2

Samare

Publicado por Sole el 19 Nov 2012 en Cuentos

Samare from Troshinsky on Vimeo.

Me molesta mucho cuando la gente o lo que es peor, medios de difusión masivos, se apropian de la obra de los creadores, ignorando su autoría.
Estoy cada día mas harta de periódicos que cogen mis fotos o la de otros fotógrafos y no citan fuente, dejando además a los profesionales del sector, sin su justo jornal. Llegué a Nicolai Troshinsky hace poco y me gusta lo que hace y me parece tremendamente injusto que una televisión pública, cierre su telediario omitiendo a posta los créditos.

Den un paseo por su página, y busquen sus libros, mientras les deseo buenos sueños con éste precioso corto.

 
0

dale, animate.

Publicado por Sole el 12 Nov 2012 en Diario

…hablando mal y pronto, te voy a decir la idea que he tenido, así de repente, caminando al sol por Santiago, ¿si nos dejamos de pamplinas y nos vamos a dar la vuelta al mundo?
Por soñar, que no sea.
Buenas noches
Ilustración Susan Mc Kinley Ross

 
0

Sueño profundo

Publicado por Sole el 11 Nov 2012 en Uncategorized

Llueve otra vez, no hay mejor paraguas que tus brazos para dormir hasta la hora indecente en que el sol ya es muy tarde en otro día.
Ilustración de Gabriel Pacheco.
Buenas noches

 
0

Sonreír…siempre

Publicado por Sole el 9 Nov 2012 en Cuentos

Smile from Misko Iho on Vimeo.

 
0

Para cuando escampe

Publicado por Sole el 6 Nov 2012 en Diario

Un sitio para elegir de todo. Pena de crisis :(
Azotes Caligráficos.
Las artes de lo imposible, acompañado por la serie fotográfica Las ruinas vivas, de Jorge Riechmann

 
10

Otra Alexandria

Publicado por Sole el 1 Nov 2012 en Cuentos, Diario

Los vuelos transoceánicos tienen una extraña virtud, además de hincharte los pies, darte dolor de espalda y llevarte al límite de la claustrofobia y de la vergüenza ajena cuando escuchas por enésima vez a un señor que protesta por todo y pide mas vino o ginebra,te hacen viajar.
Y no me refiero al viaje físico que te traslada de un huso horario a otro siete espacios mas allá, o del día a la noche, de la llanura a la montaña, del invierno al verano, no.
Sino a esa sensación de que en ese azul inmenso que te rodea, todo puede ser posible. Esa sensación de estar por fuera del mundo, sin tiempo. En un espiral donde el ayer de hace tres siglos y el mañana de dentro de cien años pueden suceder.
Estaba buscando mi asiento, cuando la vi. Todo ojos detrás del asiento de la fila 12.
Con la poca vergüenza de la poca edad, se trepó para ver a donde iba. Y cuando vio que estaba en su misma línea me saludo con una sonrisa tremendamente estudiada. Pero resultona.
Volví a mirarla pensando que estaba equivocada, pero su rostro redondo era igual a la niña de una de mis películas favoritas.

Sin importarle que teníamos dos personas en medio, comenzó a hablarme.
Viajo sola, y no tengo miedo, porque una azafata me dijo que estará observándome todo el tiempo. Me preocupa mas cuando llegue. Tu a donde vas, vas sola como yo, ¿nos hacemos compañía? Mi madre me dijo que no hable con señores, pero si con señoras que no lleven señores, ¿o tienes un señor ahí detrás?

Le dije que no, acomodé mis cosas y preguntó que levaba en la maleta roja, dudé si decirle la verdad o no, estaba agotada y decirle a una niña de seis años que llevas una maleta llena de hermosos libros de cuentos era sinónimo de no dormir, así que contesté que algunos regalos.

Normalmente el despegue me produce somnolencia así que ni bien me puse el cinturón, los párpados se me cayeron.
Grande fue mi sorpresa cuando un par de dedos se posaban en mi cara.
Pensé que estaba soñando.
Frente a mi, la niña, haciendo el mismo gesto que en la película, me dije que una semana de tanta alegría se comenzaba a pagar con un poco de delirio.
Lee más…

Copyright © 2017 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.