0

Actriz de provincias.

Publicado por Sole el 27 Mar 2017 en Diario


Hace poco, dando la enhorabuena a una amiga nominada a un importante premio, me sorprendió con un:-Preferiría menos nominaciones y mas curro.
Y una vez más tuve que celebrar que soy una afortunada. Porque desde que me subí a un escenario con 6 años, no he parado de trabajar nunca. No aspiro a premios, aunque he tenido unos cuantos, pero en todo caso yo también, elijo el mejor de todos, el del aplauso sostenido, el de la cola en la taquilla, el del minuto entre patas antes de salir a escena.
No soy ni se si seré, una actriz de grandes teatros, aunque he tenido la dicha de poner mi nombre en carteleras de medio mundo.
Siempre he sido lo que don Atahualpa del Cioppo llamaba, “actriz de trinchera”, de andar de pueblo en pueblo, de ciudad en ciudad.
He actuado al aire libre, en minas de cobre, salones comunales o de Ayuntamientos, en capillas desacralizadas, en barracones, en teatros italianos de cientos de años o en espacios de diseño moderno recién estrenado.
Si cierro los ojos puedo ver miles y miles de personas que me han regalado su tiempo.
Atesoro un collar maravilloso de anécdotas, que me arrancan carcajadas y lágrimas en mis horas de carretera.
He llegado a mis funciones, andando, a caballo, en bicicleta, en autobús, tren, camión, avión, barco…
Y siempre me he ido con un trozo de mí, enriquecido.
Hoy me quedo con el cosquilleo de una tarde de marzo en que llegué a un pueblo de la Sierra de Grazalema, había un entierro (inesperado por supuesto) a la misma hora de la función, la concejala, me preguntó si me importaba posponer la representación una hora.
Di un paseo por el pueblo, mientras las campanas replicaban a difunto.
Luego, ya en la merienda que me habían preparado, una señora mayor, que había reído mucho, me dio las gracias por hacer que la rueda de la vida siguiera girando.
Nunca mayor acierto tuvo, la remanida frase de “la función debe continuar” cuando entre lágrimas y risas hablamos de quien faltaba, haciendo que viviera un poco más, en los recuerdos.
Por tardes así, amo mi profesión y celebro día a día, ser una actriz que trabaja.
Feliz día compañeras, feliz día compañeros, el mundo necesita más telones levantados. Reclamemos siempre abierto, nuestro espacio natural, el Teatro.

Copyright © 2017 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.