8

No apto para cardíacos

Publicado por Sole el 30 Jun 2008 en Diario, Miradas

Ni para quienes se marean a mas de dos metros de altura. Impresionante!!
El Camino de el Rey está en El Chorro, en Ardales, Málaga. Fue construido a comienzos del siglo pasado para los obreros que construían los túneles para el ferrocarril.

Vía Ramamar

 
8

Merengue, merenguito

Publicado por Sole el 28 Jun 2008 en Diario, Epicúrea, Uruguay

Otro de los dulces que la infancia de mi país regalaba a los niños, era la torta de cumpleaños.
Y no solo la tarta en si, sino el festín que se desarrollaba alrededor de todos los “restos” de los ingredientes necesarios.
¡Porque la tarta, se hacía en casa!
Recuerdo con particular deleite y cierto rencor, las tortas de mi abuela. Deleite porque era muy buena cocinera y mejor pastelera y rencor, porque había que compartir con mis primos, los recortes de masa, las cucharadas de almíbar, los huevos con azúcar, el dulce de leche, la compota de durazno y el glorioso merengue!
En la familia había dos tartas de cumpleaños, las de invierno y las de verano.
Las de invierno rebozaban de chocolate y de nuez. Las había de varias maneras, selva negra, sacher, marmolada… Todas ellas acompañadas de un chocolate a la taza a la que mi abuelo agregaba un huevo batido al final, un churrete de crema agria o un chorrito de grappa para los mayores.
Y luego estaban las de verano, donde el ingenio popular debía inventar ricas tortas que no necesitaran de nevera, ya que por aquel entonces la luz eléctrica no había llegado a todo el campo de Uruguay y la nevera a queroseno, se reservaba para la casa del patrón.

Mi abuela comenzaba temprano, en la mañana del homenajeado, eso si no había dejado listo de la noche anterior, a preparar el bizcochuelo. Tenía reservados, los huevos de ciertas gallinas, para que el dorado se instalara en la masa, como un sol.
Una lluvia de azúcar caía dentro de un gran cuenco “enlozado”, única compra permitida a unos gitanos, ya que era “de lo mas bonito con esa flor en el medio”.
Luego dos tenedores de los mas grandes, hacían las veces de batidor.
Hipnotizaba el movimiento del brazo y las volutas doradas de masa que se dibujaban cada cierta frecuencia de tiempo, para incorporar aire a la mezcla.
Cuando los huevos “aclaraban” con el azúcar, se agregaba una lluvia fina de harina, con un tamizador enorme. Luego, poco a poco la leche que traía la sombra de la gordura, porque estaba ordeñada desde la madrugada.
Yo rodeaba la mesa con impaciencia, anhelando tener la fuerza para sacudir el cernidor, pero me tenía que conformar con arrodillarme sobre una silla que apoyaba el respaldo en la mesa y dibujar con el dedo sobre la nube de harina que alli quedaba.
La cocina a leña ya estaba templada y entonces mi abuela, rallaba limón, de los que yo había arrancado y enmantecaba el molde.
Una lata de dulce de batata de tres kilos reciclada, daba una tortera inmensa, redonda y capaz de albergar un bizcochuelo, esponjoso y alto.
Cuando estaba listo, se dejaba enfriar y mientras íbamos al baúl que estaba al lado de la cama “grande” a sacar los manteles, el aroma a limón y huevo impregnaba el patio.
Comenzaba entonces la mejor parte. El relleno y el baño.
El bizcochuelo se cortaba en varias capas, que se rellenaban de dulce de leche, cada capa se humedecía con el almíbar que se creaba al hervir melocotones de la huerta con azúcar . Y esos mismos melocotones se cortaban en rodajas. Cuando la torre de tarta quedaba inmensa ( a mis ojos) aun crecía mas, porque llegaba el cuenco con el merengue. No cualquier merengue, el italiano. El capaz de resistir el calor de manera imperturbable. El que mantenía firmes las piruetas que la mano de mi abuela dibujaba sobre la tarta. El que se hacía cumpliendo una regla sagrada, por cada clara 30 gr de azúcar y una cucharada. Cada cinco claras, 50 ml de agua. En una cacerola se hacía un almíbar a punto bola floja y las claras se batían a nieve con las cinco cucharadas.
Desde entonces me atrae esa gota de almíbar que queda durmiendo entre los dientes del tenedor y que era el primer regalo de la abuela. Luego estaban los tenedores del batido,segundo regalo. El hilo plateado del almibar brillaba en medio del mar de espuma de las claras y llegaba el tercer regalo, la olla del caramelo.
Cuando el merengue estaba en su punto, en el momento equilibrista de inclinar el cuenco y no caer nada, llegaba el trabajo mágico de la manga de decorar.
Golpes secos que dejaban una lágrima, sobre la superficie, churretes alargados para el borde y caracoleados para el lateral. Cada huequecito se rellenaba de mas lágrimas de merengue.
Un mar de azúcar cubría la superficie dorada y transformaba la tarta en una torre nevada.
Todos mirábamos ansiosos, anhelando que el merengue cubriera cada rincón, pero que sobrara, que quedara en la manga de lienzo un resquicio, un trazo que nos endulzara la tarde.
Y por milagro, o buen cálculo de la abuela, quedaba merengue suficiente para blanquear lenguas y bigotes. Los dedos recibían el decorado de la manga, que te dejaba soles en la palma, lunas, alguna flor, puntitos, mariposas que se disolvían a lenguetazo limpio.
Luego la siesta, y el baño, y los zapatos nuevos, y el vestido y los primos jugando a la farolera y al escondite y la pizza, el fainá, las empanadas, los “sanguches” de mortadela, el jugolín y la mirinda para el momento estelar, para “elqueloscumplasfeliz”.
Ya oscurecido, correr a cazar bichitos de luz, meterlos en un frasco y dormir con una linterna mágica de luciérnagas y de luna de merengue.

El verano ha llegado y celebraremos hoy los cumpleaños de los niños de Teixeiro. Buscando una tarta que sobreviva fuera de la nevera, recordé la de mi casa. Seguí paso a paso el ritual del almíbar, las claras, el azúcar y aqui el resultado.


Esperemos que sobreviva los 60 km, el calor, los controles y que cuando llegue a los niños, esté tan bella como las que yo tuve. Y quiera la vida que en próximos años, no tengan que estar apagando sus velas en un sitio tan triste, a donde han ido a parar por errores de sus madres y que puedan coger bichos de luz y correr por el campo y jugar con los primos y sentir que les pican las piernas de tanto bicho colorado. Esos bichos que solo te pican cuando corres libre por el campo.

 
0

Excursión en blanco y negro

Publicado por Sole el 26 Jun 2008 en Diario

Aunque no lo parezca es la verde Ribeira Sacra

Las piedras construyen curiosas formas, como la Cabeza del Moro

 
22

Noche de San Juan

Publicado por Sole el 24 Jun 2008 en Diario


Para conjurar los malos espíritus y limpiar el alma y el cuerpo, anoche había que saltar fogatas (cacharelas por estos lares)
Aprovisionados de sardinas y vino del país, allá que nos fuimos a recorrer las mas concurridas de Santiago y alguna que apareció este año. Hay que pertrecharse, atarse el pelo (por las chispas) llevar calzado cerrado y con posibilidades de pérdida, pantalones poco anchos y buenos riñones para amortiguar las caídas.
Vale todo para arder, vigas, maderas, cajones, pallets, aunque en alguna vimos un divorciado que quemó la cama, chicas quemando exámenes, alguien una carta y casi todos arrojando las espinas de las sardinas y un chorrito de vino para bendecir las llamas.

Al principio las llamas amedrentan, pero poco a poco se organiza la fila para saltar.
La tradición dice que hay que saltar tres veces y en lo posible descalzos.

Hay quien salta en pareja

En familia

Con amigos

Hay que vigilar y volver a su sitio las brasas que escapan ya que suelen provocar unos resbalones tremendos.

Hay fogatas pequeñas para los niños, que aprovechan algunos adultos y hay fogatas enormes. Se canta, se baila, se piden deseos.


Reciclaje de bañeras en braseros, todo vale para disfrutar de sardinas.

En la Algalia, ya de madrugada, nos lavamos la cara en el hechizo que había sido preparado esa noche.
En un caldero grande,se pone agua de siete fuentes y se colocan las hierbas que segun las creencias nos protejeran de envidias, males de ojo, nos darán buena piel y salud.
Yo no se si será verdad, pero por si acaso, me lavé bien, amén de que ya llevaba una buena dosis de tizne en la cara.
Mientras regresaba, aun flotaban chispas pequeñas en varias calles.
Las del fuego y seguramente las de los nuevos deseos.

 
28

Enfermería en la terraza

Publicado por Sole el 19 Jun 2008 en Diario


Pasionaria.Passiflora. Maracuyá.

Por estas fechas otros años, ya tengo publicadas, muchas fotos de las flores de mi terraza.
Este vez sin embargo, las cosas están siendo muy distintas y bastante decepcionantes.
Mi amiga María, me cuenta que en la finca, donde para sacarme el gusanillo de la huerta tengo algunas lechugas (que Manuel adora para hacer sus ensaladas nocturnas) tirabeques, tomates, pimientos y ella sus patatas, cebollas, berenjenas, maíz, pepinos, calabacines, y todo lo que brote,este año viene siendo de pelea.
Ha llovido tanto, que las patatas se han echado a perder, las berenjenas se van en vicio y los caracoles se ponen las botas a mordisquear.
Otro tanto me ha pasado en la terraza, donde las lesmas (babosas) se han trajinado mis bulbos de dalias, las flores del rododendro, las hojas del hibisco, hasta la invencible adelfa está siendo atacada!!!
El jazmín del país está resucitando y la pasionaria, me ha regalado solo tres flores hasta ahora.
Los malvones y geranios están peleando, pero la mañana se ha vestido de fiesta al ver que por primera vez y pese a todos los contratiempos de este año, la hortensia se ha dignado a regalarnos sus flores.


Hortensia

Por dos años vi las ramas, llenarse de pimpollos que morían a los pocos días, llenándome de frustración. Les puse hierro, le subí la acidez de la tierra, las podé con cariño.
Hasta que a finales de verano pasado, viendo como las fucsias derramaban flores, me puse firme y les dije:-Señoritas hortensias, o se ponen a los suyo que es florecer o el próximo verano las llevo para Andalucía!.
Ellas que se ve que son buenas gallegas, no en vano dicen que por aquí es por donde mejor viven, este año se han puesto las pilas y las pruebas a la vista.
Se ve que un poco de mano firme con las plantas no viene mal.
Así que ahora luego de dejarles un paseo por las pocas flores que tengo, me voy a la terraza y les voy a dar a las babosas un sermón, que se van a enterar!!


Geranio-Fucsia-Mayos (con caminito de babosas) Geranio terco

 
0

La mariposa

Publicado por Sole el 16 Jun 2008 en Diario


Quisiera
hacer un verso que tuviera
toda la fragancia de la Primavera
y que cual una mariposa rara
revolara
sobre tu vida, sobre tu cuerpo, sobre tu cara.

Quisiera
hacer un verso que tuviera
ritmo de Primavera;
que fuera
como una fina mariposa rara,
como una mariposa que volara
sobre tu vida, y cándida y ligera
revolara
sobre tu cuerpo cálido de cálida palmera
y al fin su vuelo absurdo reposara
–tal como en una roca azul de la pradera–
sobre la linda rosa de tu cara…

Quisiera
hacer un verso que tuviera
toda la fragancia de la Primavera
y que cual una mariposa rara
revolara
sobre tu vida, sobre tu cuerpo, sobre tu cara.

Nicolas Guillén

Fotos: Jardin de Santo Estevo de Ribas de Miño

 
0

El Baño del Papa

Publicado por Sole el 16 Jun 2008 en Uncategorized

Hace unos días, andaba por la carretera, camino a una función y escuche por Radio 3, un acento conocido. Era uruguayo.
Hablaba de algo, contaba algo que era increíble, y a la vez solo posible en un país donde la esperanza y las ganas de salir adelante son el motor del ingenio popular.
Hablaba de historias pequeñas que ocultaban grandes tragedias.
Contaba de los sueños truncados de un puñado de habitantes de Melo, una ciudad de la frontera de Uruguay con Brasil, que de repente, alla por el 88, creyeron que por fin la vida les podía sonreir.
Lo increíble es que yo vivía alli en ese entonces y viví una experiencia completamente diferente que hoy no viene a cuento, y que aun mas evidencia las distancias enormes, abismales, en un país tan pequeño.
Todas esas historias, se cuentan en esta película de extraño nombre, al principio.
Cuando se anuncia que el Papa iría a Melo, todos sus habitantes comienzan a pensar como aprovechar, como sacar partido de alguna manera de una presencia que generaba tantas pasiones y que segun la prensa traería desde Brasil y de Uruguay todo, mas de 55.000 visitantes.
El que mas ,el que menos, empeñó, vendió, pidió prestado para poner un puesto de comida, de refrescos, de agua, de medallitas, de banderitas.
Una señora aun hoy está pagando las miles de fetas de fiambre que compró para hacer refuerzos (bocadillos)
César Charlone, director junto a Enrique Fernández, cuenta, mientras yo hago km, como la ilusión corrió como reguero por un poblado de “vagayeros”, de “quileros”, de contrabandistas de poca monta, que a lomos de destartaladas bicicletas atraviesan la frontera para abastecerse y revender unos kilos de azúcar, de café, de yerba mate y que corren como locos para que la aduana móvil no les pille.
Charlone, que es también el encargado de la fotografía, rubro en el que ya estuvo nominado por “Ciudad de dios”, habla de miradas que hoy estan apagadas al recordar ese año fatídico.
Beto, es casi el responsable del título de la película, mientras todos se afanan en calcular cuantos chorizos o bizcochos o tortas fritas van a preparar, el decide que su negocio estará en hacerse cargo de todo lo que la gente luego de semejante comilona, querrá evacuar. Decide construir un baño. Tantas miles de personas,necesitaran un sitio cerrado para gozar de cierta intimidad y calma y sus necesidades primarias quedarían satisfechas a cambio de unas monedas.
Enloquece a su mujer, decepciona a su hija que quiere ser periodista, vende su único bien, la bicicleta que le ayuda cada día a cruzar la frontera y desespera como todos, cuando el Papa en vez de traerles música celestial, les deja una marcha fúnebre.

Ésta tragicomedia viene cosechando premios y laureles en cuanto festival se presenta. Solo espero que alguna sala de las no comerciales, de las que arriesgan por un buen cine, me permita disfrutar de ella.
Mientras he aqui un adelanto.

 
16

Sin tetas no hay paraíso

Publicado por Sole el 13 Jun 2008 en Diario, Mis viajes

Para alguien como yo, que disfruta de una triste 85-b, esta frase tiene mucho significado. No es simplemente el nombre de una telenovela y después de mi visita a Samos, es definitivamente una afirmación aplastante.
Ya en camino al monasterio, Manuel me adelantó que nos encontraríamos con una fuente, hecha por un fraile en el siglo XVIII, unas Nereidas que han recibido el verso claro de poetas y las alabanzas de cuantos por estos claustros han pasado.
Al llegar te recibe un paisaje bucólico y pastoril. Preciosas rubias gallegas, burros, ocas y un jardin de hierbas medicinales a orillas de un riachuelo.
Entras casi a varasos de un fraile que te mete prisa y suma “3-y-3-son-6″. (Se refiere a euros)
La guía corre a pedir disculpas y a darnos paso al primer claustro.


En el segundo aparece la famosa fuente y ahí comienzo a alucinar, estoy en un monasterio pero lo primero que veo son dos preciosas y perfectas tetas talla 100. Lo que ya queda menos claro es en donde están, una suerte de serpiente (menudo concepto tenía el fraile de las féminas) con la boca ocupada por un extraño caño.
Una larga cabellera se enrieda a lo largo de esta sierpe. Yo las miro y por mas que trato de encontrar la belleza que recibió tantas loas, solo alcanzo a ver tetas,claras y contundentes, con pezones respingones. Mires la fuente desde donde la mires.
Y solo puedo llegar a la conclusión de que los versos iban dirigidos a estos gloriosos pechos que con total y justificada santidad en su firmeza y exposición seguramente generaba en los frailes que deambulaban por los pasillos una sensación celestial.


Pero si algo faltaba para confirmar que éste monasterio es especial y diferente lo encuentras en la segunda planta, cuando paseando por los muros que fueron pasto de las llamas en los años 50, te das de de cara con unos enormes murales realizados por pintores de la zona y algun que otro muralista de cine.
Muestra de ello son los rostros de algunos apóstoles con porte de áctor y una monja que te suena, te suena…y de repente al ubicar la dueña de la cara te empiezas a reir. En tu cabeza, ya le pones un puro en la mano, porque alli en todo su esplendor, esta Sara Montiel!!!

A través de la galería fotográfica descubrimos que el monasterio tenía las cocinas en un aparte para evitar incendios, pero dentro del recinto estaba la licorería que ardió y que arrastró consigo una inmensa biblioteca.

Seguramente entre los papeles quemados estaba la receta del lacón trufado, ese manjar que transformaba los comedores de Samos en una sala del edén con sus aromas y sabores.

A esta altura uno no puede evitar ser malpensada, daba gusto ser fraile por aqui!
No dejo de preguntarme sobre las reflexiones (seguramente buenas) que nacerían en estos patios.
Al salir confirmas que no estamos en un monasterio al uso.
Ya se sabe el paraíso,sale caro, no se accede asi como asi y cuando se llega, hay que ser prosaicos, hay que mantenerlo con dinerillos.Que todo en esta vida es lo espiritual que uno quiere, si lo puede pagar. Asi que los frailes, ni cortos ni perezosos, han utilizado la fachada trasera para subvencionar su paz interior

Si, es una gasolinera de Repsol que reposa en los muros milenarios del monasterio abasteciendo a los conductores que pasan por la carretera.
Conclusión, sin tetas no hay paraíso y sin gasolina te acercas al infierno (sino mira la huelga de transportistas)

 
0

Despropósito

Publicado por Sole el 12 Jun 2008 en Diario

No voy a realizar una defensa de los derechos de los trabajadores o de los derechos de los consumidores, o de los derechos de los camioneros a protestar, aunque ya puestos, si protestan los camioneros por el precio de gasoil, bien puedo protestar yo porque llenar el tanque para ir a trabajar sale ahora,-ventajas de micra- 45 euros, cuando hace un año lo llenaba por 34, mientras que mi sueldo ha sido recortado, por la crisis.
Pero no voy a decir nada de eso, sino del desatino, del despropósito de ver desde hace dos días como por culpa de la huelga del trasporte, del desacuerdo del gobierno o de la mar en coche, los productores tiran y tiran kilos y mas kilos de frutas, hortalizas y litros de leche. Ver por la tele como un río de leche inundaba las calles de una ciudad de Murcia me puso los pelos de punta.
Que mundo!! Mientras aqui tiramos, a pocos km la desnutrición y el hambre mata miles de niños y contra eso nadie hace una huelga,ni piquetes ni nada.
Y mucho menos señalamos a quien hay que señalar de verdad, a quien habría que bloquear de verdad, al señor que nos metió en esta guerra que lleva por las nubes el petróleo que lamentablemente mueve este mundo.
Y pensar que he escuchado gente decir que nos beneficiaría apoyar a Bush en esta guerra. Y eso que la crisis recién empieza…

 
0

Si no lo veo…

Publicado por Sole el 8 Jun 2008 en Diario, Miradas

Hace quince días, tuve la suerte de captar esta preciosa ardilla. Su correr por el bosque, daba fuertes señales del renacer de toda la naturaleza. Esta servidora, novata de la fotografía, hasta ahora solo se atrevía con abejorros, mariposas y lagartos.
Asi que cuando el hermano de Manuel, nos invitó a madrugar en domingo para conocer un poco algún halcón que piensan utilizar para grabar un documental,con los ojos sin aclarar, cargamos trípodes,cámaras y teles y cogimos la carretera del Barbanza.
Cómo ejercicio, estuvo bien, como experiencia, sensacional.
Solo pasen y vean… que yo aun no me creo que estuve tan cerca.


Aguililla de Harris. (Sonrío, pero por dentro calculo cuanto sale mi ojo izquierdo)


Halcón Peregrino


Harris buscando presa


Nervios frente a la cámara


Al Buho Real, las visitas le alteran bastante


Elegancia

Sin perder nunca la presa

Mas alto y lejos

El cuervo brilla de envidia.

La Curuxa no ha parado de reclamar atención

Mientras que otros prefieren pasar desapercibidos

Oteando en el aire

Disfrutando de la recompensa

Descansando de tanta gente

Y volviendo a volar

Muchas gracias a Francisco Gonzalez de Falcons Galicia y a los chicos de Axena.

Copyright © 2017 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.