4

Domingo de Pascua

Publicado por Sole el 24 Abr 2011 en Diario, Epicúrea

Si digo que adoro el chocolate, no digo nada nuevo.

Millones de personas adoran el chocolate.

Pero  a mi me gusta desde la memoria de los días en que era algo que se miraba como un imposible. Y tal vez por eso, cuando tengo un trozo, lo demoro mas en mi boca intentando llenar los minutos de anhelo de aquellos tiempos.

El dinero que entraba en casa resultado de las largas horas de mi madre fregando casas ajenas, no se destinaba nunca a cosas de escaparate.

Por lo menos asi lo definía yo desde mis 10 años, y asi se lo explicaba a mi hermana.

Nosotras éramos de las que comprábamos las cosas que estaban detrás o debajo del mostrador de la tienda. Nunca las preciosas y ricas cosas que estaban en la ventana de la calle o en las estanterías de cristal que desde los laterales te invitaban a mirar embobado.

Fuera vestidos, zapatos o comida, siempre era de lo que no se ofrecía a la primera.

Intentaba imaginar que en realidad las bananas del cajón de debajo no eran mas baratas por ser mas maduras o de menor calidad, sino que tenían algún tesoro oculto  a los ojos de las señoras que derrochaban comprando las amarillas inmaculadas de las cestas de la puerta. O que la cocoa Copacabana, era mas rica que el Vascolet. La prueba era que la cocoa venía en bolsas de cinco kg y el Vascolet en sobres de 100g o en latas de 1/2 kg, muy decoradas eso si, pero seguro que mas malo.

Pero cuando peor llevaba la veda económica, era en fiestas. Navidades, Reyes, cumpleaños, Pascuas. Todas ellas implicaban un gasto fuera de presupuesto.

Semana Santa, era para mi una tortura, no por las procesiones, sino porque desde semanas antes ya tenía señalado el huevo de chocolate que soñaba y que sabía se iría para otra niña que no sería yo.

La mañana de Pascua, caminaba por la casa intentando vislumbrar en algún rincón un trozo mal escondido de papel celofán, que me indicara que el milagro se había producido.

Pero nada. Así que me consolaba rompiendo las reglas de que el desayuno se preparaba con una cucharada sola de cocoa y una sola de azúcar y ese día echaba dos o tres. Pero no las batía como mi hermana que metódicamente revolvía su taza para que no quedaran grumos de cacao y todo se disolviera bien en la leche dando un homogéneo tono marrón claro. No, yo lo dejaba al fondo, haciéndose almíbar con el azúcar. Y bebía la leche blanca, rápido, sin mover la taza, ni un poquito. Quedaba entonces en el fondo un dedo gordo de un jarabe color chocolate.

Entonces rebosante de alegría, con una cuchara pequeña primero y con el dedo después, me comía hasta la última gota de mi “huevo de Pascua” deconstruído.

Años mas tarde, aprendí a hacer huevos de pascua. Nada del otro mundo.Estaban buenos, pero al final siempre en alguna hora escondida, me perdía por la cocina, para prepararme un poco de cacao con azúcar, siempre sabe mejor el placer prohibido.

¡Felices Pascuas! Buen chocolate!

 
0

Feliz Día del libro!

Publicado por Sole el 23 Abr 2011 en Cuentos

 
0

Palermo, una ciudad de contrastes

Publicado por Sole el 23 Abr 2011 en Uncategorized

Día 13
Desde lo alto de Erice, se veía el Monte Pecoraro coronando Palermo.
Hacía alli nos dirigimos, montamos la tienda en un camping en Isole delle Femme, a 18 km.
Cenamos copiosamente en una taberna “Orta” en el puerto, un menú fijo de pescado, marisco y pasta. Una burrada de comida por 24 euros, bebidas y postre incluídos. Todo rico, pero en una abundancia extrema.
El momento del día, el atardecer con San Vito lo Capo al fondo. Mirando a Trápani. Un día volveré con calma y me sentaré a ver cada minuto de como el sol baja.
El camping, regentado por dos hermanas sicilianas, no parece italiano, es silencioso y muy ordenado.

Día 14
Por la mañana marchamos hacia la capital. Perdemos una hora en buscar aparcamientos. No hay muchos y los que hay no son como los que conocemos. Oscuras entradas con nula señalización.
Finalmente cerca del Teatro Máximo y del Palacio de Justicia, encontramos uno.


Visitamos el Duomo. Es mas bello por fuera que por dentro.

Vamos hacia el Palacio Real.
La billetería ese día cerrará a las 16 hs, por boda! (?)

La capilla Palatina en la segunda planta es una hermosísima mezcla de arte Bizantino, Islámico y Románico, restaurada en el siglo XV.

El palacio es de estilo normando y árabe.
Aguardamos en las escaleras ya que solo se entra en grupos.

Finalmente accedemos a la Sala de Hércules, donde se reune el Parlamento Siciliano.


La sala di Ruggero es preciosa y las estancias de los Borbones, son borbonas.


Nos dirigimos al Corso Vitorio Emanuel, arteria central de la vida de Palermo, comemos pasta y pizza y seguimos nuestro paseo.

Fotos en el cruce de Quattri Canti, libros en una librería, un delicioso café crema helado y visita al claustro de San Giovanni degli Eremiti con sus cúpulas rojas de estilo islámico.

Me deslumbra la Martorana. Mas decorada que la Palatina y sin embargo la entrada es a voluntad.
Regresamos callejeando. Pese a que vemos muchos libros, carteles y monumentos en homenaje a los caídos en la lucha contra la mafia, Palermo es tremendamente tranquila comparada con Nápoles.
Hacemos una parada en un supermercado y en su tienda gourmet, compramos quesos,vinos y una deliciosa porcheta.
Miles de estrellas en el cielo, mientras el mar susurra a pocos metros.

 
0

Verdinas de mar

Publicado por Sole el 22 Abr 2011 en Epicúrea

He dejado en Los Fogones una receta que hace dos días nos dejó cara de felicidad.

 
1

Una ficha cada uno

Publicado por Sole el 14 Abr 2011 en Miradas

WWF dominoes from Celine&Yann on Vimeo.

Vía Alex un precioso corto, Dominoes

 
3

Después del invierno siempre llega la primavera- Santa Columba das Pías.

Publicado por Sole el 4 Abr 2011 en Uncategorized

En enero del año pasado, iba hacia Madrid, para tener una reunión de trabajo.Para aprovechar el viaje salimos un día antes para pasar unas horas en un sitio que me encanta.
El temporal de nieve nos envolvió a poco, sin cadenas, circulábamos con precaución por una carretera comarcal, cuando en medio de los copos vi una luz pequeña. Frenamos y corrí cámara en mano.
Allí quedó un presagio de lo que serían los siguientes días. Un fuego en medio de la nieve. No se pudo continuar el viaje y la lareira de la Parada, fue la luz que templó las noches.

Ayer regresando de la Terra Chá, un nombre llamó nuestra atención, y allá que metemos el coche por un camino. Grande fue mi asombro al descubrir el cruceiro y la carballeira que un año antes vi cubierta de nieve, ahora verde y llena de color.

También de coches.
Santa Columba das Pías, es una santa con muchos fieles.
Casi en el límite de las provincias de A Coruña y Lugo, se sitúa éste Santuario que pertenece a Sobrado dos Monxes. Cuentan que el señor de Golmar, don Pedro de Barallobre dejó orden en su testamento que en esa tierras suyas, sus hijos levantaran un cruceiro y una ermita.
Asi se hizo, y en ella comenzó a funcionar la Cofradía de las Ánimas del Purgatorio, tal y como consta en registros del año 1670.
El Papa Inocencio XII le concede una Bula de Perpetuo Jubileo, aumentando asi los devotos a la Santa.
Se le llama de las Pías en memoria a una, que aun está al lado de un viejo carballo.
Había gran actividad, ya que varios vecinos estaban dentro rezando, mientras otros decoraban la Santa que está en un lateral dentro de una habitación de piedra y rejas y otros completaban las letras de la fachada.
Junto a la Santa había gran emoción, lucía prenda nueva.
Alguien había dejado en la fuente, un rosario hermoso de pedrería y oro.
La señora que explicaba, decía que era lógico que alguien dejara eso allí para la Santa, esas aguas eran de mucho mérito, que le preguntaran a María Angeles que llevaba años lavándose las manos allí y lo bien que ahora estaba.


Si andan por la zona de Sobrado dos Monxes, no dejen de acercarse al Santuario, solo el entorno vale la pena y beber de esa agua fría y cristalina, aun mas.

 
0

Ratón de cuento

Publicado por Sole el 3 Abr 2011 en Uncategorized

A un clic, todo un mundo. Publicidad de una tienda online de libros de la India. Via Trafegando Ronseis

 
1

Que era bromaaaaa

Publicado por Sole el 1 Abr 2011 en Epicúrea

Pues sí. El comunicado que publicamos a primera hora de la mañana es el homenaje de los blogastrónomos al día 1 de abril. En buena parte de Europa y América se celebra hoy el equivalente del día de los Santos Inocentes. Lo que poca gente sabe es que en Galicia , el 1 de abril también era el día tradicional de las bromas, igual que en buena parte del continente. Y es de extrañar. Mirad qué día tan hermoso tenemos hoy: con la llegada de la primavera también entra el bueno humor. El refrán que se decía en Galicia cuando pillabas la broma era:

El primero de abril van los burros donde no deben ir.

Gracias a quienes se hicieron eco con twitteos, mensajes, correos, llamadas. Hay Blogastrónomos para rato!

 
1

Fin de una etapa

Publicado por Sole el 1 Abr 2011 en Epicúrea

Debido as diferenzas irreconciliables xurdidas nos últimos tempos, e que se puxeron de manifesto na última xantanza celebrada apenas fai uns días, hoxe, 1 de abrill faise efectiva disolución definitiva do grupo grupo de afeccionados á cociña coñecido coma os Blogastrónomos. Esta decisión colectiva, non ten porqué influir na continuidade de cada blog individualmente, nin impedirá que puntualmente podamos coincidir os, dende xa, antigos membros en actividades enogastronómicas. De todos os xeitos, e para que non xurdan suspicacias e malentendidos, queremos que quede claro que entre nós non existe ningún problema personal, senon que a disolución se debe á dificultade que, para xente tan diferente e con intereses tan diverxentes, supón o funciomento como grupo.

Copyright © 2017 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.