5

Koy Shunka: Muriel Barbery =Rapsodia Gourmet-

Publicado por Sole el 28 Mar 2010 en Uncategorized


Marzo es un mes de batir records de km, lo malo, tobillos hinchados, lo bueno, las decenas de libros que devoro. Los hay de aeropuerto, de tren, de autobús (los menos- que me mareo) y de metro. Los marcadores son fundamentales, para ir dejando la huella de por donde vas. El problema se da cuando estás leyendo un libro que te hace mirar a los lados, y no por miedo, sino porque estás experimentando tal placer, que te parece que todo el mundo está invadiendo ese minuto de deleite que estás viviendo.
Sucede eso con Muriel Barbery y su Rapsodia Gourmet. Con éste su primer libro, recibió el Premio Meilleur Livre de Littérature Gourmande, pero no trascendió de su país. El éxito arrollador de La elegancia del erizo, ha hecho resurgir (por suerte) ésta joyita que trasciende lo gastronómico.
En el corazón de París, Pierre Arthens, el crítico gastronómico mas célebre del mundo, está a punto de morir. Admirado por unos y odiado por muchos, Monsieur Arthens lleva años decidiendo el destino de los chefs más prestigiosos, destruyendo y construyendo reputaciones a su antojo. Ahora en sus últimas horas de vida, su pensamiento se posa sobra algo mucho mas sencillo: busca desesperadamente un sabor único, el sabor que un día le hizo feliz.

Comienza asi a desgranar recuerdos. Al leer uno de ellos fue inevitable volver a una experiencia vivida hace unos meses y que por llevar el año que llevo, no había podido contar. Creo que nada resume mejor esa noche como éste párrafo, porque aunque tal vez no sea el mejor japonés del mundo, es por ahora, en el que mejor me he sentido ( ya se sabe, una cena es mas que lo que comes).
Porque el Koy Shunca es una Rapsodia Gourmet y asi cuenta su primera experiencia con un buen japonés el protagonista del libro:

Fue un deslumbramiento. Lo que franqueó así la barrera de mis labios no fue materia ni agua, tan sólo una sustancia intermedia que de la primera había conservado la presencia, la consistencia que resiste a la nada, y de la segunda había tomado prestadas la fluidez y la ternura milagrosas. El verdadero sashimi ni cruje bajo los dientes ni se funde en la lengua. Invita a una masticación lenta y flexible, cuyo fin no es cambiar la naturaleza del alimento sino solo saborear su ligerísima blandicie.
Blandicie,sí:pues no se trata de blandura ni de molicie; el sashimi, polvo de terciopelo en los confines de la seda, tiene algo de ambas y, en la alquimia extraordinaria de su esencia vaporosa, conserva una densidad lechosa que ya querrían para si las nubes. El primer bocado rosa que provocó tal emoción en mi era el salmón, pero aun me quedaba por descubrir la platija, la vieira y el pulpo. El salmón es graso y dulce pese a ser esencialmente magro, el pulpo es estricto y riguroso, tenaz en sus vínculos secretos que tan solo tras una larga resistencia se desgarran por fin bajo el asalto de los dientes. Miré, antes de morderlo, el curioso fragmento dentado, con reflejos rosas y malvas, cómo el nácar, pero casi negro en la punta de sus excrecencias almenadas, lo cogí torpemente con los palillos, en cuyo manejo apenas empezaba a aguerrirme, lo recibí sobre la lengua, impresionada por su compacidad, y me estremecí de placer. Entre ambos, entre el salmón y el pulpo, hallé toda la paleta de sensaciones del gusto, pero conservando siempre esa fluidez compacta que es gloria pura en el paladar y hace inútil todo licor adicional, ya sea agua, cerveza japonesa o sake caliente. En cuanto a la vieira, se eclipsa nada mas tocar la lengua, de tan ligera y evanescente como es, pero largo tiempo después, las mejillas recuerdan su roce profundo; y la platija, por último, injustamente considerada el pescado mas tosco, es una delicadeza con aroma de limón cuya constitución excepcional se afirma bajo las muelas con plenitud pasmosa.
Eso es el sashimi-un fragmento cósmico al alcance de nuestros corazones, mas por desgracia muy lejos de esa fragancia o ese sabor que rehúyen mi sagacidad, si no es mi inhumanidad…

 
2

Dulces conventuales de la mano de las Hermanas del Convento de Ferreira de Pantón

Publicado por Sole el 22 Mar 2010 en Diario, Epicúrea


En realidad el convento se llama del Divino Salvador y las hermanas son Cistersiences, aunque al convento se lo conozca como el de Ferreira y a ellas como las Bernardas.
Hace mas de 700 años nacieron bajo la protección de los Bernardos pero a poco cambiaron de orden, sin embargo en la memoria colectiva aun les vive el nombre, llegando incluso alguna gente del pueblo a negar que por alli haya un convento como el que preguntas.

La primera vez que fui, las hermanas estaban de faena desde temprano, y aunque el horno y los robots ahora se ven por la cocina, el principal trabajo era todo a mano, a diferencia de otra cocina conventual que visité en esos días y que por haber sido un permiso especial, no puedo mencionar.

Hasta las hermanas mas mayores, encorvadas sobre la mesa, se afanaban en el trabajo.
La Madre Cruz, fue contándo su historia, enseñándome una lareira y un horno único en Galicia, un horno que alguien debería ayudar al Convento para que sea reparado, porque es una maravilla, que las pocas monjas que aun viven y trabajan no pueden mantener.
En el correr de los días, volví otras veces por el Convento, hablando, llegamos al acuerdo de su presencia en el Fórum, las hermanas tenían y mucho para contar sobre la historia de los dulces, pero ellas solo están cómodas hablando mientras trabajan, asi que la convinación era perfecta, amasar y contar.

No había nada que investigar, la tradición oral permanece viva entre las paredes del Convento, solo había que escuchar y aprender. Por generaciones ha sido asi.
El Císter es una órden con un voto que me resulta digno de resaltar, el de solidaridad.Cuando un convento de la órden necesita algo, inmediatamente se movilizan los demás para solucionar ese problema. Ya sea para intercambiar productos que escasean, o monjas. Asi llega la Hermana Elízabeth desde Colombia, para ayudar en un convento donde el promedio de edad sube cada día y es necesario el trabajo para subsistir.
La Hermana Encarnación, también nos acompaña en el taller del Fórum, durante días ha constatado informaciones con las hermanas mayores. Alguna de ellas entró al convento en el año 36, y sus palabras son oro en polvo para echar luz.
Mientras aprendemos a preparar coquitos, alegrías y golosas que la hermana Elízabeth tiene cronometrados
nos enteramos de como la almendra pasa a ser la reina de los dulces del convento a traves de una rosca, la Rosca de Pantón.

Un dulce que hay indicios se prepara desde el siglo XVII y que decae a principios del siglo XX. Era la tarta de bodas y bautizos, el regalo que se hacía a los médicos o a los jueces. Una hermosa rosca que las monjas han recuperado y que previo encargo se puede degustar.
La receta de los almendrados, no está en manos de toda la congregación. Solo las mayores la saben, a las novicias, les corresponde la molienda, algo que la Madre Cruz defiende, como una garantía de calidad, la recolección en tiempos que en el bosque hubo almendros y la preparación de los demás dulces.
Mientras el taller transcurría, mientras la gente tomaba apuntes y miraba las manos alas de la hermana Elízabeth, la Hermana Encarnación, iba contando.
Muchas veces creemos que la dote de la monjas es para enriquecer la iglesia o la órden, resulta que está para el caso de que esa monja deje la vida conventual y tenga asi, un dinero para empezar su vida fuera.
Ese dinero no se toca, solo una vez en Pantón tuvieron que hacer uso de él. Cosas de los terrenos y papeles no claros, las hermanas se encontraron hace mucho tiempo, conque el bosque no estaba escriturado, y para el convento era fundamental abastecedor de leña y alimentos. Solo había una manera de hacerse con él, el dinero de las dotes, tras una dispensa papal,bajo promesa de devolución, se compró el bosque.
Miramos embelesados un mortero de almendra de trescientos años y las placas que se utilizaban para las primeras galletas.

Entre datos históricos y recuerdos, la hermana Elízabeth nos habla de vitaminas, calcio, hierro, azúcares, etc, como si de nuestra médica de cabecera se tratara.
Lo increíble es que no hay nervios, todo transcurre entre risa y bromas.
Debe ser, como dicen ellas, que los dulces salen mejor con oración, frente a mi pregunta de si durante el taller deberíamos rezar, la sonrisa grande de Elízabeth nos calma:
-La misa de hoy de la Catedral la he hecho por todos vosotros.Ya estamos bendecidos.
Luego la gente se arremolina a su alrededor para comprar sus dulces, para agradecer tanta generosidad y alegría.
Las Hermanas necesitan de nuestra colaboración, asi que si pasan por Ferreira, hagan una visita al Convento y compren sus coquitos, sus almendrados, sus alegrías y sus golosas, que teniendo en cuenta que fueron hechas con risas y buena fe y de manera completamente artesanal, seguro que se llevan a casa algo excelente.

Gracias a Jose, tengo éste recuerdo de un día feliz.

Otras miradas sobre ese mágico día, Utópic Bloc, Capítulo 0, Colineta, Ateneo Fotográfico,

 
1

Fullatres y Culecas para los Pepes y las Pepas

Publicado por Sole el 19 Mar 2010 en Uncategorized

Estaba hace unos días por Tauste (Zaragoza) cuando la señora del Hotel Patiaz Reina Rana (excelente lugar) me sirvió un opíparo desayuno (como todos los días que estuve), una suerte de tarta-pan dulce que solo se prepara por San José y que se suele acompañar con un tazón de chocolate.
El origen de la tarta es difuso, pero se sabe que por 1599 una fiebre tifoidea asoló la región. La gente le rezó a San José pidiendo su ayuda, por ser el marido de la madre de Dios y santo responsable de calamidades con el agua y enfermedades.
Desaparecidas las fiebres, el pueblo entero hizo voto al Santo y desde ese día todos los años se celebra una romería en la hoy destrozada ermita de Santa Ana, en las afueras de Tauste.
Cada año se lee el voto y la gente concurre con ramas de boj, que se bendicen y luego pasan a decorar las casas durante todo el año, como símbolo de protección. También se bendicen las fullatres y las culecas.
Las ramas van cogiendo un tono dorado con el paso de los días, un dorado que recuerda a la gente que se vienenya, los días de luz y calor.
El 19 de marzo solía ser el día del primer baile del año, día del estreno de las ropas primaverales y aún hoy, suele ser el día en el que se echa de nuevo agua en el Canal de Tauste, después del corte invernal, después de haber limpiado los cauces y regadíos. En definitiva, todo se prepara para la vida.

Las fullatres y las culecas son tartas que se hornean para éste día. Hay que esperar que se bendigan, para ser degustadas, bajo pena a los niños “de que les crezca un diente de perro”.
La diferencia entre unas y otras se nota en el baño exterior que llevan las Culecas y que éstas además suelen llevar dentro huevos. Dicha tarta se regala por éstas fechas a las novias que ofrecen a Santa Ana los huevos para tener una boda con sol.
La fullatres se puede describir como una masa redonda, casi como una pizza que por encima lleva muchos bollitos de la misma masa. Al hornear, coge esa forma tan particular. Deliciosa la casera que tomé en el hotel, no tan rica la que me traje de la pastelería. Intentaré hacerme una éste fin de semana.

Asi que dedicado a todos y todas las Pepas y Pepes va éste post

 
2

Me caí del mundo y no sé por dónde se entra. (Para mayores de 30)

Publicado por Sole el 18 Mar 2010 en Uncategorized

Lo que me pasa es que no consigo andar por el mundo tirando cosas y cambiándolas por el modelo siguiente sólo porque a alguien se le ocurre agregarle una función o achicarlo un poco.

No hace tanto, con mi mujer, lavábamos los pañales de los críos, los colgábamos en la cuerda junto a otra ropita, los planchábamos, los doblábamos y los preparábamos para que los volvieran a ensuciar.

Y ellos, nuestros nenes, apenas crecieron y tuvieron sus propios hijos se encargaron de tirar todo por la borda, incluyendo los pañales.

¡Se entregaron inescrupulosamente a los desechables! Si, ya lo sé. A nuestra generación siempre le costó botar. ¡Ni los desechos nos resultaron muy desechables! Y así anduvimos por las calles guardando los mocos en el pañuelo de tela del bolsillo.

¡¡¡Nooo!!! Yo no digo que eso era mejor. Lo que digo es que en algún momento me distraje, me caí del mundo y ahora no sé por dónde se entra. Lo más probable es que lo de ahora esté bien, eso no lo discuto. Lo que pasa es que no consigo cambiar el equipo de música una vez por año, el celular cada tres meses o el monitor de la computadora todas las navidades.
Lee más…

 
0

Xantanza en Ateneo- Un reino del buen hacer

Publicado por Sole el 15 Mar 2010 en Diario, Epicúrea

Conocimos a Erundina y toda su familia, cuando la enredamos para la Exposición Ao Pé do Lar y a partir de ahí, la hemos adoptado.
Como las buenas esencias, viene en frasco pequeño. Tan pequeño que no le encontrábamos una chaquetilla de su tamaño para la presentación en el Fórum.
Pero cuando habla de sus platos, de sus hijos, de sus planes, le brillan tanto los ojos que pasa a medir dos metros.
Erundina y su familia encarnan todos los valores que hoy en día a veces solo se adjudican a la nueva cocina, pero que en ellos descubres, son lo que debe ser la buena cocina y punto.
Producto de primera, de mercado, de su cosecha, de su trabajo en la huerta, en los fogones y en los criaderos. Búsqueda de lo auténtico.
Cuando empecé a escribir, no sabía muy bien como trasmitir esa sensación de “éstoy en casa en día de fiesta”, que hay cuando uno llega al Ateneo, y de repente, en medio del teclado, me vino la idea. Y a ella me cojo.
No hay que dar vueltas, no hay que analizar nada.
La cocina de Erundina y su hijo Juanma, es hacer, algo que en otros es solo idea.
En tiempos de teorías y analiticas profundas y seudo sesudas, Erundina hunde las manos en la masa y en la fuente inagotable de la memoria y viste de gala la mesa. Muchos vendrán y vienen a intentar apropiarse o a intentar decir ésto o aquello, pero en definitiva el camino lo hacen, no los que opinan desde fuera, sin haberse metido jamás hasta el codo en la pota, sino los que se queman (literalmente) los dedos y las palmas. Los que tienen el regazo tibio de estar al lado de los fogones desde hace tanto tiempo, que no imaginan mejor lugar que ese.
Y todo ésto desde la humildad sincera, la que no se pregona, la que se evidencia en el orgullo de amar lo que se hace.
Se agradece tanto la ilusión abierta, sin tapujos!
Cómo esa tarde en el Fórum, en que la ausencia de un fuego adecuado que cuajara una tortilla al ron estupenda, tenía a todo el mundo en vilo, mirando como sus manos pequeñas, con mimo y casi ruego, mezclaban las claras y las yemas, con la conversación, las risas, los rezongos de Juanma y la exclamación mas auténtica de alguien que está habituada a recibir en casa dando lo mejor:
-Echale ahí un poco mas de fuego que ésta gente vino a ver algo bueno,oh.
Y asi es ir al Ateneo, es saber que desde la cocina, siempre, siempre te van a esperar con algo tan bueno, que lo único que te va a pedir el cuerpo es ir a abrazar a la cocinera.

Y les aseguro que la abrazamos, después de que nos regalaran con un menú especialmente preparado para la ocasión:
Costrada

Papas Pegas

Bertón Relleno

Capón con ostras

Tortilla al ron

Cañas

Leche Frita

Otras hebras, Capítulo 0, Pantagruel Supongo, Laconada , Colineta,

 
9

Intitulable

Publicado por Sole el 11 Mar 2010 en Diario, Mis libros

Cada vez que abrimos el buzón, recibimos cariñosas misivas de nuestro banco, Hacienda, seguridad Social, tarjetas de crédito, promociones, recibos del gas, el agua o la luz, mas una serie de folletos sobre viajes, colchones u odontólogos, pero rara, muy rara vez llega un mensjae personal, como mucho el Corte Inglés deseándote Feliz Cumpleaños o el alcalde un nuevo Año, ah y en mi barrio, el Párroco reparte bendiciones. Pero no suele haber mas.
Cuando vi en el buzón un comunicado del cartero de que debía pasar por la oficina a recoger un envío, marché a la lista de recados, agregando el “pasar por correos” como una tarea más.
Grande fue mi sorpresa al recibir una caja grande.
Soy curiosa, asi que sobre que entré al coche no lo pude resistir, abrí el paquete.
El papel que envolvía, antológico y dentro algo precioso que me hizo emocionar hasta las lágrimas.
Un sobre negro, una hoja de papel grueso, una caligrafía de nota. Los motivos, los porqués, dan igual.
Ni Manuel ni yo creemos ser merecedores de semejante regalo por el sencillo hecho de hacer lo que nos gusta.
Recibir a los amigos y mostrarles “nuestra” Galicia.
Pero amantes de los libros como somos, no podemos mas que abrazarnos y abrazar éste libro y aceptarlo con el mismo regocijo conque nos ha sido obsequiado.
Una edición de 1913 de El Practicón, Tratado completo de Cocina al alcance de todos y Aprovechamiento de Sobras que contiene las fórmulas propias y exclusivas del autor para la confección de caldos, sopas, potajes, salsas, guisados, entradas, asados, fritos,entremeses, postres y pastelería,y algunas buenas recetas de aficionados doctos y maestros cocineros antiguos y modernos con un APENDICE que comprende el arte para el mejor aprovechamiento de las sobras, las reglas para el servicio de una mesa y el modo de trinchar y comer los manjares, por ANGEL MURO
Doble alegría, un libro y una carta “a mano”. El día luce con sol, dentro y fuera de mi corazón.
Amigo Luis, ésta es tu casa, gracias, gracias.

 
2

8 de marzo, poesía de mujer para mujeres

Publicado por Sole el 8 Mar 2010 en Diario

DERECHOS DE LA MUJER

Cada mujer, de la raza, edad o religión que sea,
tendrá derecho a expresar libremente sus ideas,
a decidir el rumbo de sus días:
madre, artista, maestra, guerrillera.

Cada mujer, de la raza, edad o religión que sea,
arrojará al seno de la tierra la culpa,
los estigmas, para que ya no haya cenicientas.

Cada mujer, de la raza, edad o religión que sea,
celebrará la vida en una fiesta eterna,
libre de elegir su compañía
alivianándose de cargas y exigencias.

Cada mujer, de la raza, edad o religión que sea,
gozará del derecho pleno
a disponer gozosamente de su cuerpo
que dejará de una vez
y para siempre
de ser carga o mercancía
para transformarse
en cuerda vibrante, en diapasón,
en dulce manantial o impetuosa ola marina.

Cada mujer, de la raza, edad o religión que sea,
dispondrá del derecho inalienable a cantar cada día,
a enhebrar gotas de rocío en los rayos del sol,
a caminar descalza, a detenerse en cada plaza o cada esquina
sin urgencias de reloj
a enarbolar el estandarte de la vida.

Liliám Silvera
8 de marzo
Día de la Mujer

 
0

La rana que quería ser una auténtica rana

Publicado por Sole el 6 Mar 2010 en Mis libros

Había una vez una rana que quería ser una Rana auténtica, y todos los días se esforzaba en ello.

Al principio se compró un espejo en el que se miraba largamente buscando su ansiada autenticidad. Unas veces parecía encontrarla y otras no, según el humor de ese día o de la hora, hasta que se cansó de esto y guardó el espejo en un baúl.

Por fin pensó que la única forma de conocer su propio valor estaba en la opinión de la gente, y comenzó a peinarse y a vestirse y a desvestirse (cuando no le quedaba otro recurso) para saber si los demás la aprobaban y reconocían que era una Rana auténtica.

Un día observó que lo que más admiraban de ella era su cuerpo, especialmente sus piernas, de manera que se dedicó a hacer sentadillas y a saltar para tener unas ancas cada vez mejores, y sentía que todos la aplaudían.

Y así seguía haciendo esfuerzos hasta que, dispuesta a cualquier cosa para lograr que la consideraran una Rana auténtica, se dejaba arrancar las ancas, y los otros se las comían, y ella todavía alcanzaba a oír con amargura cuando decían que qué buena rana, que parecía pollo.

Augusto Monterroso.

 
3

Adriá:-Un escenario para pensar

Publicado por Sole el 3 Mar 2010 en Epicúrea, Sin categoria

Mucho se ha escrito ya, sobre lo que Ferrán Adriá dijo en el Fórum, pero no me voy a quedar con las ganas de compartir con vosotros algo que pocos pudimos compartir.
El estar cerca, el ver como ese día era para él un día diferente.
Mirarle entre bambalinas era ver un hombre demasiado consciente de que cualquier cosa que dijera ese día iba a ser publicado, y en el mejor de los casos, publicado tal cual lo dijera.
Los fotógrafos agolpados en primera fila, bromeaban sobre la posibilidad de que algun día podamos pillar a Adriá sin la cara de Ansón por alli cerca. Pero mientras la gente le hablaba, la mirada del genio estaba lejos, las manos se hundían en los bolsillos y generaban un oscilar inquieto.

Sobre que entró al escenario, puso al público en pie, generando uno de los momentos mas emotivos del Fórum, no habló de él, habló a la esencia de todos los que alli estábamos y que se notó que mas de uno cruzaba los dedos para que lo que Adriá decía nunca sucediera en su casa. Todo el mundo alli se unió en un aplauso enorme por la cocina de Mugaritz que ardiera hace poco y en la gente había humedad en la mirada, como también había en la de Adriá.


Me gustó su arremangarse para salir adelante, su propuesta de lucha continua, su inquietud a la hora de buscar.
Su ponencia giró en torno a platos que tomamos en el menú que le habíamos probado en noviembre, pero a cada paso, nacía una idea, abría un proyecto. Por ejemplo el de los productos que hoy en día tenemos y que no aparecen en el Libro de Escoffier, me semeja a una gran enciclopedia gastronómica del siglo XXI.
Por momentos se frustra de ver todo lo que tiene que contar y le recrimina a Pep que porqué los cocineros no tienen en el Fórum, como cuando empezó, cinco horas de ponencia y deja caer que solo (en el futuro) irá a eventos donde le dejen hablar un día entero.
Corremos hacia sala de prensa al acabar, ya están alli instaladas las televisoras nacionales y del extranjero.
Las cámaras casi no entran.
Me siento en primera fila.

Ferrán tiene en sus manos un papel doblado en cuatro, lo estudia y relee. Aclara antes de empezar que todo lo que va a decir está en la web, que espera que todo el mundo constate lo dicho.
En ese momento, cuando dice la palabra futuro, comienza a granizar. Le pregunta a Iglesias si “eso es normal” a lo que éste responde que no y una mirada de casi ruego al techo.
Somos testigos de como explica la extraña desición, extraña como todo lo de El Bulli, de transformar el restaurante en una fundación.
Explica que cada paso dado es en post de la Creatividad. El espíritu de El Bulli estará en ello, en crear un escenario para pensar. Para enseñar a pensar, no a cocinar. Se lamenta de como con él no hicieron eso y cree que es el momento de ayudar a los jóvenes, de reflexionar para hacer un buen trabajo. De poner a disposición de 25 jóvenes cada año, a lo mejor de la profesión, pero también de las artes, de la música, de todo lo que signifique crear.
Para quienes piensan que detrás hay algun interés egoista, le suelta una risilla:
-Sería mas sencillo irnos a Maldivas.
Supongo que si, porque solo imaginar el rompecabezas que será coordinar ese espacio, me agoto, pero aparece una vez mas el motor Adriá. Ese motor es la alegría, la felicidad de hacer una cocina que no sea un drama.
Es abrir un sitio activo donde la creatividad ganará a la producción.
Sin disimulos Adriá habla de como han sido revolucionarios, pero que desde que no han publicado libros, nadie ha inventado nada, solo imitado lo que ya estaba y le preocupa eso, y quiere de alguna manera (ya que se siente en parte responsable) ser impulsor de nuevos pensamientos, ideas, descubrimientos.
Ya no serán el restaurante número uno, será El Bulli un lugar para crear. El comedor y la cocina, quedan tal cual, pero parte de la terraza será un espacio de cine.
Frente a las dudas económicas, vuelve a reir:
-Parte de los fondos son de Juli y míos, si tuviéramos problemas de dinero, ¿haríamos una fundación?
Le miro hablar y muero de envidia.
¿Quién de nosotros, de los que trabajamos creando (da igual el ámbito) no soñamos mas de una vez con tiempo para pensar, para crear, para reinventarnos? y el miedo o la comodidad, o las facturas, nos impiden hacer un borrón y cuenta nueva.
Hay quien ve extrañas intenciones, yo solo veo la generosidad de alguien que se preocupa por la descompensación entre el talento creativo y la capacidad de crear. Entre la posibilidad de copiar o de inventar.
En tiempos en que la cocina es un valor socio económico, una desición asi solo la puede tomar quien tiene una cabeza que va muchos años por delante de lo que hoy sucede.
En unos años releeré éste post y hablamos de lo que haya sucedido.

Foto de Santiago Siete, donde según Luis, Adriá me está cantando una copla. Por lo emocionada que estoy seguro que si!

 
2

Por éxito hasta el 21.

Publicado por Sole el 3 Mar 2010 en Diario

Cómo en los circos, cuando a pedido del público se cuelga el cartel de “dos semanas mas” asi estamos en la Expo. Ao Pé do lar que cerraba sus puertas éste domingo, sigue hasta el 21 de marzo.
En quince días pasaron casi 5300 personas, sin contar las mas de 300 de la inauguración y los niños de las mañanas. Felices, colgamos el cartel de “continuamos.
Alli los esperamos en el Museo do Pobo, para compartir historias como la de Juan y Emérita.

Cuando llegamos a la aldea de Meixide, el día era claro y de cielos altos, Pena Trevinca tenía nieve arriba y brillaba.
El frío cortaba los dedos y rápidamente sobrino y tía nos invitaron a la “parva”. Una suerte de almuerzo a base de chorizo, castañas y aguardiente.
La señora Emérita movía el brazo con energía, una suerte de golpe de abajo hacia arriba que hacía danzar las castañas en un sonido hipnótico.
Las anécdotas, las risas y los recuerdos, llegaron de inmediato.
Tiempos de fríos largos y noches que se venían temprano. Caminos que había que surcar con miedo y con prisa.
Ante la mención de la palabra “lobo” un silencio y un alivio de “ya ahora casi ni hay”
Con torpeza al principio recibíamos las instrucciones de Juan, una rodaja de chorizo, por arriba la castaña asada y un trago de orujo. Y de veras que el cuerpo entraba en calor.
El calor de reunirse alrededor de un fuego, para seguir hilando historias.

Copyright © 2017 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.