0

Croacia III- En busca de la playa perdida. Poreč, Pula y Premantura

Publicado por Sole el 17 Jul 2014 en Croacia, Diario, Mis viajes


POREC

En el casco histórico del pueblo pueden verse preciosas casas antiguas y palacios góticos, así como restos de la muralla veneciana.
Lee más…

 
0

Croacia II- Una danza macabra en la iglesia de Beram

Publicado por Sole el 16 Jul 2014 en Croacia, Diario, Mis viajes

El pueblo de Beram es pequeño, casi una aldea. Nos asomamos a su iglesia, pero comprobamos que no es la que buscamos.
Por suerte encontramos una señora que en español e italiano nos explicó como llegar, nos dijo que hay una señora que es la que tiene las llaves y que estaba allí con otras visitas. Lo cuento por si van y la encuentran cerrada, hay que ir a Beram y preguntar por ésta señora, que previo pago de 20 kunes, irá encantada.

Lee más…

 
2

Croacia I- Recorriendo Istria-

Publicado por Sole el 16 Jul 2014 en Croacia, Diario, Mis viajes

El otoño y el invierno habían sido eternos, fríos, lluviosos. Y el principio del verano no daba esperanzas, así que decidimos conducir hasta donde hubiera sol.
Luego de atravesar Francia con lluvias, norte de Italia con lluvias. Llegamos a Istria.
En la frontera nos timaron ( a nosotros y a cientos mas) con 30 euros por una pegatina que se supone es para usar en las autopistas eslovenas.
Como tenemos previsto recorrer toda la región, la compramos, para descubrir que los km que haces por territorio eslavo son por una carretera nacional como cualquier otra ☺

Finalmente llegamos a Istria, nos alojamos en un camping que parece una ciudad de vacaciones, resabios de los tiempos comunistas cuando los trabajadores en masa venían unos días al mar. 6000 plazas delimitadas pero no respetadas. Un plano imposible y finalmente un hueco para montar la tienda.
Nos vamos a la playa y primera y terrible desilusión.

Como todos habíamos visto esas maravillosas fotos de playas de Croacia, ésta no lo era.
El mar azul, espectacular, pero la arena inexistente, todo era cantos rodados, piedras o cemento!
Y eso se repitió hasta cerca de Dubroknik.

Por la noche las luces de las discotecas y la música a todo volumen, no nos dejan dormir.

Por la mañana salimos a recorrer.
La primera parada es en Dvigrad una ciudad medieval, abandonada.
Lee más…

 
3

La Ferreirinha

Publicado por Sole el 13 Jul 2014 en Diario, Portugal


Camino de Regua, vimos en la carretera una edificación enorme, que nos llamó la atención, el primer día la dejamos pasar, pero el segundo, nos detuvimos, bajamos y por una puerta entreabierta, nos metimos en una enorme bodega y una gran casa, abandonadas.
En las rejas del parque de enfrente, se leía un nombre.

Buscando información, me encontré con la historia de una mujer increíble.
Antonia Adelaide Ferreira, conocida como la Ferreirinha, ha sido considerada, aun hoy, 200 años después, como la reina del Duero.
Como suele pasar en éstos casos, luego de ver su nombre, se me apareció por todos los sitios. Hay colecciones de vinos que llevan su nombre y en muchos de ellos, aparece el retrato de una mujer adusta, siempre vestida de oscuro.

Una mujer de carácter, que logró imponerse en el duro mundo del vino, un mundo netamente masculino hoy, ni hablar hace mas de dos siglos.

La historia de los Ferreira, se pone interesante desde el momento que el abuelo de Antonia, Bernardo Ferreira, propietario en el Douro, fue obligado por el Marqués de Pombal, bajo pena de prisión, sino lo hacía, a cultivar una tierras en los Montes de Rodo, transformándolos en unas hermosas quintas. Unas maneras muy curiosas, las de Pombal, de obligar a los bodegueros y agricultores, a aumentar el trabajo en los campos. Bernardo, fue asesinado por las tropas de Napoleón, que creyeron que era un desertor, cuando les habló en un excelente francés. Tuvo tres hijos José, Antonio e Francisco. José es el padre de Antonia que casó con un hijo de Antonio, es decir entre primos, algo bastante frecuente en otras épocas. Tuvo tres hijos, pero queda viuda muy joven. Al quedar sola al frente de las bodegas, no duda en dirigir y tomar decisiones, que para la época eran impensables. Moderniza los trabajos, se preocupa por los trabajadores, invierte en comprar mas tierras, mas vides, mas bodegas y por sobre todo desarrolla una manera de hacer el vino, que muchos al principio critican, pero luego imitan.
Su poder es tal que el Duque de Saldanha, uno de los hombres con mas poder en el Portugal de la época, quiere casar a su hijo con María d`Assunção, la hija de Antonia. Pero María tiene 11 años y la madre se opone tajantemente al matrimonio. El duque da orden de secuestrar a la niña y la Ferreirinha, disfrazada de campesina junto con su hija, huye a Vigo y desde allí en barco a Londres, donde desde hacía un tiempo mantenía una amplia red comercial. Desde el extranjero, no solo aumenta su fortuna, sino que es quien salva de la ruina a cientos de productores del Douro, cuando por exceso de vino en la zona los precios caen de forma alarmante. Ella compra y da orden a su colaborador en Douro, Joaquim Monteiro Maia, de almacenar en sus cuantiosas propiedades, todo el vino, a la espera de que los precios cambien.
Poco después llega una peste a la vides que acaba con casi todas las cepas de la región. En ese momento logra colocar en Londres, todo el vino de Oporto que tiene guardado, salvando y aumentando su fortuna y salvando de la ruina absoluta a muchos productores de Regua.
Concurre a la Exposición Mundial en París y sus Oportos ganan una medalla de oro que puso los ojos de los grandes importadores del mundo en el Douro.
Estando en Londres se casa con Francisco José da Silva Torres otro colaborador, y poco después estando prometida su hija con el hijo del Conde de Asambuja, regresa a Portugal.
La gente de la zona, la ve como su salvadora, no solo en los negocios, sino también por la enorme cantidad de obras de caridad que realiza.
A diferencia de otros productores de la región, salvo su obligado exilio en Inglaterra, no suele viajar por el mundo, ni siquiera va mucho por Lisboa, su reino es el Douro, y allí en su propiedad mas querida, la Quinta do Vesuvio, debajo de una palmera que aun hoy existe, recibía a los hombres mas importantes del mundo del vino.
Uno de sus visitantes, es el protagonista de una leyenda que aun hoy se cuenta.
El escocés Joseph James Forrester, al igual que tantos ingleses, adoraba la vida en el Douro, y por sobre todas las cosas éste barón tenía debilidad por el río. Se hizo construir un fastuoso rabelo, la embarcación de trasporte de vino, típica de la zona. Cuentan que el barco, estaba construído con las mejores maderas y con comodidades nunca vistas, cocina, dormitorios y hasta baños. Una mesa enorme, fue testigo de decenas de comidas, servidas por una tripulación uniformada con esmero.
Forrester recorrió cada metro del río, cartografiando todos sus rincones, llegando incluso a navegar (?) por sus cascadas. Dibujó un mapa de 3 metros de largo por 68 cm, que no se comercializaba, pero que era compartido con todo aquel que se lo pidiera, fuera de la condición social que fuera. Fue tan importante su trabajo cartográfico que el gobierno portugués, le concedió el título de barón.
Cuando Forrester llegó a la Quinta, el número de visitantes, ya de por si alto, aumentó. La Ferreirinha, era una mujer que atendía sus asuntos, pero que gustaba mas de tranquilidad, así que comenzó a dar muestras de hastío. Cuentan que quien mas le angustiaba era un juez de la zona, que era particularmente insistente, no se sabe si por amor al vino de oporto, a la quinta o a la Ferreirinha. Lo cierto es que anunció de improviso que marchaba al día siguiente para Regua, con su hija y su yerno. El viaje sería pesado por tierra, así que el barón al saber que Antonia tenía su barco en Regua, ofrece llevarla en el suyo.
Para eso, tenía que recorrer 56 km, y atravesar la garganta mas temible del río o Cachão da Valeira. Esta zona del río hasta el siglo XVIII no había sido navegable, ya que tenía una catarata formidable, sin embargo una serie de obras lo habían vuelto navegable, aunque peligroso.
Al llegar a la garganta, los remeros no pudieron controlar la embarcación y el barco se hundió.
Las estrambóticas faldas de balón, que usaban las señoras, fueron su salvación, ya que salieron a flote, otra suerte corrieron los hombres, ya que la mayoría desaparecieron. Algunos cuerpos fueron encontrados días después en Regua, río abajo. Incluso un cofre de plata que llevaba la Ferreirinha, apareció en una finca, atrapado en una rueda de molino.
El Barón desapareció y nunca se encontró su cuerpo.
Éste solía llevar un cinto de cuero con faltriqueras, lleno de libras oro, y cuentan que el día del naufragio llevaba también unas botas altas, por encima de la rodilla, llenas de plata y oro. Seguramente el peso, hizo que se hundiera mas rápido.
Lo cierto es que aun hoy, se cuenta como en ciertas noches, se ve en el fondo del río, los restos del tesoro que llevaba Forrester consigo. Hay quien incluso ha buceado buscando ese tesoro, a pesar de que se dice que es un tesoro que hunde en la desgracia a aquel que lo encuentre.

La vida de la Fereirinha está llena de anécdotas, pero destaca siempre su tesón y su lucha por una región que amaba. No dudó en enfrentarse con sus gobernantes que se preocupaban mas por comprar el vino en España, que por el propio. Modernizó no solo los métodos de trabajo, sino que impuso sus criterio a los diseños, preocupada siempre por la calidad. Compró y sembró vides en zonas con mas radiación solar, cambiando las graduaciones y estilos. Investigó sobre como combatir la filoxera y otras plagas, ya que pese a tener un gran imperio vitivinícola, seguía sembrando almendros, olivos y cereales.
A su funeral, se dice que concurrieron 300.000 personas que acompañaron el cortejo desde Quinta das Nogueiras a Régua.
Aun hoy los mayores de los pueblos, cuentan anécdotas que alguien de la familia vivió con la Ferreirinha

Hoy casi todas las propiedades, pertenecen al grupo Sogrape, pero un tataranieto ha reflotado la única quinta que construyó la Ferreirinha, Quinta do Vale Meão.

La televisión portuguesa, realizó una serie sobre la vida de ésta mujer. Se puede encontrar para ver online en internet.

He aquí las fotos de una de las bodegas, hoy abandonada.

 
0

Brownie de rooibos y canela.

Publicado por Sole el 9 Jul 2014 en Diario, Epicúrea

Soy una super fanática de las infusiones, tengo a las chicas de Mistélanea al nivel de reinas de mis días.

En la cocina tengo una cesta con varios paquetitos de diferentes mezclas, algunas que ya están en la tienda y otras que vamos inventando. Luego de unos años puedo decir que me gustan todos los sabores, menos el rooibos.
Lo siento, se que hay hordas de fans, pero no puedo con él.
El otro día me puse a contar las bolsitas a medio terminar y me encontré con dos o tres que no quiero tirar y me puse a cavilar una receta para darles salida.
Si hay algo que siempre arregla todo en mi vida es el chocolate, así que me dije, allá vamos.

Así nació éste brownie de rooibos de canela.
Ingredientes
4 huevos
175 gr de chocolate cobertura
125 gr de harina
150 gr de mantequilla
50 ml de nata
1 cucharada colmada de rooibos con canela
180 gr de azúcar
75 gr de nueces
Sal
Canela en polvo, una pizca

En primer lugar hacemos hervir la nata y le agregamos el rooibos y la pizca de canela. Dejamos enfriar.
Fundimos a baño María el chocolate y la mantequilla.
En un cuenco mezclamos la harina, el azúcar y la sal y las nueces picadas pequeñas.
Batimos los cuatro huevos con batidor eléctrico 2 m, con batidor manual 4.
Colamos la infusión de nata y rooibos y la incorporamos a la mezcla de chocolate y matequilla. Agregamos los huevos batidos.
Vamos incorporando lentamente a la mezcla de harina y azúcar, revolvemos con suavidad para lograr una mezcla homogénea.
Ponemos 25 m en horno precalentado a 170ª

Untamos de mantequilla un molde rectangular de unos 28cm por 22cm (mas o menos) Nos saldrá un brownie de unos 4 cm, si usas un molde mas grande, estará rico pero mas finito.
Truquillos:
-Si no te gusta muy dulce, pon 150 gr de azúcar.
-Ésta cantidad de nuez que tenía en mi receta, resultó poca, a mi me gusta que se vean mas los frutos.
-Si usas un molde mas grande, deja menos tiempo en el horno.
-Cortar una vez frío o se romperá mucho.

Yo lo acompañé con una infusión que me encanta que se llama Noches de Cartago y por la mañana lo desayuné con Irish Blend y jengibre.

 
0

Siróptimo

Publicado por Sole el 8 Jul 2014 en Diario, Mis viajes, Portugal

La Quinta do Panascal, en el Douro, fue la primera bodega en abrir sus puertas a los visitantes, allá por los años 90. Es una bodega preciosa a la que se llega por una carretera estrecha, aparcas y comienzas a subir entre glicinias en flor. Los jardines son increíbles plenos de color y perfume y la terraza al sol, pedía degustar los vinos, fríos que allí se servían.

Además de sus famosos Oportos, la bodega vende un Fonseca Porto Siroco, un blanco extra seco, dulce, muy bueno como aperitivo.

Parece que está de moda el Portonic o Siróptimo como le llaman en la tienda a un cóctel con tónica, Siroco y una hoja de menta.

Entraba como dios, mientras escuchábamos la cata que se les hacía a unos guiris que recorrían las bodegas con una guía contratada solo para ellos.

De las vides llegaban parejas acaloradas ,ya era mediodía y el sol pegaba fuerte, la bodega ofrece la oportunidad de recorrerlas a tu aire con una audioguía.
La Bodega además ofrece servicios muy amplios, paseos por el río, salas para reuniones o catas, almuerzos temáticos con música o naradores de cuentos, etc, etc.

Mucho por aprender para nuestras zonas vitivinícolas!

 
0

Recorriendo el Douro

Publicado por Sole el 8 Jul 2014 en Diario, Portugal


Aprovechando unos días de puente en mayo, nos fuimos al Douro. Siempre que podemos, nos escapamos por Portugal, es lo bueno de tenerlo al lado y alguna vez hicimos alguna excursión por la zona, pero esta vez, la cosa fue con calma. Y aunque quedó mucho por ver, el recorrido fue intenso.

Conseguimos, por un precio estupendo en Booking, alojamiento en Quinta da Ermida en Baiao. Es bueno saber que a veces solo con estar unos pocos km fuera del centro de una región tan turística aparecen oportunidades de ahorrar mucho.
La casa es preciosa, las comodidades muchas y esos desayunos con vista a los viñedos y al río, impagables. Va un post aparte con la casa.

El viaje empezó con una comida espléndida en el Ferrugem, un restaurante portugués, con identidad portuguesa y cocina de vanguardia. Allí todo es auténtico, nada de copiar restaurantes de estrellados de España.
Gago lo cuenta muy bien aquí

Luego de un desayuno estupendo (muchas casas rurales de Galicia deberían tomar nota) nos vamos a recorrer la zona.
Entramos a la zona mas turística atravesando Mesão Frío, las gradas da Serra do Marão, son espectaculares, cubiertas de viñedos. Hacemos un alto en un mirador al lado de vendedoras de cerezas. Por Galicia aun están pequeñas y verdes, aquí ya huelen a paraíso rojo.

Llegamos a, Peso da Régua, conocida como la capital del Vino de Douro. Peso y Régua eran dos pueblos que en el siglo XVIII se unieron para formar un importante cruce de carreteras y vías férreas. El Marqués de Pombal eligió la ciudad, como centro de la región productora de oporto. En la propia ciudad, se puede visitar el Museo del Vino, o hacer como nosotros e ir directamente a las bodegas. Por el río aun se pueden ver algunos de los barcos tradicionales, los rabelos, que durante tanto tiempo transportaron el vino.
Lee más…

Copyright © 2017 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.