El bar del fondo del mar

_DSC6202
noviembre 12th, 2011
|

No sé si me creeréis. Pasamos la mitad de la vida ridiculizando aquello en lo que los demás creen, y la otra mitad creyendo en aquello que los demás ridiculizan.
Caminaba una noche por la orilla del mar de Brigantes, donde las casas se asemejan a navíos hundidos, inmersos en la niebla y en los vapores marinos, y donde el viento da a las ramas de las adelfas lentos movimientos de algas.
De improviso, del silencio oscuro salió un elegante viejo, vestido de negro, con una gardenia en el ojal, y al pasar cerca de mí se inclinó ligeramente. Me puse a seguirlo intrigado. Yo andaba a buen paso, pero me costaba estar cerca porque parecía que se movía volando a un palmo de la tierra, y sus pies no hacían ruido sobre la madera húmeda del muelle.
El viejo de detuvo un momento, trazando en el aire gestos con los que parecía calcular la posición de las estrellas. Luego asintió con la cabeza y empezó a descender una escalerilla que del muelle bajaba hacia las aguas oscuras.
Sin pensarlo, le seguí y así llegué a la tertulia del bar del fondo del mar, de allí llegan las historias que voy a contar.
Hay para elegir.
1-El primer hombre con sombrero;2-El segundo hombre con sombrero;3-El tercer hombre con sombrero;4-El dueño del bar; 5-La rubia; 6-El vendedor de alfombras, 7-El marinero;8-El hombre invisible;9-El hombre de la cicatriz;10-El joven del tupé;11-La chica del mechón;12-La señora con sombrero;13-El enano;14-El cocinero;15 El hombre de gafas negras;16- La niña;17-El viejo de la gardenia;18-El niño serio;19-El hombre de la capa;20-La anciana;21-La sirena;22-El perro negro;23-La pulga del perro negro

Twitter Facebook