21

La casa

Publicado por Sole el 26 Ene 2006 en Mis libros

Había sido albañil desde la infancia. Cuando cumplió dieciocho años, el servicio militar lo obligó a interrumpir el oficio.

Lo destinaron a la artillería. En la práctica del tiro de cañón, debía disparar contra una casa vacía, en medio del campo. Le habían enseñado a tomar puntería, y todo lo demás; pero no pudo hacerlo. El había construido muchas casas, y no pudo hacerlo. A los gritos le repitieron la orden, pero no.

El quería decir que una casa tiene piernas, hundidas en la tierra, y tiene cara, ojos en las ventanas, boca en la puerta, y tiene en sus adentros el alma que le dejaron quienes la hicieron y la memoria que le dejaron quienes la vivieron. Eso quería decir, pero no lo dijo. Si hubiera dicho eso, lo hubieran fusilado por imbécil. Plantado en posición de firmes, se calló la boca; y fue a parar al calabozo.

En un fogón de las sierras argentinas, en rueda de amigos, Carlo Barbaresi cuenta esta historia de su padre. Ocurrió en Italia, en tiempos de Mussolini.

Eduardo Galeano

 
3

Pachucha

Publicado por Sole el 26 Ene 2006 en Diario

Siempre hago lo mismo, le doy matraca al pobre cuerpo hasta que este se harta y me dice :-soooooo! quieto parao! Y alli se queda. Luego de 34 horas de autobus para realizar dos funciones en Lietor (Albacete) el organismo se colapsó y aqui estoy tirada en la cama con unos vértigos terribles. Si alguien los ha padecido, sabe de que hablo, sino, no se los deseo ni a mi peor enemigo. Cama y oscuridad. NO SE PUEDE LEER!!!!!! y paciencia junto con toda una sarta de medicación. Ténganme paciencia, cuiden mi caja de hilos y ya nos reencontramos.

 
12

Recuerdos enterrados

Publicado por Sole el 18 Ene 2006 en Diario

Una de las cosas buenas de las mudanzas es que te encuentras en rincones de cajones y cjas, o en bolsillos de bolsos o abrigos, cosas olvidadas que te traen recuerdos de historias increíbles.
Hace unos años por una actuación estaba en Castellón, mi iluminador tenía unos amigos alli y terminé la noche con ellos en un bar de “moteros”. Había una fiesta, el motivo,celebrar el cumpleaños de uno de los fundadores del grupo, haciéndole entrega del obsequio que finalmente había llegado de EE.UU.El problema era convencer a este para que se quedara en el local hasta la hora en que su mujer salia de trabajar, asi estaban todos para el gran momento. Evidentemente el pretexto fui yo. Una neófita total en motos a la que él “debía” convencer para el gremio Harley.
Yo me debía resistir, algo que a él lo provocaba aun mas. Pero el problema radicaba en que él estaba ofendido con sus amigos desde hacia dos meses, cuando ninguno le saludó por su cumple.
Lo que ignoraba eran los desvelos que estos habían pasado para conseguir algo muy ansiado por él: un caño de escape original. Tres meses habían transcurrido desde el comienzo de la gestión. Llamadas y correos habían llenado de nervios y frustraciones a todos los que habían colaborado con el regalo. Hasta los vecinos, muy gustosos, todos, habían aportado dinero para que la famosa moto llegara de manera mas silenciosa a la calle por las madrugadas. La madre del homenajeado, también, había puestos su grano. Desde mi ignorancia pregunté cuanto salia el famoso caño, aluciné al mencionar la cantidad de ceros (aun eran pesetas).
Ahora comprendía mejor la presencia de las respetables señoras de alrededor de 70 años que había en el local, mezcladas con moteros de chupas de cuero, botas, cadenas, tatuajes, boinas y novias góticas.
Finalmente para entretenerlo terminé contando cuentos, creo que los mas poéticos que he contado en mi vida, la imagen aun me persigue, cuentos de amores prohibidos y de sueños cortados por dictaduras para un público diferente a cualquiera.
Hasta me inventé uno de una caja que volando llegaba con sueños, triunfalmente entro en ese momento,al son de feliz cumpleaños el famoso regalo. Pocas veces he visto tantos adultos emocionados al lado de una saeta plateada.
Una de las chicas, me dio las gracias por ayudarlos a cumplir una promesa y me regaló algo que había casi olvidado. Un anillo de plata con una piedra enorme de azabache. Ahora lo llevo en el bolso, en un rincón, como recuerdo de lo que pueden hacer por nosotros, los que nos quieren bien,aun cuando no lo sepamos.
Algun día pasaré otra vez por el Arenas, o no, tal vez sea mejor dejar el recuerdo intacto, como esta, con el mismo verde y rosa de las paredes y la misma música de fondo, todo reflejado en la piedra de mi anillo.

 
15

Todo esta de oferta?

Publicado por Sole el 11 Ene 2006 en Diario

Diálogo en una tienda de hogar,que en el sector decoración de habitaciones infantiles tiene peluches:
-Venga! Mira,cual de los dos quiere ser tu amigo? A cual nos llevamos a casa? O quieres que nos llevemos los dos?
Una madre (adulta?) insistía a una niña de tres años.
Alelada escuchaba la conversación y me decía:-¿Pero no hace tres días que fueron los Reyes y una semana de Papá Noel?
¿No llegaron a las casas suficientes regalos?
¿Yo estoy tan loca por no entender por qué una señora le crea a su hija el afán de consumir innecesariamente algo, que solo hay que llevarlo porque esta de rebajas?
Es de las cosas que no logro entender de esta sociedad, se que no es todo el mundo, pero si, cientos y cientos de personas que compran estos días solo porque esta mas barato. Entiendo quienes lo hacen por ahorrar, pero mirando a mi alrededor, quienes mas compran son las mismas personas que ya estan comprando lo de nueva temporada, lo que aqui en Galicia, con suerte podras ponerte en junio.
Estos días los contenedores estan llenos de cajas de cartón de juguetes nuevos, segun las encuestas, cada niño tuvo un promedio de 16 regalos.
¿Que personas estamos formando si la meta es comprar? ¿Si la felicidad esta en llevar cada día a casa una bolsa con algo? ¿Si el paseo de muchas personas es ir por “eltodoacien”y pillar cualquier cosa aunque no la necesites?
¿Que nos esta pasando?
Necesito comprar algo de lana, ya que mis jerseys estan llenos de pelotillas, pero solo entrar a los sitios y ver la batalla campal que se despliega en cada mesa de saldos, me deja estresada y me voy. Máxime cuando ves que hay quienes cogen prendas iguales de diferente color, para “intercambiar”. “O por si acaso” “O porque esta barato”
¿Será que el sentido común también esta de rebajas?

 
6

Socorroooooo!

Publicado por Sole el 10 Ene 2006 en Diario

Estoy en un ciber rodeada de adolescentes que se maltratan a voces y se disparan a matar. Telefónica aun no nos ha conectado en la nueva casa y parece que el traslado ha molestado al ordenador. Crucemos los dedos para que no se pierdan en la nada, fotos, proyectos, desvelos y demas. Si existe un santo protector de discos duros, AVISAD!!!!!

 
45

Mi carta de Reyes

Publicado por Sole el 5 Ene 2006 en Diario

Tuve la suerte de tener un padre que disfrutaba de este día de forma especial. Desde temprano en la mañana, nos tenía a mi hermana y a mi, recogiendo hierbas frescas y agua con aromas de retamas o madreselvas y hasta alguna cucharada de azúcar para los camellos y para los Reyes alguna caja de chocolate o una botella de vino…
Desde la mañana la casa se llenaba de magia, había puertas que se cerraban y no se podían abrir ese día. Se comía con nervios en el estómago y la noche parecía no llegar nunca.
Pero finalmente llegaba y el amanecer se asomaba por entre las pestañas a cada rato, pero de la habitación de al lado la voz de mi madre decía que había que seguir durmiendo (aunque uno no quisiera)
Finalmente el ansiado permiso.Correr a la sala por las baldosas a manchas rojas y negras, sintiendo las rugosidades de los bordes en la curva de los dedos de los pies y entonces alli bajo el árbol, sobre nuestros zapatos que la tarde anterior habíamos lustrado hasta el desgaste, estaban los regalos.
Pero primero el ritual, revisar si habían bebido el agua y comido la hierba, y hasta mirar de cerca las extrañas huellas que dejaban los camellos en el jardín (años mas tarde descubri la utilidad de aquel hierro con esa rara herradura), contentas porque les habían gustado nuestros atentos regalos procedíamos al desgarro de papeles, mientras mi padre aseguraba haber escuchado ruidos y risas la noche anterior.
Luego a la calle, a mostrar a los vecinos lo buenos que habíamos sido y ver por la acera, imberbes conductores de bicicletas, patinetes o skates.
Brazos cargados de muñecas, cocinitas o cajas llenas de juegos ponían color a la mañana, algun que otro llanto frustrado y horas de instantes plenos.
Hoy ya mayor quisiera dejar mi carta, la pondré en mis zapatos (aqui en Galicia plato)y ojalá pasen por aqui y la recojan, porque lo que les pido es tan, pero tan importante para mi, que creo que la ayuda de los magos de oriente no me viene nada mal.
Sed buenos y que mañana tengais un dulce despertar.

Copyright © 2017 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.