Ésta mañana al irme a contar historias al Instituto de Vilalonga, me encontré con una vecina que me dijo:- que alegría da pasar por el portal ahora! y feliz como una perdiz cogí el coche y me fui a trabajar.
Grande mi sorpresa al volver y ver que la cesta y la nota, ya no estaban.
Lo primero que pensé fue “merde” alguien se ha molestado, y me metí al ascensor pensando una disculpa y aguardando ver en mi puerta la cesta. Pues no, se la han llevado.
Y lo que duele, no es el dinero de las flores, lo que duele, es el egoísmo de alguien que le ha dado igual la alegría colectiva.
No puedo evitar pensar en como se comportaría esta persona en una situación de tener que compartir algo verdaderamente importante.
Quiero creer, y viva mi espíritu irreductible! que los demás habitantes del portal, mantendrán el espíritu navideño, aunque ya no estén las flores.
Porque como dice el cuento “Mi secreto es muy simple: no se ve bien sino con el corazón; lo esencial es invisible a los ojos.”
Ilustra Duy Huynh

Copyright © 2018 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.