0

Publicado por Sole el 30 Dic 2012 en Miradas, Sueños

Y si empezamos a soñar con un año donde ser feliz con poco? Con nada mas que tu y yo?
Fotografía Sabine Weiss

 
1

Sole en modo…

Publicado por Sole el 29 Dic 2012 en Diario

Ilustración Ina Hattenhauer

 
0

¿Que problema hay con la risa?

Publicado por Sole el 26 Dic 2012 en Diario

En los últimos tiempos, cuando llega la hora de relajarse en casa, y buscamos, ya sea en canales abiertos, en la parrilla de películas que tenemos en la TV de pago o en páginas anti-Sinde, nos damos de morro con la frustración de tener que tragar casi siempre tostones o disparates de medio pelo, bajo el título de comedia.

Sin ir mas lejos fui al cine a ver la última de Ken Loach ( que si, que es KL y es imposible esperar comedia) pero era la palabra mas grande en la publicidad, en el trayler, etc etc.
Y hete aquí que durante la primera media hora querías como casi siempre en su cine, cortarte las venas con la vida de parias que llevaban los protagonistas. Que si, que luego la idea del robo del whiskie mas caro de la historia, mas los chistes fáciles del tonto, la ladrona y el americano inculto, te hacen sonreír, y hasta te gusta la peli, pero ni miras de llegar a lo prometido.

Y ni hablar de las “comedias desternillantes” que hemos visto en casa en los últimos meses, sino son de universitarios salidos, o de cuarentones intentando salir de su reciente divorcio, son dramones con pinceladas de intento de humor negro (que me encanta cuando está bien hecho)pero que cuando está mal entendido es un sufrimiento.
Para resumir, pongo un ejemplo, cogemos anoche “Gianni y sus mujeres”.
“Gianni es un jubilado que tiene muchas ocupaciones: debe hacer los recados y toda clase de trabajitos para su mujer, para su hija y para una guapa vecina. Un día, su viejo amigo Alfonso, que disfruta de unas sorprendentes aventuras sexuales, decide que ya es hora de que Gianni tenga novia y redescubra algunos de los placeres de la vida” Eso decía Filmaffinity.

Lo cierto es que solo eres testigo de una serie de frustraciones que te sumen en lo hondo del sofá con la sensación de , vaya manera de acabar con el espíritu navideño!.
Un cincuentón, retirado antes de tiempo, que es ninguneado por todo el mundo, su mujer, su hija, pero por sobre todo la capulla de su madre una ricachona que vive en un palacio en el centro de Roma, donde pierde dinero al pocker con las amigas y bebe botellas de champan de 250 euros como quien come pipas, mientras él deambula por las calles intentando conseguir los 200 euros que le faltan del alquiler.
Los éxitos sexuales del amigo tampoco son tales, y es muy patética la sucesión de fracasos que el pobre Gianni sufre, impulsado por éste. Ridículo tras ridículo, queda esperando en cenas que no se hacen, ensayos de piano que no terminan , constantes llamadas de su madre que le hace correr por la ciudad para humillarlo o hacerle arreglar la tele, una vecinita que le piropea pero le usa para los recados y pasear el perro y la única compañía un poco comprensiva del novio vapuleado de su hija que deambula por la casa intentando que ésta no le deje.
Piensas que en algún momento, las cosas volverán a su sitio, que la madre morirá y le dejará su fortuna, que finalmente se echará la amante que sueña su amigo, porque él ni interés tiene,que su mujer lo mandará al diablo y así Gianni reacciona…
Pero ni por esas, es testigo de como su vecino, mucho mayor que él se lía con la estanquera, y su madre ignorando su situación vende en usufructo su palacio, dejándolo sin dinero y sin ninguna de las obras firmadas que tantas veces Gianni acaricia en la casa, mientras colma de regalos caros a todo el mundo menos a su hijo..
El final, lo cuento, porque es una mierda, es con el pobre, bailando solo en las fuentes de Roma, mientras las mujeres de su vida, su madre,su mujer, la codiciada enfermera de la madre, una tía lejana de la enfermera que la madre decide adoptar, y la hija cenan lo que él cocinó y que no prueba porque la vecina le endosa el perro mientras hace una fiesta mas y le da como premio un vaso de cóctel al que han agregado droga.
Así colocado, el pobre tipo termina pasando una noche sin sentido entre basura, bancos de plaza, perros y fuentes.
Cuando el yerno le encuentra, luego de echarle la bronca, lo lleva a casa, mientras él, en su mente ve un desfile de la vecina que le mira libidinosa, la hija de una amiga de su madre canta al piano, su primer amor, azafata le atiende en un vuelo imaginario, su mujer le abraza y la enfermera le descorre las cortinas de la habitación y FIN

Y a esto le llaman comedia…
Menos mal que siempre nos quedan los clásicos, porque quien en éstos tiempos no quiere de vez en cuando echarse unas buenas risas.
¿O es que eso ahora también está en crisis?
¿Qué problema hay con hacer una buena comedia?
¿O es que está mal visto reír?
Ya lo decía aquel compendio de sabiduría popular, el Reader’s Digest, “la risa remedio infalible”
(por si mi post es como las comedias de ahora, ésta última frase va con retranca-humor negro )

 
2

Benbó, un sueño largamente acariciado, ya es realidad

Publicado por Sole el 23 Dic 2012 en Diario


Portada número 1 de la revista

Creo que desde que conozco a Miguel Vila, la idea de una revista gastronómica gallega ha surgido o sobrevolado en varias conversaciones. Periodista de aquellos que les cuadra el decir de Camba “cuanto caviar hay que comer para ganarse los garbanzos!” fue de los primeros en ver la red como una herramienta donde hacer visibles sus decenas de trabajos de investigación publicados en revistas y libros. Pero la raza tira y nada como ver las rotativas (metáfora en desuso merced a la impresión digital pero perfectamente válida para resumir en una frase echa, el hormigueo que sucede cuando las teclas dejan huellas en blanco papel)

Lúa vexetal. Plato de Javi Olleros
Conocí a Tono Mugico el primer año de Santiago (E)tapas, la capacidad de movimiento y la energía de éste hombre no se puede resumir, por donde pasa despliega ideas, creatividad, y lo que es mejor, sabe transitar y buscar los caminos para que se concreten. Fue motor primordial para sacar adelante Ao Pé do Lar y ni hablar de la de cosas que ideó para el Turismo de Santiago, desde ser el impulsor del Fórum Gastronómico a las primeras audioguías, pasando por infinidad de pequeñas y grandes actividades.
Que estos dos se pusieran a sacar adelante una revista, era cosa de dar tiempo.
Y así ha sido,meses de números, de conversaciones con los amigos, de ideas, de idas y contravenidas, de indagaciones, cálculos, búsquedas, encuentros, coincidencias, ganas, sueños, locura, estrés, risas, prisas, poco sueño, algún que otro cabreo, aciertos, errores…
Un embarazo largo y un parto que podía complicarse con el entorno hostil de una crisis que paraliza a medio mundo.
Tuve la suerte de ser de las primeras que se tomó un café-lluvia de ideas con estos locos y necesarios optimistas, y desde el principio tuve claro que conmigo podían y pueden contar.
Hoy, tengo a Benbó en mi regazo.
El niño ha nacido.
Como todo niño que nace, tiene todo un futuro por delante, tiene unos padres, tíos, primos, madrinas, padrinos, que le quieren y miman, que ya le están diciendo tira por aquí coge por allá, que le van marcando el camino, que le sostienen…pero todos ellos son conscientes que como buen niño, se irá moldeando, adaptando, escuchando, contemplando, asumiendo, creciendo, cambiando a medida que el tiempo pase.
Pero tiene buena madera, ande por donde ande, tiene claro que su territorio es Galicia, que su impulsor es el producto que aquí nos llena la boca, la vista, el olfato, las manos y por sobre todo el corazón. Y presume de ello. Por eso llena 162 páginas con investigación y buena fotografía.
Para mi es un orgullo, estar dentro del equipo que mece la cuna de éste nuevo niño.
Babeo con él y presumo de lo lindo, lindo que ha quedado, pero por sobre todo, me ilusiono con ver como va a crecer.

María de Parada das Bestas
Gracias a Miguel y a Tono, por soñar en tiempos que los apocalípticos quieren que nos quedemos a oscuras, gracias por darme la oportunidad de estar en éste barco que a partir de ahora, recorre los mares verdes y azules de ésta mágica tierra gallega.

Se puede adquirir el número de forma individual o mediante suscripción anual, en papel o digital, aquí

Larga vida a lo que está Benbó!

 
2

De Mercados por Lima-1ª parte

Publicado por Sole el 16 Dic 2012 en Mis viajes

Durante el Festival Bendita sea la Palabra de Lima, aproveché algunas mañanas para, de la mano de amigas y amigos, recorrer mercados.
Lima, enamora, atrapa, envuelve, y hasta ahoga con su tráfico infernal y sus ritmos tan variados
Pasas de un barrio donde la vida transcurre entre flores y fuentes que manan agua fresca, a bulliciosas calles, llenas de gente que desborda las aceras, comercia donde puede, o atraviesa calles en extraño baile de saltos y zig-zagueos.
Los taxis se cuentan por miles, los autobuses son casi una sierpe gigante de mil colores que parece no tener fin, mientras mujeres y hombres ayudan al conductor, colgados del pescante de la puerta del vehículo voceando los destinos y principales paradas.
Sentada en la Plaza del mercado de Santa Marta, esperando a Silvia, me vi envuelta en una suerte de mantra de la geografía de Lima, al son de las voces.

Pero no hay que ensoñarse en Lima, no soy de las pusilánimes que no circula por ciudades desconocidas solo por el hecho de que todo el mundo ve peligros,pero lo cierto es que hay zonas donde los de fuera somos blanco fácil, o hierba fresca para los taxistas fraudulentos, que los hay.
Lo mejor, llamar taxis desde el hotel, y si necesitamos uno en la calle, se puede hablar con cualquiera de los guardias que circulan por las aceras, amablemente detendrán un taxi “seguro”.

Cuando llegué a la zona del mercado, Lorena aun no estaba, así que mientras cambiaba dinero, el taxista del hotel esperó a mi lado, un detallazo de su parte. Una mezcla de olores y ruidos inundaba la mañana, a un lado de la calle un casino con todas sus luces, al otro una tienda de flores con enormes coronas de muerto.
Filas de Taxi-cholos, suben a estudiantes que en grupos negocian el precio de la carrera y marchan. En medio del bullicio, la sonrisa y la mano en alto de Lorena. El taxista respira tranquilo y se va raudo, está un poco asustado de andar por aquí, casi no sabía llegar.
Lorena me cuenta que el mercado es de los mas antiguos y tradicionales de la ciudad, lo quisieron derribar para construir un enorme centro comercial, pero los vecinos se hicieron fuertes y lograron mantenerlo como está. Con sus locales de madera, sus laberintos flanqueados por puestos de comidas, de frutas, desconocidas, de hierbas, de pollos, de pescado, de café.

Una grata sorpresa descubrir la variedad increíble de café que existe en Perú, de una altísima calidad. Y las olivas, inmensas, sabrosas, con aliños que te dejan la boca llena de sensaciones. Los quesos forman montañas de diferentes colores y texturas, riquísimos.
Y ni hablar de la inmensa variedad de frutas y papas.
Siempre bromeo que el paraíso del gallego está en el Perú, el Centro Internacional de la Papa, ha inventariado casi 4000 especies diferentes.
Las hay negras, blancas, rojas, amarillas, pequeñas, enormes. Mi boca está ya pastosa de rascar cortezas y de probar todo lo que me ofrecen.

Lo que me parece extraordinariamente práctico y que desde aquí fomento para que sea copiado, es la manera de vender las verduras picaditas. Incluso ya mezcladas para determinados platos y en raciones para dos cuatro o mas comensales.
Y ni que decir de los ajos pelados, los ajíes ya transformados en salsas,las harinas de diferentes clases…

Los puestos de pescado y marisco son una maravilla y la manera de mostrar que los pollos y gallinas son de corral, alimentados ecológicamente, puede ser un poco gore, pero me trajo a la memoria los tiempos en que mi madre o mi abuela, retorcían pescuezos de gallinas, como la cosa mas normal del mundo y premiaban a la que quitara las plumas, con los huevos en ciernes que estaban dentro. Un manjar que nos cocían en el caldero de la cocina a leña y rebozábamos en azúcar


Cada puesto es mimado con esmero y cariño.

Me detengo a ver el sastre, el afilador, las hierbas del puesto de tisanas…

De la mano de Silvia, recorrí otro mercado, mas popular, mas de señoras o señores que vendían pequeñas cantidades de alguna fruta o cereal que producían ellos mismos. Muchos puestos bajo pequeños tenderetes de plástico o zinc. Niños que devoran plátanos o yuca frita me sonríen entre montañas de papayas gigantes.
Compramos algo para almorzar y nos vamos de charla por las calles, hacia su casa, donde su hijo nos recibe tocando el piano.
Mejor broche para una mañana tan perfumada, imposible.

Hice decenas de fotos, si te apetece ver mas frutas y sabores diferentes, cliquea aquí

 
3

Al arroz, arroz…Sabroz

Publicado por Sole el 10 Dic 2012 en Diario, Epicúrea

¡Cómo pasa el tiempo, mi madriña! Lo cierto es que éste año los post van todos con mas retraso del habitual. Y este es de los que me generan sentimiento de culpa :)

Hace ya unos meses, la gente de Brillante me hizo llegar a casa una caja de arroz Sabroz, para ver que opinaba de él.
Justo me pilaron en una época en que estaba tomando serias medidas, contra mi habitual despiste en la cocina. Que luego no es tal, sino que al igual que muchas mujeres, corro por la casa con diez tareas a la vez y de repente, no sabes como de la cocina te llega un chisporroteo y allá va tu comida entera.
Hay veces que eso se puede salvar, pero cuando es arroz, ni para croquetas,mire usted.

Así que al llegar la caja, decidí estrenar las nuevas cacerolas, las anteriores son un muestrario de agua hervida durante horas, guisos olvidados y demás penares y en faena me puse.

Vaya por delante la aclaración de que el arroz de larga duración, no me gusta nada. He probado de varias marcas y no se si el proceso o que, les deja un sabor extraño que me desagrada y a la hora de hacer ciertas recetas, el arroz queda por un lado y el sabor por otro.
Así que decidí poner a prueba al Sabroz.

En primer lugar probé una ensalada y estuvo bien, un aceite rico, unas judías y listo. Pero había que ver como se comportaba en otras lides.
Gago es de costa y el arroz marinero es algo que debe estar muy bien para que le de el visto bueno.

El arroz marinero, quedó muy rico, los sabores de las almejas, langostinos y choquitos, estaban muy presentes en el arroz, ni siquiera una llamada de teléfono de esas que aparecen justo cuando estas mas pendiente de los fogones, logró estropear el efecto.

Yo tengo en mi memoria un reducto sagrado para el arroz con leche, ya que como mi madre, nadie, así que esa sería otra prueba.
Ésta receta, sirvió para comprobar que es cierto lo que dice el paquete, de que el Sabroz, es un arroz de gran absorción, ya que pese a usar las proporciones habituales, quedó un pelín seco. Entiéndase, estaba cremoso y empapado en leche, azúcar y canela, pero para quienes les gusta un resto del caldito de leche almibarada que queda en los cuencos, en éste caso, quedaban con ganas. Algo a corregir para la próxima.


Y por último, desafío extremo, un curry.
En casa somos fanáticos, desde los currys mas complicados a los mas sencillos, y si algo nos gusta es el sabor que adquieren los ingredientes dentro del wok, si el arroz no es bueno, eso queda como un parche.
Por estas cosas de que el hombre expone y dios dispone, al final no tenía todo lo necesario para la receta, pero como suele pasar en estos casos, sobra imaginación, así que la prueba para el Sabroz, fue mas “extrema”, literalmente fue un arroz+curry+coco+nevera

No quedó nada!
En definitiva, ¿recomendaría el Sabroz? Pues si, pienso que es ideal para quienes andamos a mil por la casa, para quienes dan primeros pasos en los fogones y porque no decirlo, para entendidos también. Se cumple lo que anuncia en su etiqueta, “todo el sabor en su punto”

 
0

Dan Cretu, recreo en la cocina

Publicado por Sole el 4 Dic 2012 en Epicúrea, Miradas

Éste fotógrafo y artista rumano construye y reconstruye a partir de lo que come y ve en la cocina.
El resultado unas divertidas fotografías
En su web, algunas mas

 
2

Una noche en el Gran Teatro Nacional de Lima

Publicado por Sole el 3 Dic 2012 en Diario, Mis viajes

Unas horas antes de coger el avión que me llevaría a Lima el mes pasado, ya tenía media agenda organizada. Es lo bueno de ir a trabajar a países con amigos que tienen la generosidad de celebrar tu llegada dedicándote su tiempo..
La querida Cucha tenía entradas para el recién inaugurado Teatro Nacional y allá que nos fuimos.

En el post sobre “comidas”, hablaré de mi almuerzo previo, que fue un marca y sigue de lo que dio mi semanita por Lima. Ay Doris, que éstas Navidades no voy a entrar en mis vestidos :)

Pero a lo que iba, que solo recordar los sabores del Perú, mis papilas entran en acción y olvido todo. Llegamos al teatro y ya su fachada sorprende.
Tremendamente moderna, sólida y etérea a la vez.
Dentro, decenas de acomodadores nos desbordan con amabilidad e indicaciones.
El hall tiene a un lado una moderna cafetería y una serie de escaleras mecánicas que te suben a la planta alta donde tenemos nuestras localidades.
La alfombra es maravillosa, tienes la sensación de que los mas bellos colores del país se han puesto a dormir en el teatro.

Dentro, pese a la cantidad de localidades, el espacio se ve cálido y asumible (deformación profesional, cada teatro es un posible escenario personal)

En escena un inmenso Retablo, tal el título del espectáculo, del Elenco Nacional de Folclore.
Un retablo es una pieza de arte ayacuchano, donde se retratan escenas de la vida cotidiana, del trabajo, la religión, las fiestas, etc
El telón se abre y aparecen un par de payasos andinos que mediante bromas y danzas nos introducen en la historia, entre giros intentan y no consiguen abrir la enorme puerta del retablo que ocupa todo el escenario así que cogen a alguien del público y le suben. Entonces la magia se adueña de quienes están dentro del retablo, cobran vida y le meten dentro. Así se abre poco a poco la escenografía y un arcoiris de faldas se despierta y las danzas invaden el escenario.
Más de cuarenta artistas, entre músicos y bailarines, entran y salen de escena en un escenario cuyo suelo de varios niveles, sube y baja . La última tecnología al servicio del folclore.

En Retablo se interpretan danzas como Iopatati (Ucayali), representación de la etnia shipibo-conibo sobre las batallas de los pueblos amazónicos; Salqa qocha wallata warqay (Cusco), danza que simboliza el cortejo entre las aves wallatas; y Landó-Toromata (Lima), creación coreográfica con la que el afrodescendiente colonial imitaba al patrón en sus bailes traídos de Europa.

También forman parte de este espectáculo las vistosas Pallas de corongo (Áncash), la tradicional Marinera norteña (La Libertad) y el festivo Huaylarsh de carnaval (Junín).

Cucha, como buena conocedora de las danzas de su tierra, me comentó que salvo algún detallito en las telas de la danza de la selva, estaba todo muy bien documentado y fiel a las maneras de bailar de cada región, ya que muchas veces se hacen mezclas o edulcorados extraños, pensados mas en turistas que en el público, que en el caso de Lima, suele ser oriundo de muchas de las regiones ahí interpretadas.

El detalle de los bordados, el trabajo de los sombreros y adornos me tuvo embelesada las dos horas de espectáculo. Una maravilla.

Si tengo que elegir un baile, no sabría, en cada uno había algo que te mantenía en vilo y si pudiera tener un vestido, el de la Marinera norteña me enamoró, quiero uno así para contar, que belleza y donaire.

Mi primer día en Lima, me dejó con bailoteo en los pies y los ojos llenos de color. Un buen comienzo de viaje.
Gracias Cucha!

 
0

Tratamiento

Publicado por Sole el 2 Dic 2012 en Diario


“La ficción y la poesía son dosis, medicinas. Lo que curan es la ruptura que la realidad provoca en la imaginación”

Jeanette Winterson
Día de múltiples dosis.

Copyright © 2017 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.