20

Lo natural

Publicado por Sole el 30 Jun 2005 en Diario

buchholz1.jpg

Que es lo natural en estos días? Alguien me lo puede explicar?
Busco en el diccionario y me dice que no existe la palabra “natural”,en el de la Real Academia eh, no en cualquiera.
Y antinatural? dice “contranatural”:contrario al orden de la naturaleza.
Y cual es el orden de la naturaleza?
Definición académica: el que ella misma genera en base a sus necesidades para sustentarse en su condición.
Pues hay algo que no entiendo: porque leo estos días que la iglesia cree que el amor homosexual es antinatural?
Si Pedro no puede vivir sin Juan y si Lalia solo necesita para vivir a Mayte, no han creado ellos un orden para la naturaleza que los ha creado? O sea, no son contranaturales (antinaturales según sinónimo de definición) son mas ordenados que muchos que piensan que el orden esta en la mentira, en la hipocresía, en la intolerancia, en el egoísmo de no querer parra los demás, lo que ellos tienen.
Otra preguntita, hoy estoy mafáldica, lo siento, cómo se puede salir a la calle a reclamar buenos padres para niños que no tienen ninguno para comparar?
Supongo que cuando uno deja sus hijos calentitos, no tiene remordimientos de dejar los de otros tirados.
Y si es tan malo que un niño no tenga la imagen de los dos progenitores, porque los curas y las monjas pueden adoptar?
Y por que no dejamos de mirar la paja en el ojo ajeno y vemos la viga en el nuestro?
Y porque no dejamos que la naturaleza ponga las cosas en su sitio? Por que no paramos de contaminar? No solo el agua, el cielo, el suelo, sino también nuestra alma.
El mundo es cóncavo y convexo. Todo tiene su sitio, dejemos que se encuentren. El que tiene sed con el que sacia, el que sufre, con el que sana, el que llora, con el que enjuga, el que abre caminos, con el que necesita caminar.
Hoy, por lo menos se dio un gran paso “porque una sociedad decente es aquella que no humilla a ninguno de sus miembros”
No pido ni a favores ni en contra del matrimonio gay que HOY se aprobó, solo recomiendo preguntas y como dijo alguien hace mucho “quien este libre…que tire la primera piedra” Mas que nada porque creo que hoy en día casi todos somos antinaturales por definición y condición.

 
0

Solo son unos minutos

Publicado por Sole el 29 Jun 2005 en Diario

banner.gif
Y se hace mucho. http://www.pobrezacero.org

 
0

De recuerdos y otras “yerbas”

Publicado por Sole el 28 Jun 2005 en Diario

Estos días de fogatas me han llevado irremisiblemente a tardes de mi infancia.
A otros festejos de SanJuan. Allá por el barrio de la Casona y de la Capilla San Miguel.
Este mes era siempre sinónimo de cajones revueltos.
De siestas esquivadas. De complicidades varias. Era la época del “judas”
La época de pedir “un pesito pa’l judas”, mañana, tarde y noche. Lloviera o tronase, viniera el pampero frío, o el veranillo de San Juan que moriría con la tormenta de Santa Rosa (supremacía en los cielos de las féminas): los gurises del barrio “copábamos” la esquina.
El judas, era un muñeco, tamaño persona adulta, que se confeccionaba con ropas viejas (mi abuelo dejo de usar un pantalón, yo tengo una camisa de mi padre, unas botas, unos guantes, cosas que ya nadie usaba, aunque a veces el afán de cooperar arrostraba una mentira-chaqueta que terminaba en penitencia)
Se cosía en la cintura con costura de perro hecha con piolin de cometa o aparejo mojarrero y se rellenaba con hierba seca, papeles y lo que diera la colecta…
Por que al “judas” lo quemaríamos la noche de San Juan, por que?,porquetraicionoa Jesus,ahhhh y por malo y lo traidor, dentro llevaría la barriga llena de petardos y bombas brasileñas que se compraban con el pesito que cada vecino ponía en la tacita esmaltada que el judas tenía a sus pies. Porque había que exhibirlo, mientras se pedía.
Nos turnábamos para cubrir mas amplio horario de petición, algunos decían que la mejor hora era la mañana, porque andaban muchas doñas haciendo los mandados y todas te daban, pero te daban céntimos, para mi lo mejor era al atardecer, cuando los hombres iban al bar por la copa liberadora de los vapores oscuros del trabajo, porque al salir, hasta te daban billetes de cinco.
Monsecci nos dio una vez cincuenta pesos! pero después de lo de la víbora, si te he visto no me acuerdo.Todo porque pasó primero, hubiera esperado un poco mas, la broma era para el Fabio. Además como iba a saber yo que un carpintero tan grande que hacía cajones de muerto le tuviera miedo a una viborita.
Todo empezó cuando buscando la hierba seca para poner dentro del muñeco, encontramos la bicha enroscadita, con la pala de dientes la matamos y la ensartamos como trofeo hacia el campito. La combinación del carrete de piolin, las ganas de matar las horas hasta la noche, los nervios de manipular aquellos “caramelos de pólvora” nos dieron la idea de la broma. El descampado estaba rodeado de una acera ancha y roja, pero casi todo el mundo atravesaba por el caminito del medio. El invierno venía llovedor así que la hierba de los lados crecía alta, atamos la serpiente con un piolin transparente en el cuello y la pusimos del otro lado del camino, mientras todos nos echábamos de panza de este lado, allí esperamos la llegada del mas miedoso del grupo, sentimos los pasos y a la voz de “ahora” zigzagueamos el brazo, y tironeemos para que la víbora con un movimiento rápido y real atravesara entre las piernas del que venía el camino.
No era Fabio, era Monsecci… Del susto le voló la dentadura, los pelos pajizos y tiesos de serrín, se le pusieron de punta, los ojos celestes, como huevos duros no daban crédito, sus patas flacas comenzaron a bailar una danza extraña sobre la víbora. Pasados unos instantes frente a la inmovilidad del animal, llego la calma y la luz que le ilumino la cara de media docena de gurises que echamos a correr. Agarramos el judas y la bolsa de petardos y corrimos para la Capilla, donde ya el cura y las catequistas armaban la fogata y tendían de poste a poste el alambre de donde se ataría el condenado a la quema.
Pese a nuestras protestas, después de colgado “a bañarse”, pero si nos vamos a tiznar al pasar por las brasas, da igual a San Juan se viene bañado y peinado.
Limpios y con zapatos viejos (para pasar el fuego) volvimos. A la media luz de las lamparitas de fiesta y del fuego, jugamos a la escondida hasta la hora señalada.
El corro de niños gritaba enfervorizado alrededor del colgado, mas atrás gurises, mas atrás, que esto es fiesta y en fiesta tiene que acabar, judasjudasjudas!
El cura elegía a uno y este con la antorcha encendida, con los ojos brillantes de la alegría de tener algo peligroso y prohibido en las manos, prendía fuego “los pies” poco a poco el fuego subía, en los zapatos ya había reventones, luego en las rodillas, en cada bolsillo había varios en la barriga ni te digo, pero lo mejor era la cabeza un estruendo de cohetes y chillidos cerraba la noche, pero ese año se sumó un olor asqueroso y un ruido como de silbido, como de bolsa de aire que se desinfla y con horror todos vimos volar por los aires unas fauces abiertas que enseñaban unos colmillos y un caracoleo latigazo que terminaba con una especie de palo carbonizado en el suelo a nuestros pies.
El grito nos llevo a las faldas de nuestras madres y entre sofocos vimos la risa desdentada del carpintero que nunca mas dio “un pesito pa’l judas”

 
0

Cada día canta mejor

Publicado por Sole el 24 Jun 2005 en Diario

gardel-sabat-web.jpg
Hace setenta años que un fuego inmenso, quemó su avión en Medellin. Ese fuego aun arde, aun quema. En el Rio de la Plata, debate mediante, sobre si nacio aqui o alli, este día es de recuerdo, para la voz del Zorzal, para el hombre que representa ese sueño del que nada tiene y un día llega “lejos”
Las letras de sus tangos se prestan para cincuenta momentos de la vida y sus melodías acompañan cada mañana, cada día, cada noche a “tacheros” (taxistas), albañiles, secretarias que peinan canas, malevitos de cuadro, señoras de balcón florido, viejos de sombrero ladeado y golilla o tristes mujeres de barras de estaño y mármol.
Hoy los bares ponen otra silla al lado de la puerta, por si vuelve, por si es cierta la leyenda urbana de que no era él el que iba ese día en el avión, que era otro que ocupó su sitio, porque él se quedó enamorado de una nube, detras de una rubia (o una morocha) regando madreselvas y tarareando bajo faroles anónimos una melodía de arrabal, perdiendose en un caminito, en una noche triste para esperar… el día que me quieras.
Acaricia mi ensueño, el suave murmullo de tu suspirar,
como rie la vida si tus ojos negros, me quieren mirar
y si es mio el amparo de tu risa leve, que es como un cantar
Ella aquieta mi herida
todo todo, se olvida
El día que me quieras, la rosa que engalana
se vestirá de fiesta con su mejor color
y un rayo misterioso hará nido en tu pelo
luciernagas curiosas que veran que eres mi consuelo

 
0

Noche de San Xoan

Publicado por Sole el 23 Jun 2005 en Diario

144948.jpg
Todo el mundo coincide en calificarla de mágica. Para las culturas precristianas, la noche de San Juan era el momento de celebrar que el día, es decir la vida, vencía a la noche, el eterno alter ego de la muerte. Claro que entonces sólo era la celebración del solsticio de verano, el apogeo del dios sol. Más tarde, el cristianismo santificó el rito solar al introducir la celebración de la festividad de san Juan. Hoy en día, ya no queda casi nada de presencia espiritual aunque sí de magia y de supersticiones.

En Galicia, ésta es una de las fiestas por excelencia. Centenares de ritos y costumbres adornan las tradicionales cacharelas, en torno a las que se chamuscan miles de sardinas y se queman centenares de apuntes escolares.

Guía práctica

Varios puntos de la geografía gallega destacan en la celebración de este día. En A Coruña incluso ha sido designada Fiesta de Interés Turístico Nacional. Cada 23 de junio se reúnen en este ciudad en torno a cien mil personas. A primera hora de la mañana comienzan los actos festivos con bandas de música y grupos folclóricos acompañando a una gran comparsa de gigantes y cabezudos. Con las primeras sombras de la noche, cuando ya la ciudad entera arde en sardiñadas por los cuatro costados, la fiesta se traslada a los principales arenales. En torno a la gran hoguera instalada en la playa de Riazor se van formando cientos de pequeñas cacharelas que arderán hasta bien entrada la madrugada. El Orzán, el Matadero o Las Lapas son otros de los escenarios tradicionales de la quema.

En la comarca de Vigo, las llamas también se apropian del ambiente. Si en la Playa de Samil y en Playa América se sitúa el botellón sanjuanero oficial, en la playa de la Fuente se alza la pira alternativa de la noche. En la propia ciudad, llama la atención el recorrido de comparsas que se realiza por todo el casco histórico y que finaliza en la plaza de Berbes.

La ciudad del Apóstol tampoco se olvida de San Juan. Tres puntos aglutinan las principales celebraciones: la praza do Irmán Gómez, la Algalia y el barrio de San Pedro. Abundan las sardinas, la empanada y el vino del país. En Lugo llevan la voz cantante los barrios, entre los que destacan el Montirón y A Piringalla. La noche que marca el inicio del verano es especialmente intensa en los barrios ferrolanos de Caranza, Canido y Esteiro, en donde además de sardinas habrá pan de millo. En Narón se encuentra un festejo singular en la parroquia de O Val, donde se conmemora la leyenda de la Pena Molexa. Según la tradición, esta hada convertida en pieda sólo cobra vida en la noche de San Juan, en la que toma forma humana para buscar al hombre de su vida.

Dos municipios, Cuntis y Poio, ponen en Pontevedra el toque especial en esta noche. En la primera se celebra el solsticio de verano en el castro de Castrolandín y en Poio se recibe el verano con una gran sardiñada popular y con un espectáculo pirotécnico y de luces.

A Lanzada es otro de los lugares más tradicionales para celebrar el 23-J. Allí se repetirá el rito de las siete olas en el que participarán mujeres que quieren quedarse embarazadas.

En zonas de Ourense, como Verín, Cartelle o Celanova, es tradición ir a bañarse al Miño, en un ritual purificador. En Carballo, se recupera una tradición celta y durante la noche se depositan a la entrada de las casas varios fiunchos o pétalos de rosa para ahuyentar a los malos espíritus. Al día siguiente, con los pétalos bañados en el agua, se rociarán la cara.

Para finalizar, una costumbre curiosa. En Petín, se sacan las macetas a la calle para que se renueven con el aire de la noche.

 
8

Luna

Publicado por Sole el 23 Jun 2005 en Diario

092227.jpg

Dicen que anoche la luna brilló mas grande que nunca. Yo creo que lo que paso en realidad es que se sentía sola y quiso acercarse para que alguien caminara enamorado bajo su luz.

 
0

En el borde

Publicado por Sole el 22 Jun 2005 en Diario

eloise.jpg

De regreso a casa. “La otra casa”. La de galicia.
Y otra vez la misma sensación. La de estar en dos mundos.
La de ser de aquel y de este. La de nos ser de ninguno.
Alli, porque tengo acento”gallego” aqui porque tengo acento “dedónde?”
Alli estan mis raices, mis semillas primeras, mis lazos profundos.
Los amigos de los primeros mates.
Las amigas de las tardes largas.
Los sueños miedosos del principio.
Aqui esta el nuevo mundo (paradójico, no?) La vida nueva. Los sueños nuevos. El amor profundo.
No se como desprenderme de ella, es como una capa de fina arena, que al pasar los días aparece por los rincones. De la nostalgia hablo, de la morriña. Tan gallega, tan rioplatense. Tan tanguera. Tan profunda como el mar, tan amarga como el mate. Y a la vez tan acogedor y tibio como cualquiera de ellos.
Tal vez como decía Juana de Ibarbourou, solo sera cosa, de dejar que mis raices salvajes, se pierdan entre madreselvas, aunque se sequen, para en unos días brotar de nuevo en el nuevo sol. Como la cigarra.Cantando

 
0

Infaltable

Publicado por Sole el 11 Jun 2005 en Diario

rurasado1.jpg
Mientras existan ciertas costumbres tengo esperanza.
Suena tonto que diga esto cuando hablaré de una costumbre uruguaya, tal vez muy prosaica, pero asi lo creo. Y me refiero al asado. Que todo el mundo piensa”argentino” pero que al igual que el mate y el dulce de leche son rioplatenses. Diganme cual puede ser la comida típica de un pais que tiene quince millones de cabeza de ganado? La carne!
El tema es cómo prepararla.
Un asado, no es solo comer, es la ceremonia previa lo que lo hace incluso mas sabroso.
Porque la carne, no va sobre el fuego, no, se hace sobre una parrilla que esta al lado y a la que debajo se le van agregando las brasas y asi lentamente se va haciendo.
Primer paso, que lleguen los amigos, el “experto” elige la leña que da mas brasas. Todos enseñan y lucen los cuchillos de mango de plata heredados de algun abuelo o tío sabedor. El mate circula tibio y alguien pone en vasos pequeños algun poco de “espillar”, “grapa” o “caña”. Aparece el pan, en lo posible con grasa, redondo, para dar rodaja ancha donde mas tarde dormiran las tiritas de carne de la “probada”
SE pone en tablas de madera, la “picadita”, donde van a parar todos los embutidos y quesos picantes que anden en la vuelta.
Mientras, se hacen las ensaladas y se deja en una tabla mas grande la carne para que se “orée” bien empapadita en chimichurri.
Luego que ya el fuego ha largado buena brasa, esta se va arrimando a los chorizos, ya que estos se hacen primero, para seguir haciendo boca.
A esa altura ya nos empezamos a poner al día con nuestras vidas, las bromas al asador, se mezclan con las confesiones, los transcurrires.
El agua del mate se termina y es la señal para que cada uno empiece a sacar ese “vino” que nadie podra igualar.
Se le acerca entonces brasas a toda la parrilla y se acomoda la carne, con el hueso para abajo para que se haga lenta, acumulando juguitos.
Los hay que la prefieren mas echa, para esos son los primeros trozos, los mas cercanos al fuego, los mas jugosos estan al final y los punto justo, al medio.
La mesa, larga y generalmente hecha de un tronco largo se llena de platos diferentes ya que cada uno desenvuelve el repasador(paño de cocina) anudado, donde dentro tiene lo necesario para degustar. Este momento siempre me ha semejado como el florecimiento de la mesa ya que alli abiertos quedan varios paños abiertos mostrando sus cuadritos o lunares con su centro de cristal o losa.
Las ensaladas llenan de rojos, blancos, naranjas y verdes y el aroma ya dibuja caracoles en el aire.
Los grupos se arman y se desarman en una danza de cuentos.
Finalmente la primera tanda de carne llega a la mesa.
Infaltable el primer brindis, en este caso por mi retorno al nido, primera mordida y la voz que siempre surge: “un aplauso pa’l asador”.
Al terminar, alguna de las damas se luce con el postre y mientras recogemos, aparecen las botellas de la sobremesa, los licorcitos, los rones, se mezclan con orujos gallegos y la alegria deja paso a la emoción y alguien se lee un poema y otro cuenta y otro recuerda y alguien da gracias y hacemos silencios llenos de tiempos compartidos.
Y somos tan humanos que damos gracias por habernos hecho tiempo, el tiempo de un asado para hablarnos, para sentirnos, para querernos.
Por eso creo, que estas cosas me dan esperanza, porque mientras sigamos generando espacios para el diálogo, tendremos una posibilidad de cambiar el mundo. Muy simple no?

 
0

Mabel

Publicado por Sole el 7 Jun 2005 en Diario

BignoniaGrandiflora-Medlar.jpg/>
Tenía un monton de buzos de angora marrones y lilas, unas chalinas que querían enredarse mas lejos. Unas manos con caricias escondidas,una voz con historias guardadas.Una casa verde clara o celeste(?). Un portón que chirriaba.Una maceta a la que nada le duraba.Una sala con sillones de cretonas floreadas que habían cobijado sus sueños de largas tardes. Una hermana.Una madre. Una gata. Pantalones bombilla, una bicicleta, muchas carpetas, miles de libros.Un poco de verdin que no le dejaba subir hacia arriba la comisura de los labios. Zapatos planos. Labiales que vencian sin usarse. Perfumes que no sabían de caminos por el cuello.
Pero hace dos meses cerro esa puerta prestada.
Hace dos meses que se le abre tanto la boca que los ojos le brillan entre dos ranuras.
La mano se le pierde en otra.
La voz encontró un eco. Tiene macetas con tierra nueva. Ella misma es un nuevo territorio que se muestra radiante. Que registra su nuevo nombre.
Que abre sendas.
Que alegría, tengo una amiga feliz.

 
0

Función en Casa

Publicado por Sole el 6 Jun 2005 en Diario

El sábado después de cuatro años, actué en casa, en Paysandú.
Sitio, Cuna del Sol. Público: Valiente, muy valiente. Porque atravesar el temporal que había fuera para escuchar cuentos, es echarle valor.
A medida que se abría la puerta y se colaban los ramalazos de viento frio, empapado en la fuerte lluvia, entraban los abrazos de reencuentros. Las preguntas atropelladas. Los acontecimientos vividos y por vivir.
Desde alguna de mis “maestras” de infancia, a los amigos que desde la primera función estuvieron.
Nil con su grupo de la “certera edad” a las que no derrota ni el tiempo ni el olvido. Olga enorme en su sonrisa. Pacho maleveando a la Perla que siempre ilumina con esos ojos. Nenina, Cristina, el Milton compañero de letras, el otro Milton que me dio el micrófono por primera vez en la radio, su nuevo amor que le cambia la cara, Mabel en su encuentro con la alegria. Madres que llegaban porque sus hija/os, me habían escuchado de pequeños y les pedían que no faltaran al estar ellos estudiando en Montevideo, amigas que dieron el valiente paso a la libertad, la Mercedes con su cámara y su inacabable energía, oyentes sin rostros de mis noches de radio y cuento y Jorge y Susana, los anfitriones que llenaron de tibio ambiente una noche tan especial.
Para que aparezca la foto, necesito un cable que quedó en la “caja de cables” de la casa gallega.
Pero el mejor retrato se queda en mi corazón.
Gracias, gracias, gracias!

Copyright © 2017 La Caja de los Hilos All rights reserved. Theme by Laptop Geek.